Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Regalamos el Evangelio 2015
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Jueves, 18 de diciembre de 2014 | 23:06 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 4 diciembre 2012

De las cuatro razones por las que el hombre necesita que Dios exista

 
            Acostumbramos a enfocar el debate sobre la existencia de Dios desde el punto de vista del propio Dios, enfoque, por otro lado, nada carente de lógica, ¡cómo decir lo contrario! Pero nos preguntamos mucho menos o nunca, cuales son las razones no por las que Dios necesita existir, sino aquéllas por las que el hombre necesita que Dios exista, o en otras palabras, necesita creer en Dios. En definitiva, las razones no por las que Dios crea al hombre, sino aquéllas por las que el hombre “crea” (aquí entre comillas) a Dios.
 
            Y esas razones son muchas, muchísimas, todo lo cual no obsta para que, a bote pronto, a mí se me aparezcan resumidas en cuatro, aunque seguramente se podrán añadir más y cada uno de Vds. tendrá la suya muy particular. Pues bien, me propongo compartirlas con Vds. en el orden que a mi parecer, tienen de importancia, y recalcando que se trata de un enfoque de la existencia de Dios que nada tiene que ver con Dios mismo, sino con el ser humano.
 
            La primera la llamaría “el argumento del origen insondable”. El hombre necesita saber de dónde proviene, de donde proviene no sólo él, sino todo aquello que le rodea. De las cuatro razones que voy a dar es, en mi opinión, la menos importante, la menos condicionante, y también aquélla en la que con más ahínco y hasta aparente éxito, atacan los que no creen en Dios, no sienten necesidad de creer en El, o creen no sentir la necesidad de creer en Dios. El argumento del origen nos lleva al dios creador, al Dios del Génesis en definitiva, y se halla estrechamente vinculado a debates como el del creacionismo, la evolución, la primera pareja, el big bang, etc. etc. etc.
 
            La segunda la llamaría “el argumento de la justicia inalcanzable”. La necesidad del hombre de que sus hechos y los de sus congéneres sean adecuadamente juzgados y adecuadamente premiados o castigados, unido a la fatal constatación de que en este mundo la justicia, si no inexistente, sí es, por lo menos, muy deficitaria, lleva al hombre a la necesidad de confiar en una instancia suprema, infalible y en términos jurídicos, inapelable, que reponga todas las cosas al estado de justicia. Argumento estrechamente relacionado, como se puede entender, con la existencia de un juicio final, de un cielo y de un infierno (y hasta de un purgatorio), etc. etc. etc.
 
            La tercera la llamaría “el argumento de la finitud inaceptable”. El enamoramiento del hombre respecto de la vida, un enamoramiento que es constatable hasta en las personas a las que la vida trata con mayor crueldad, le lleva a esperar y a desear que ésta no se termine con la muerte, sino que perdure más allá. Este argumento es unible al miedo al vacío, al miedo a la nada, y por supuesto al debate sobre la trascendencia, la existencia de un alma distinta del cuerpo, la resurrección de la carne, la vida eterna y tantos otros.
 
            Al cuarto y último lo llamaría el “argumento de la verdad indivisible”, quizás el más apegado al terreno y al presente, a la realidad mundana de lo que nos acontece aquí mismo, pero no por ello, el menos importante desde el punto de vista del propio hombre, y por cierto el único de los cuatro que se relaciona sólo con las religiones monoteístas y excluye a las que no los son. La existencia de un Dios único obliga a la creencia en un orden en la creación, y en consecuencia, a la existencia de una verdad única. Una verdad que, evidentemente, no se presenta necesariamente al alcance del hombre en todo momento, pero que sí le obliga a intentar acomodar sus hechos y su pensamiento en la vía de esa verdad, y le prohíbe moralmente apartarse de esa vía. Que lo consiga o no, partiendo de las capacidades limitadas del ser humano, es otra cosa, pero en cualquier caso, la obligación permanece, forzándole a intentarlo y a justificar cuanto hace en esa búsqueda.
 
            Este último argumento es el que más irrita a los que presentándose como ateos –no digo que siéndolo en realidad, cuantos supuesto ateos en realidad no lo son y cuantos supuestos creyentes han perdido la fe- sólo buscan legitimar cualquier cosa sin necesidad de ofrecer otro argumento que el de la voluntad humana o colectiva de que las cosas sean así. Ni que decir tiene que este cuarto argumento se halla estrechamente relacionado con la vieja cuestión absolutismo vs. relativismo de las cosas, iusnaturalismo vs. positivismo, y que actualmente se halla en la base de muchas de las grandes cuestiones que se plantea la sociedad, por lo menos la occidental de raigambre cristiana, a las que no voy a aludir específicamente, pero que se hallan en el pensamiento de todos Vds..
 
