Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Pastores y por eso, mártires (4)

Victor in vínculis

26 noviembre 2012

Después de la Consagración al Corazón de Jesús en 1925 y de la colocación del bronce de Santa Margarita María Alacoque en 1927, las noticias y referencias seguirán hablando del celo de los sacerdotes que trabajaban en la parroquia de Alcaudete. Don Juan Francisco Rivera Recio, autor de “La persecución religiosa en la Diócesis de Toledo (1936-1939)”, nos narra de esta manera los sucesos en los días del inicio de la Guerra Civil (págs. 294-298).
El 18 de julio de 1936 regían celosamente la parroquia de la Inmaculada Concepción de Alcaudete de la Jara (Toledo) los Siervos de Dios Clemente Villasante Rodríguez y José Fernández-Avilés Huertas, párroco y coadjutor respectivamente. Instigados por las respectivas familias a huir se negaron a abandonar el pueblo arrojándose por entero en brazos de la Providencia.
 
El 21 de julio de 1936, buscando refugio, llegó a La Fresneda el capellán del Cardenal Gomá, Anastasio Granados. Antes, según él mismo relató, pudo conversar con don Clemente al pasar por Alcaudete. Después de haberse confesado con él, recibió del párroco el siguiente encargo: “-Si tiene noticias de nuestro encarcelamiento o ejecución, hágase cargo de la parroquia para que no falte la asistencia espiritual necesaria”.
Custodiadas por milicianos la casa rectoral y la del Coadjutor, contiguas e interiormente comunicadas, convencidos de que Dios les quería para el martirio, sin quitarse por un momento la sotana, se dieron totalmente a la oración. Celebraran la Santa Misa, confesaban frecuentemente, alentaban a los familiares y de cuando en cuando subían al torreón de la casa rectoral para desde allí absolver a distancia a los que suponían eran llevados a fusilar.

           Por fin, el 30 de julio, una camioneta de milicianos armados llegó a la puerta de la casa reclamando en tono imperativo la presencia de los “Curas”. Ni un momento de vacilación… El Párroco bendijo por última vez al pueblo y a las tiernas lágrimas de sus familiares que les despedían, contestaron: “Ha llegado la hora; es preciso honrar nuestro sacerdocio. ¡Adiós!... ¡Hasta el cielo!...”. En cuanto salieron a la calle, fueron maniatados. El Párroco sin poderse contener les preguntó con espíritu evangélico: “¿Por qué obra buena de tantas como hicimos nos tratáis así?”. Pero entre lloros de sus madres ancianas, gritos de niños asustados y miradas de curiosos que sin protesta veían aquella injusticia, les hicieron subir a la camioneta. Todavía intentó recabar el Párroco unas palabras de defensa: “Qué digan esos que mal les hemos hecho”… El silencio de aquellos fieles cobardes quiso acaso no estorbar el plan de Dios que aceptaba complacido la sangre generosa de los mártires. Pidieron el Breviario y se lo negaron… Arrancó, por fin, la camioneta y en la cuesta primera del pueblo dirigieron su última mirada compasiva y amorosa hacia la parroquia, que, asentada sobre un rico campo de huertas, habían dirigido por espacio de veinte años.
En el trayecto de Alcaudete a Talavera de la Reina (21 kms) no se olvidaron de su función ministerial: hablaron y platicaron con tal fuerza de raciocinio y en tono tan sentimental que uno de los milicianos se mareó y otro viajero de El Membrillo se bajó del coche, quizá por no poder soportar aquella palabra persuasiva y recriminatoria para los asesinos. Llegaron a Talavera y entre miradas siniestras de unos y blasfemias de otros atraviesan la ciudad natal del Párroco, siendo presentado a un Comité. “Aquí nada tenemos que hacer, les dijeron; en su pueblo podíais haber hecho lo que fuera”. Negada también la entrada en la cárcel, determinaron los que les custodiaban llevarles por la carretera de Madrid a la finca llamada “Palomarejos”. Al divisar la ermita de Nuestra Señora del Prado derramaron abundantes lágrimas y pidieron en último esfuerzo les dejaran ir a ver a sus hermanos. Todo inútil. Nada pudo ablandar el corazón de aquellos hombres, ansiosos de ver derramada cuanto antes la sangre de sus víctimas y saciar de algún modo la ira salvaje que les devoraba. Como divisaran a una criada conocida, que por aquel lugar pasaba, le rogaron intercediera para que les dejaran presos en Talavera; pero interrogada por un miliciano simuló no conocerles. Les condujeron a una huerta cercana a la ciudad y… junto a la noria, al grito de ¡Viva Cristo Rey!, recibieron la descarga que les abrió para siempre las puertas del cielo. En una fosa común del Cementerio reposan los cuerpos de aquel Párroco y Coadjutor harto ejemplares, unidos con lazos tan estrechos e identidad de suerte en vida y martirio.
             Después de la Guerra los cuerpos fueron trasladados a Alcaudete de la Jara y, actualmente, reposan en la zona del presbiterio de la parroquia de la Inmaculada Concepción.
Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
1 COMENTARIO
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

W Blanco
26/11/2012
El mal tiene nombres y apellidos.
Si todos los cristianos mueren martes, se acabaría el cristianismo. Hay que evitar que aquella barbarie se repita, y hay que luchar con contundencia contra los enemigos del catolicismo. Y los mártires no lo fueron a causa de un terremoto o un pedrisco, sino por personas y organizaciones criminales que deseaban exterminarles. Y muchos españoles dieron su sangre y su vida por defender a los católicos, aunque nunca he oído una palabra en la Iglesia en recuerdo de los que lucharon por ello, y he visto como la jerarquía pactaba con los descendientes políticos de aquellos asesinos. Luego, nos acordamos de Santa Bárbara bendita cuando truena.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, jorgelteulon@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2012

"Soy Católico Apostólico Romano"

Pastores y por eso, mártires (y 5)

Pastores y por eso, mártires (4)

Pastores y por eso, mártires (3)

Pastores y por eso, mártires (2)

Pastores y por eso, mártires (1)

Misioneros claretianos y mártires (y 2)

Misioneros claretianos y mártires (1)

Seminaristas claretianos de Cervera

Otros mártires claretianos

La mataron simplemente por ser religiosa

El martirio del Cristo de la Vega de Toledo

Siervo de Dios Rafael Martínez Vega (y 2)

Siervo de Dios Rafael Martínez Vega (1)

El destierro del Cristo de El Pardo

2007: el año de los mártires

Nuestro Padre Jesús de Medinaceli, perseguido y deportado

Ver posts de otros meses

MAYO 2017 (15 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (24 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (19 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (13 artículos)

FEBRERO 2016 (13 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (13 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS