Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Domingo, 23 de noviembre de 2014 | 21:40 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 27 abril 2012

Su madre fue violada, él fue el resultado de esa violación, hoy es sacerdote

El pasado 25 de marzo de 2012 publicamos un postcon un video testimonial de mujeres que resultaron embarazadas después de una violación y cómo, pese al modo como fueron concebidos sus bebés, decidieron tenerlos (cf.Video: embarazada por violación. ¿Asesinar al bebé o dejarlo nacer?). 
 
Más recientemente el suplemento de religión del periódico argentino Clarín (n. 92, abril 2012) publicó una entrevista testimonio sobre un sacerdote que le debe a su mamá el coraje de haberle traído al mundo, pese a ser también fruto de una violación. Lo ofrezco íntegro a continuación pues seguramente les dará mucha luz.
 
***
 
UN TESTIMONIO REVELADOR
La satisfacción de apostar por la vida

Hace 42 años, su madre quedó embarazada tras ser drogada y violada por varios hombres en Medellín. Pero no quiso abortar y lo trajo al mundo. Hoy es sacerdote, a cargo de dos parroquias en Comodoro Rivadavia.
 
Ella era una joven de condición humilde, buena y bonita, llena de ilusiones a sus 27 años, allá por 1968. Había dejado su pueblo, Argelia de María, en la provincia colombiana de Antioquia, para ir a su capital, Medellín, a cursar la carrera de medicina. Trabajaba duro en una empresa para costearse los estudios.
 
Sola en la ciudad, iba relacionándose, buscando hacer amistades en su círculo más cercano. Por eso, un día aceptó inocentemente la invitación a una fiesta que le hicieron sus jefes y compañeros de oficina. Fue una decisión con consecuencias horrorosas. Esos mismos jefes y compañeros le habían tendido una trampa: en la fiesta la drogaron, luego la llevaron a un sitio apartado y -borrachos- la violaron repetidamente. Como consecuencia de ello quedó embarazada.
 
Fiel a sus convicciones, asentadas en una profunda religiosidad, decidió no abortar y salir adelante. Así es que dio a luz a Alfar Antonio, que con el tiempo conocería su tan traumática concepción y se sobrepondría apelando también a la fe. Una fe creciente que lo llevaría a descubrir su vocación sacerdotal, ordenarse y llegar a ser el mayor orgullo de su madre.
 
Llevado por su carisma misionero, el hoy padre Alfar Antonio Vélez vive desde hace unos años en Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut, donde tiene a su cargo dos parroquias (San Jorge y Santa María Goretti), siendo muy valorada su labor religiosa por sus superiores. A raíz del reciente fallo de la Corte que –al interpretar el artículo 86 del Código Penal– determinó que todos los abortos por violación -no sólo los de una mujer insana- son "no punibles", decidió abandonar su discreción y contar por primera vez su conmovedor caso.
 
 -¿Cuándo y cómo se enteró de algo tan dramático?

 
-Primero debo decirle que la familia de mi mamá era muy moralista y que, cuando se enteraron de que había quedado embarazada, la obligaron a casarse con un viudo para tratar de tapar todo. Pero ese matrimonio no funcionó porque, cuando volvió a quedar embarazada, su marido empezó a tener una doble vida, además de que la golpeaba y se emborrachaba. Como sus padres la presionaban para que no se separara, decidió seguir con su marido y el hijo de ambos, pero para sobrellevar tanta adversidad me entregó a mi abuela.

 
-¿Y entonces?

 
-Mi abuela empezó a darme todo lo que necesitaba: alimentación, llevarme a la escuela ... y yo fui abriéndome paso un poco por mi cuenta. Ello provocó una relación de cierta distancia con mi madre que, al final, no pudo vivir más con su marido y le tocó sola salir adelante con mi hermano. Un día, como mi abuela me pedía que le diga papá a mi abuelo, le pregunté cómo podía ser él mi abuelo y mi papá a la vez. Ello provocó una reunión con mi madre, que me contó lo que le había pasado. Que mucha gente quería que me abortara, otras que me vendiera y otras que me regalara. Y que, incluso, había mucha gente interesada en mí.

 
-¿Por qué ella no quiso abortar? ¿No temía que su maternidad fuese muy traumática?

