Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Domingo, 23 de noviembre de 2014 | 12:17 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 8 agosto 2012

¿Donde está el Reino de Dios?

¿Cuál es el Reino de Dios? ¿Dónde se encuentra? ¿Es que hay más de un Reino de Dios? Se habla mucho del Reino de Dios deslavazadamente, se le menciona muchas veces sin venir a cuento y sin explicar el porqué, y esto produce confusión entre los fieles a los que muchas veces, este tema se les hace enrevesado y por ello se plantean las preguntas que encabezan este escrito. Trataremos de dar respuesta a las tres preguntas

             De entrada y en términos generales, hay que asegurar que solo existe un único Reino de Dios y que este reino siempre se encuentra, dónde Dios se encuentra. Nuestra mente habituada a las limitaciones que le impone la materia de su cuerpo, no capta rápidamente cualquier problema que se le presente en el que no intervenga el tiempo y el espacio y tiende siempre en el primer momento a pensar como materia y no como espíritu. Por ello siempre tiende a tener una visión antropológica de Dios, es decir a pensar que Dios es una persona como nosotros mismos. Pero Dios al ser espíritu puro, por un lado, carece de ubicación en el espacio, ya que es solo la materia, la que necesita ubicarse en el espacio y por otro lado Él, tampoco está sometido al dogal del tiempo como como le sucede a todo lo que es propio del orden del espíritu, todo lo espiritual vive en la eternidad, solo la materia que es siempre corruptible, está sometida al tiempo, el espíritu al ser eterno es incorruptible.

             Por todo lo anterior el Reino de Dios, es eterno e incorruptible, porque el Reino de Dios es Dios mismo, dónde está Dios está su reino. Por ello si solo existe un Dios, solo existe un Reino de Dios. Su reino es el mismo y está siempre donde Él está. Pero como Dios tiene el don de la ubicuidad, Dios está en el cielo y en todas partes, pero especialmente reside en la intimidad de las personas que viven en su gracia y amistad: “Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él y en él haremos morada”. (Jn 14,23). Es el principio de inhabitación de Dios, que es como decir que el Reino de Dios está en el alma humana. Somos templos vivos de Dios. San Pablo en la primera epístola a los corintios machaconamente nos dice y repite: “¿No sabéis que sois santuario de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? Si alguno destruye el santuario de Dios, Dios le destruirá a él; porque el santuario de Dios es sagrado, y vosotros sois ese santuario”. (1Co 3,16-17). Y más adelante insiste: “¿O no sabéis que vuestro cuerpo es santuario del Espíritu Santo, que está en vosotros y habéis recibido de Dios, y que no os pertenecéis? ¡Habéis sido bien! Glorificad, por tanto, a Dios en vuestro cuerpo”. (1Co 6,19-20). Para Salomón la presencia de Dios en la intimidad de nuestro ser es como recibir un beso del Espíritu Santo y así lo manifiesta en el Libro del Cantar de los cantares, donde se puede leer: “¡Que me bese ardientemente con su boca! Porque tus amores son más deliciosos que el vino”. (Ct 1,2).

             Indistintamente, el Señor en los evangelios nos habla del Reino de Dios, unas veces refiriéndose al Reino de Dios en los cielos, así por ejemplo, cuando emplea la hipérbole del camello y el ojo de la aguja y dice: Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de Dios”. (Lc 18,25) y otras veces cuando se refiere al Reino de Dios en nuestros corazones y así nos dice: “Buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todo lo demás se os dará por añadidura”.  (Mt 6,33).

             Una persona escribió una vez: “Dos reinos hay en mi corazón el tuyo y el mío. Hasta que el mío no sea completamente derrotado por el tuyo, yo no podré ser feliz”. Todos los que vivimos en gracia y amistad de Dios, somos templos de Dios vivo, pero ello no debe de ser suficiente para nosotros; nuestro deber es encontrarlo ahí dentro de nuestro ser en lo más profundo de nuestra alma donde el habita, porque solo encontrándole a Él, es cuando se habrá consumado nuestra completa felicidad, cuando los ojos de nuestra alma hayan logrado captar los reflejos de amor que emanan de la Luz tabórica. Si, el Reino de Dios inhabita en nuestro ser, pero mientras no lleguemos a encontrarlo, nunca habremos logrado entregarnos de verdad a su amor. Por ello buscarlo siempre constantemente, porque esa búsqueda nos alentará siempre a amarlo más. Cuanto más amemos más fácil será el encuentro y no busquemos similitudes o experiencias ajenas, todos somos criaturas diferentes y para cada uno de nosotros, Él tiene la forma distinta y especial de relacionarse con cada uno de nosotros. Todos somos conocidos y amados de Él de una forma única, y por separado.

Henry Nouwen a este respecto escribe diciendo: En nuestra sociedad ser elegido siempre implica que hay otros que no lo son. Pero esto no sucede con Dios. Dios elige a su Hijo para revelarnos a nosotros que nosotros también somos elegidos. En el Reino de Dios no hay competencia ni rivalidad. El Hijo de Dios comparte su elección con nosotros. En el Reino de Dios cada persona es preciosa y única, y a todos se les ha dado ojos para ver la elección de otros y regocijarse en ella”.