 
            ©L.A.
            Si desea suscribirse a esta columna y recibirla en su correo cada día,
                o bien ponerse en contacto con su autor, puede hacerlo en encuerpoyalma@movistar.es
                Otros artículos en Tertio Millennio
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
(haga click en el título si desea leerlos)
 
 
Descubre el regalo que Religión en Libertad tiene para ti

Descubre el regalo que Religión en Libertad tiene para ti

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 2
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Antonio
04/12/2012
Necesidad de Dios.
Hoy su artículo me deja un tanto indiferente y frio.Yo necesito a Dios porque soy fruto y efecto de Su amor. y tal fruto no descansa hasta enconcontrarse en Él. Y conozco a Dios porque Él mismo se nos ha revelado en Jesús. Sólo ese Dios revelado como donación y entrega es capaz de motivarme. Solo ese Dios que ´´se mancha las manos´´ por nosotros es el que tiene sentido. Los otros ´´argumentos´´ son rebatibles desde otras filosofías y posiciones diferentes.
Almudena
04/12/2012
La necesidad de Dios la provoca Dios mismo.
Creo que si el hombre se plantea estas cuestiones es porque Dios existe y es El quien se las provoca para que salga al encuentro de Su llamada.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Luis Antequera
De formación jurídico-económica, profesionalmente hablando Luis Antequera ha trabajado tanto en el mundo de la banca como en el de la enseñanza. Las tres pasiones a las que dedica su tiempo son la literatura, la historia de las religiones y la actualidad socio-política. Ha publicado tres libros, “Jesús en el Corán”, “El cristianismo desvelado” y “Derecho a nacer”. Ha colaborado en diversos programas de radio y televisión. Actualmente es director del programa de radio “Iglesia perseguida”, quincenalmente los sábados a las 15:00 hs., y colaborador del programa “Diálogos con la Ciencia”, los viernes a las 00:00 hs., emitidos ambos en Radio María. En cuerpo y alma ofrece cada día su punto de vista sobre el mundo convulso que vivimos.

Luis Antequera, encuerpoyalma@movistar.es, es autor, editor y responsable del Blog En cuerpo y alma, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
DICIEMBRE 2014

Los niños de Pakistán ni han sido ejecutados ni han fallecido

Díptico de San Lázaro, en el día de su festividad. Hoy, Lázaro en la tradición cristiana

Díptico de San Lázaro, a quien resucitó Jesús: hoy, Lázaro en los Evangelios

De la palabra "homosexual": historia etimológica

Femen condenada ¡por fin!, conversiones forzadas de cristianos en India, otra masacre en Kenia

Del precio a pagar por convertirse al cristianismo en Egipto

Del precioso anuncio de cafés Marcilla

Más sobre la masturbación en el Antiguo Testamento

¿Sabe Vd. cuál fue la primera constitución democrática de muchos de los estados de Estados Unidos?

Del respetadísimo rabino (actual) que admitió que Jesús es el Mesías esperado por los judíos

¿Por qué tal día como hoy, 8 de diciembre, y no otro, la Inmaculada Concepción?

De la preocupante deriva religiosa en la India desde que asumió el poder el hinduista radical Modi

De la cuestión del "sabat" o sábado en la predicación de Jesús

Del himno "Santa Barbara bendita" que le cantan a su patrona los mineros

Triduo de Santa Bárbara: hoy, la patrona de los Artilleros

Triduo de Santa Bárbara: hoy, biografía de la santa

De la masturbación en la Biblia: hoy, en el Antiguo Testamento

Del origen de la palabra "islam" y otras cosas sobre el mismo término
NOVIEMBRE 2014

Termómetro: Boko Haram también mata musulmanes, otra víctima de la Ley de la blasfemia en Pakistán..