 
-Mi madre era una mujer de mucha fe, muy practicante y muy santa. Ella decía que, pese a las tan terribles circunstancias, llevaba en su seno el milagro de una nueva vida, una vida que Dios le había dado y que, por sus convicciones, no podía abortar. Y que si Dios se la había dado debía encontrarle el sentido. Para ella lo más duro era no poder mostrarme un padre que me amara, que me enseñara a caminar, pero lo sobrellevaba sintiendo que yo la llenaba totalmente. Y que, tarde o temprano, sería su bastón. De hecho, los tres años que vivió conmigo a raíz de una larga enfermedad hasta su muerte, en 2009, fueron para ella los años más bellos de su vida.

 
-¿Cómo fue su reacción cuando se enteró? ¿Qué edad tenía?

 
-Para mí fue muy duro. Tenía apenas 10 años. Reaccioné con mucha severidad contra mi madre. Con el paso del tiempo y de una vida muy triste, fui a la iglesia a reclamarle a Dios, a preguntarle por qué a mí. Como yo le hablaba a los gritos, vino un sacerdote y me dijo que estaba formulando mal la pregunta: "No es por qué, sino para qué", señaló. Que creía que Dios, precisamente a raíz de mi situación, me estaba llamando para cosas grandes. En fin, me dijo que Dios escribe derecho sobre renglones torcidos y que iba a ser un instrumento de El. Y me leyó el pasaje de Jeremías, donde Dios lo llama, pero este se resiste y el Señor le dice: "No te preocupes, yo haré todo por ti". 

 
-¿A partir de entonces su vida dio un vuelco?

 
-Sí, aquella charla me marcó. Ese sacerdote terminó siendo como un padre. Y fue construyendo en mí la obra de Dios porque el Señor se vale del hombre para salvar al hombre. Empecé a valorar la vida, a integrarme a personas de bien que valoraban mi esfuerzo para superar la situación. Llegué a ser catequista sin darme cuenta de que Dios me estaba preparando para elegir el sacerdocio. Alcancé a tener una novia, aunque la relación no fue realmente seria, hasta que decidí ir al seminario, hablé con el director espiritual y terminé confirmando mi vocación religiosa. Comprendí que Dios había querido que mi mamá no abortara porque confiaba en mí y anhelaba que, aunque fuese fruto de un pecado muy grave, sea su instrumento para llegar a tantas partes con su luz, su gracia y su amor.

 
-¿Tuvo asistencia psicológica?

 
-No. Sólo religiosa, y la amistad muy grande que entablé con todos los sacerdotes de la parroquia.

 
-¿Qué le diría a su padre si tuviera ocasión de encontrarse con él? 

 
-Sólo lo abrazaría. Y le daría gracias a Dios por ser mi verdadero padre y darme la oportunidad de vivir, pues sé que los padres de este mundo son una especie de boceto, un borrador. Padre, lo que se dice padre, solo es Dios.

 
-¿Cuál sería su mensaje a la sociedad sobre la punibilidad o no del aborto en caso de violación? 

 
-Que volvamos a leer el Génesis, donde dice que Dios tomó barro, hizo al hombre y le insufló aliento de vida. Dios nos creó a su imagen y semejanza. Mi respiración es la respiración de Dios. Somos lo más bello del mundo. Entonces, no tenemos derecho a quitarle la vida a ningún inocente porque no tiene la culpa de cómo vino al mundo. La culpa las tenemos aquellos que, de pronto, nos equivocamos y no hacemos la voluntad de Dios.

 
-¿Y qué palabra tendría para una mujer que fue violada?

 
-Le diría que Dios es el dueño de la vida y que a ella la hizo instrumento de vida. Que la culpa la tiene el violador, no el niño que lleva en su seno. Creo que la decisión de abortar se acabará cuando pensemos que toda vida es un regalo de Dios, más allá de cómo fue concebida, del dolor, o de la alegría. El sabe por qué y con el tiempo uno va descubriendo el para qué.

 
-¿No puede llegar a ser una carga terrible para la madre? 

 
-Para mi madre fue su máximo orgullo haber defendido la vida. Y su máxima satisfacción y alegría fue haber visto en mí a un hombre de bien para la sociedad. Ella pensaba acerca de cuántos hombres y mujeres de bien se privó la sociedad por el aborto. 