             Pero desgraciadamente no todo el mundo vive en gracia de Dios y el reino se encuentra lejos de  aquellos que no viven la amistad y gracia de Dios, es por ello que la Iglesia como escribe Joseph Rohr, tiene una misión que se extiende más allá de si misma. Su misión es la extensión del Reino a todas las personas y la transformación del mundo en el Reino de Dios. Por esta razón, la tradición católica ha sido siempre de transformación social, tanto la transformación social en el interior de la Iglesia como la de la sociedad fuera de la Iglesia.

           Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

            Otras glosas o libros del autor relacionados con este tema.

 -        Libro. RELACIONARSE CON DIOS.- www.readontime.com/isbn=9788461220588

-        Libro. SANTIDAD EN EL PONTIFICADO.- www.readontime.com/isbn=9788461266357

-        ¡Tarde te amé! Glosa del 22-09-10

-        Templos vivos de Dios. Glosa del 07-09-11

-        Los pinceles de Dios. Glosa del19-05-10

             Si se desea acceder a más glosas relacionadas con este tema u otros temas espirituales, existe un archivo Excel con una clasificada alfabética de temas, tratados en cada una de las glosas publicadas. Solicitar el archivo a: juandelcarmelo@gmail.com

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan del Carmelo
Juan del Carmelo no es quien dice ser. O mejor dicho, es quien es, pero prefiere presentarse en su alter ego Juan del Carmelo que no es más que un seglar que, a finales de los años 80, experimentó la llamada de Dios y se vinculó al Carmelo Teresiano. Ha publicado libros de espiritualidad como «Mosaico espiritual», «Santidad en el Pontificado», o «En las manos de Dios» Como lo cortés no quita lo valiente es, además, un empresario de éxito. Y nos acompaña, con sencillez y hondura, desde «El blog de Juan del Carmelo».

Juan del Carmelo, es autor, editor y responsable del Blog El Blog de Juan del Carmelo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2014

Necesidad de amar a Dios

Necesidad de buscar a Dios

Amor del cuerpo, amor del alma

Razón de ser del sufrimiento

Rompecabezas de nuestra existencia

Santificarse y salvarse

Compasión, orgullo y humildad

¿Para qué sirve el sufrimiento?

Sacrificios

Conversiones espectaculares y silencisas

Hastio y tedio de la vida

Machacar la Verdad
OCTUBRE 2014

Al pié de la cruz

Hacerse el gracioso

Cómo se santifica uno

Intransigencia católica. Depósito de la fe

Gobierno de Dios, gobierno del pueblo

Me estoy haciendo viejo

Necesidad de la mortificación

En medio de nuestra guerra

Inmutabilidad divina y relativismo

Manso y humilde

Iluminación divina de la mente humana

¿Tengo yo el alma limpia?

Hambre de amor a Dios

Voluntad de Dios, fuente de bienes

Errores al querer conocer a Dios

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2014 (14 artículos)

AGOSTO 2014 (16 artículos)

JULIO 2014 (15 artículos)

JUNIO 2014 (15 artículos)

MAYO 2014 (16 artículos)

ABRIL 2014 (15 artículos)

MARZO 2014 (15 artículos)

FEBRERO 2014 (14 artículos)

ENERO 2014 (16 artículos)

DICIEMBRE 2013 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (15 artículos)

OCTUBRE 2013 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (15 artículos)

AGOSTO 2013 (15 artículos)

JULIO 2013 (16 artículos)

JUNIO 2013 (15 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (16 artículos)

FEBRERO 2013 (14 artículos)

ENERO 2013 (16 artículos)

DICIEMBRE 2012 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (15 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (15 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (16 artículos)

JUNIO 2012 (15 artículos)

MAYO 2012 (15 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (16 artículos)

FEBRERO 2012 (14 artículos)

ENERO 2012 (16 artículos)

DICIEMBRE 2011 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (15 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (15 artículos)

AGOSTO 2011 (15 artículos)

JULIO 2011 (16 artículos)

JUNIO 2011 (15 artículos)

MAYO 2011 (15 artículos)

ABRIL 2011 (15 artículos)

MARZO 2011 (16 artículos)

FEBRERO 2011 (14 artículos)

ENERO 2011 (15 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (15 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (15 artículos)

AGOSTO 2010 (16 artículos)

JULIO 2010 (15 artículos)

JUNIO 2010 (15 artículos)

MAYO 2010 (16 artículos)

ABRIL 2010 (15 artículos)

MARZO 2010 (16 artículos)

FEBRERO 2010 (14 artículos)

ENERO 2010 (15 artículos)

DICIEMBRE 2009 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (15 artículos)

OCTUBRE 2009 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (13 artículos)

JULIO 2009 (14 artículos)

JUNIO 2009 (12 artículos)

MAYO 2009 (7 artículos)

Lo más leído
1 Llegó cubierto de tatuajes a la abadía donde hoy es monje ¡y los conserva!: «Es parte de lo que soy»
2 Del leccionario, o el método para la elección de las lecturas en cada misa
3 El 22-N tendrá continuidad el 14-M: «No somos cautivos de nadie, ni nuestra voz, ni nuestro voto»
4 La familia por encima de las ideologías
5 Rajoy, de héroe a villano
6 De la fiesta de Jesucristo, rey del universo, que celebramos hoy
7 El lobby gay quiere ahora censurar el exitoso programa de televisión de una familia con 19 hijos
8 Necesidad de amar a Dios
9 La eficacia del Rosario «in articulo mortis»: murió por ELA tras recibir tres días de gracia
10 Cristo es Rey de vivos, no de muertos. San Justino