De la iniciativa de Rachida Dati sobre Asia Bibi en el Parlamento Europeo

Carta abierta a D. Florentino Pérez, presidente del Real Madrid

Carta abierta del marido de Asia Bibi publicada en New York Times

Del divorcio en el Antiguo Testamento

De algunos agrapha concretos muy interesantes

De D. Winston Churchill y el Duque de Alba: una curiosa anécdota

De la fiesta de Jesucristo, rey del universo, que celebramos hoy

Del leccionario, o el método para la elección de las lecturas en cada misa

Introdúzcase en el apasionante mundo de los "agrapha" evangélicos

De ese pobre marido maltratado que encima pasa por maltratador

De la "minya" judía, el quórum necesario para realizar oraciones comunitarias

De las ayudas a la familia en España y en Europa: breve estudio comparativo

Del descubrimiento de la doble circulación de la sangre por Servet en su "Christianismi Restitutio"

Del Sr. Gallardón y "el Lobby"

Termómetro: los terroristas más ricos, 47 niños asesinados en Nigeria, la vida de Asia Bibi peligra

Del voto esclavo

Del presumido San Juan, autor del Cuarto Evangelio

Del gran tratado neotestamentario sobre la envidia: la Carta de Santiago

De la Biblia de los Duques de Alba, preciosa biblia entre las primeras en español

De la catedral de la Almudena de Madrid: una reseña histórica en el día de la Virgen de la Almudena

Un siglo hoy de la primera transfusión de sangre

Más buenos consejos provenientes del Eclesiástico

De los hermanos de Jesús en los evangelios

De los fariseos que conoció Jesús

Del sombrío panorama demográfico que asuela a España

De los historiadores de la Iglesia: hoy, Eusebio de Cesarea

De la palabra "exacta" con la que San Pablo se refirió a los homosexuales

¿Se imaginaba Vd. que Austria, Australia y Uruguay significan casi lo mismo?

De Juan Pablo II, el Papa que sabía pedir perdón

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2014 (30 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (30 artículos)

AGOSTO 2014 (31 artículos)

JULIO 2014 (31 artículos)

JUNIO 2014 (30 artículos)

MAYO 2014 (31 artículos)

ABRIL 2014 (30 artículos)

MARZO 2014 (31 artículos)

FEBRERO 2014 (28 artículos)

ENERO 2014 (30 artículos)

DICIEMBRE 2013 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (29 artículos)

OCTUBRE 2013 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (29 artículos)

AGOSTO 2013 (29 artículos)

JULIO 2013 (31 artículos)

JUNIO 2013 (30 artículos)

MAYO 2013 (31 artículos)

ABRIL 2013 (30 artículos)

MARZO 2013 (31 artículos)

FEBRERO 2013 (29 artículos)

ENERO 2013 (31 artículos)

DICIEMBRE 2012 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (23 artículos)

OCTUBRE 2012 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (30 artículos)

AGOSTO 2012 (31 artículos)

JULIO 2012 (30 artículos)

JUNIO 2012 (29 artículos)

MAYO 2012 (31 artículos)

ABRIL 2012 (29 artículos)

MARZO 2012 (29 artículos)

FEBRERO 2012 (29 artículos)

ENERO 2012 (30 artículos)

DICIEMBRE 2011 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (30 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (20 artículos)

AGOSTO 2011 (21 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (30 artículos)

ABRIL 2011 (29 artículos)

MARZO 2011 (30 artículos)

FEBRERO 2011 (26 artículos)

ENERO 2011 (26 artículos)

DICIEMBRE 2010 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (30 artículos)

OCTUBRE 2010 (23 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (30 artículos)

AGOSTO 2010 (25 artículos)

JULIO 2010 (27 artículos)

JUNIO 2010 (27 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (19 artículos)

MARZO 2010 (21 artículos)

FEBRERO 2010 (24 artículos)

ENERO 2010 (20 artículos)

DICIEMBRE 2009 (24 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (25 artículos)

OCTUBRE 2009 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (8 artículos)

JULIO 2009 (11 artículos)

MAYO 2009 (1 artículos)

Regalamos el Evangelio 2015
Lo más leído
1 «Los orígenes paganos de la Navidad son un mito sin fundamento histórico»: conozca por qué
2 Los niños de Pakistán ni han sido ejecutados ni han fallecido
3 Designada la primera obispesa anglicana para Inglaterra: ningún país con ellas ha ganado fieles
4 «Sálvame diario», de Tele 5, podría suprimirse al entender Competencia que no es programa para niños
5 Adviento: El silencio de Zacarías es actual. San Agustín
6 El libro de Los Tres Mosqueteros
7 «Denunciad a vuestros compañeros de trabajo contrarios a las bodas gays»: una universidad «católica»
8 La COPE lanza un emocionante spot para transmitir ilusión y optimismo en esta Navidad
9 Nadie le habló de Dios, pero rezaba de niño y oraba a Jesús; el teatro le llevó al bautismo y la fe
10 «San José, en el peor momento, carga sobre sí el problema»: Francisco habla de los elegidos de Dios