 
-¿Qué hubiera sido de usted sin su fe?

 
-Siempre digo que la fe es lo más valioso que tenemos. Y que –aunque perdamos todo- no la podemos perder. Dios se vale de mí para hacer obras; yo soy solo su instrumento. Y si el quiere que mi testimonio ayude a hacer recapacitar a una persona y salve una vida, entonces esta entrevista habrá valido la pena. 

 
*** 

 
LinkNewsAgency en Twitter: http://twitter.com/mujicaje
En http://twitter.com/web_pastor hablo de fe y social media, periodismo y tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la religión. 
Blog personal independiente: http://actualidadyanalisis.blogspot.com
Evagelidigitalización: http://evangelidigitalizacion.blogspot.com
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 7
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Maria Garcia
16/05/2012
Defensa de la vida.
No es porque! sino para que! , mi Madre siempre decia en los momentos mas dificiles de tu vida , preguntale a Dios .... que quieres de mi Senor en esto tan dificil que me toca vivir dame luz y sabiduria para comprender.... y nos consolaba diciendo por mas mal que te vaya siempre es para algo mejor.... el ver los resultados tarda tiempo pero siempre de lo mas triste y dificil en mi vida ha salido lo mas bello ... recuerda cuando mas oscuro esta , es que ya va a amanecer, bien por esta mujer que tuvo el valor de defender a su hijo por su Fe en Dios, los demas pueden ser feos conmigo pero no por eso yo sere fea con los demas ! Este testimonio nos deja muy claro defensa de la vida!!!
Juan Collinet
01/05/2012
Sr..
JEM, LC: Esperaba un comentario más serio. Lo siento, para decir tonterías sobre leyendas negras de la Iglesia se puede ir a otro lado.
Ángeles
27/04/2012
Confianza en Dios.
Qué clara se ve la Mano de Dios, ya que de un suceso horroroso Él sacó tanta bendición con este buen Sacerdote. Ojalá nos inspiré a todos a confiar, a pesar de todo, en la Divina Providencia!
Esmeralda
27/04/2012
Muy buena historia.
Muy bonita historia, ojala que las mujeres en estas situaciones pensaran en su casi y paren el crimen de quitarle a un inocente la oportunidad de venira al mundo a un futuro que solo Dios conoce.
meme
27/04/2012
falta más gente como él.
lamentablemente como dice el sacerdote, la sociedad ha perdido muchos hombres y mujeres de bien porque fueron abortados...
Isabel
27/04/2012
´´No es por qué, sino para qué´´ .
¡Cuánta verdad!

Ojalá que, a la hora de afrontar las dificultades, tengamos la gracia de Dios para formularle bien la pregunta.
Manuel de María
27/04/2012
Muchas gracias. A Dios y a vosotros, gente de ReL.
Creo en Dios P A D R E. Muchas gracias.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge Enrique Mújica, LC
Jorge Enrique Mújica, LC, ha sido coordinador de la sección española de la oficina de prensa del Centro de Estudios Superiores, en Roma, donde también es profesor de estilo de ideas y retórica. Tiene estudios en lenguas clásicas y humanidades por el Centro de Humanidades de Salamanca, España; filosofía por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum; además de diplomados de especialización en teatro, por la Universidad de Guanajuato; de comunicación oral y escrita, por el Centro de Estudios Superiores. Actualmente cursa el máster en Iglesia, Ecumenismo y Religión, en la facultad de teología del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum. Ha sido parte del equipo de trabajo del director territorial (provincial) de los Legionarios de Cristo, en Monterrey, México; imparte pláticas sobre ética de las comunicaciones sociales, además de ser editor y jefe de redacción del semanario Análisis y Actualidad y colaborador del programa de radio “Escuela de la fe” de la red Radio Guadalupe, en Texas. Desde el segundo semestre de 2010 reside en la sede de la dirección general de los Legionarios de Cristo, en Roma, donde colabora como parte del equipo de trabajo de la secretaría general de la congregación. Periodista acreditado para ForumLibertas.com y blogger de ReligionenLibertad.com. Publica ordinariamente en diferentes medios de comunicación y es consultor en ética de las comunicaciones sociales en el conocido portal Catholic.net. Perfil de Twitter: http://twitter.com/mujicaje.

Jorge Enrique Mújica, LC, jem@arcol.org, es autor, editor y responsable del Blog Análisis y actualidad, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2014

El 20% de los estadounidenses comparten su fe en las redes sociales

La situación vocacional en la Iglesia: estadísticas y números completos

Monja a los 82 y con tres hijos sacerdotes

Lo que un católico no debe olvidar a la hora de publicar y leer un libro

Legionarios de Cristo: respuestas en YouTube a preguntas frecuentes sobre la vocación

Francisco, el cuarto más poderoso del mundo, según Forbes

Papa da audiencia a protestantes, le graban con iPad y suben video a YouTube

Papa Francisco aprueba Constituciones de los Legionarios de Cristo
OCTUBRE 2014

La opinión de Madonna en Facebook al "like a virgin" de Sor Cristina

Ekklesia sister: las monjas cantantes que podrían ganar Eurovisión

Crescendo, el corto pro vida de Eduardo Verástegui y la mamá de Justin Bieber

Insulta al Papa (pero dice que no es insulto), le pagan con la misma moneda y se va. VIDEO

La Iglesia en números: el estado numérico de la Iglesia católica

Sínodo sobre la familia: y el Papa rompió el silencio y habla de tensión, desolación y tentaciones

Sínodo sobre la familia: la prueba de la no alineación (y no alienación) a la relatio

Sínodo sobre la familia: al menos un cardenal y un obispo necesitan que recemos por ellos

El sínodo del ecumenismo en los estilos de vida (y no todo es culpa de los medios)

Papa Francisco: el candidato con más posibilidades de ganar el Nobel de la Paz

Este blogger va a estar en España y me gustaría saludarte

A propósito el sínodo sobre la familia, ¿qué es un sínodo? Dos videos explicativos

48 intelectuales escriben al Papa poniendo las cosas claras sobre la familia

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2014 (8 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

JUNIO 2014 (7 artículos)

MAYO 2014 (12 artículos)

ABRIL 2014 (9 artículos)

MARZO 2014 (7 artículos)

FEBRERO 2014 (10 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (10 artículos)

OCTUBRE 2013 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (9 artículos)

AGOSTO 2013 (11 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (10 artículos)

MAYO 2013 (13 artículos)

ABRIL 2013 (13 artículos)

MARZO 2013 (11 artículos)

FEBRERO 2013 (17 artículos)

ENERO 2013 (10 artículos)

DICIEMBRE 2012 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (13 artículos)

OCTUBRE 2012 (14 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (17 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (7 artículos)

JUNIO 2012 (18 artículos)

MAYO 2012 (17 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (13 artículos)

FEBRERO 2012 (17 artículos)

ENERO 2012 (19 artículos)

DICIEMBRE 2011 (19 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (16 artículos)

OCTUBRE 2011 (17 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (13 artículos)

AGOSTO 2011 (13 artículos)

JULIO 2011 (8 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (11 artículos)

ABRIL 2011 (21 artículos)

MARZO 2011 (19 artículos)

FEBRERO 2011 (13 artículos)

ENERO 2011 (22 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (17 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (14 artículos)

AGOSTO 2010 (11 artículos)

JULIO 2010 (9 artículos)

JUNIO 2010 (18 artículos)

MAYO 2010 (1 artículos)

Lo más leído
1 Llegó cubierto de tatuajes a la abadía donde hoy es monje ¡y los conserva!: «Es parte de lo que soy»
2 A Juan Pablo II le encantaba «La Princesa prometida»: «Es muy buena, muy divertida»
3 Del leccionario, o el método para la elección de las lecturas en cada misa
4 El 22-N tendrá continuidad el 14-M: «No somos cautivos de nadie, ni nuestra voz, ni nuestro voto»
5 El lobby gay quiere ahora censurar el exitoso programa de televisión de una familia con 19 hijos
6 De la fiesta de Jesucristo, rey del universo, que celebramos hoy
7 La eficacia del Rosario «in articulo mortis»: murió por ELA tras recibir tres días de gracia
8 Así contó su conversión Evelyn Waugh a la BBC: «Siempre supe que el catolicismo era el cristianismo»
9 La familia por encima de las ideologías
10 Rajoy, de héroe a villano