Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Miércoles, 20 de agosto de 2014 | 21:00 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 5 abril 2012
¿Qué sabemos de los dos ladrones que acompañaron a Jesús en la cruz?
 
            Jesús no va sólo al Calvario, sino que lo hace acompañado de otros dos reos, algo en lo que existe acuerdo entre los cuatro evangelistas, bien que las circunstancias relatadas sean diferentes en cada uno de ellos.

El Buen Ladrón. Lucas Cranach. 1501. El Mal Ladrón. Lucas Cranach. 1501.

            Así, Mateo y Marcos sólo citan la compañía cuando los hechos ya están consumados:
 
            “Y al mismo tiempo que a él, crucifican a dos salteadores, uno a la derecha y otro a la izquierda” (Mt. 27, 38, similar a Mc. 15, 27).
 
            Juan también se refiere a ellos:
 
            “Y allí le crucificaron y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio” (Jn. 19, 18).
 
            Pero además, vuelve a mencionarlos para explicar que mientras para poner fin al tormento y con él a sus vidas, a Jesús le atraviesan con una lanza, a ellos en cambio les quiebran las piernas (cf. Jn. 19, 31-34).
 
            Lucas también nos informa de que Jesús no es crucificado sólo:
 
            “Llevaban además otros dos malhechores para ejecutarlos con él.
            Llegados al lugar llamado Calvario, le crucificaron allí a él y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda” (Lc. 23, 32-33).
 
            Y de hecho, es el que mayor protagonismo da a los pobres desgraciados que compartieron la suerte de Jesús, pues es también el que relata el famoso diálogo que Jesús mantiene con los dos:

Jesús y el Buen Ladrón. Tiziano.1563.
            “Uno de los malhechores colgados le insultaba: «¿No eres tú el Cristo? Pues ¡sálvate a ti y a nosotros!» Pero el otro le increpó: «¿Es que no temes a Dios, tú que sufres la misma condena? Y nosotros con razón, porque nos lo hemos merecido con nuestros hechos; en cambio éste nada malo ha hecho.» Y decía: «Jesús, acuérdate de mí cuando vengas con tu Reino.» Jesús le dijo: «Te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso.»” (Lc. 23, 39-43).
 
            La existencia en los calabozos romanos de Jerusalén de malhechores cuya condena estaba pendiente de ejecutarse, y mucho más en fechas tan significadas como lo es en Jerusalén la pascua o cualquier otra de las grandes fiestas judías, no debe extrañar a nadie. No muchas pascuas después de aquélla en la que Jesús es crucificado nos narra Flavio Josefo lo que pasó:
 
            “Y limpiadas aquellas tierras de esta basura de hombres, levantábase luego otro género de ladrones dentro de Jerusalén: éstos se llamaban matadores o sicarios, porque en el medio de la ciudad, y a mediodía, solían hacer matanzas de unos y otros. Mezclábanse, principalmente los días de las fiestas, entre el pueblo, trayendo encubiertas sus armas o puñales, y con ellos mataban a sus enemigos; y mezclándose entre los otros, ellos se quejaban también de aquella maldad, y con este engaño quedábanse, sin que de ellos se pudiese sospechar algo, muriendo los otros. Fue muerto por éstos Jonatás, pontífice, y además de éste mataban cada día a muchos otros” (Bell. 2, 12).
 
            Los dos ladrones con los que Jesús es crucificado no pasan de puntillas por la literatura cristiana. Parece ser que algún manuscrito evangélico (no así la Vulgata, versión oficial de los escritos canónicos desde el Concilio de Trento) los bautiza como Zoathán y Chámmata. Entre los apócrifos, el Evangelio árabe de la infancia los denomina Tito y Dúmaco y dentro de lo que es un género frecuentemente cultivado por la literatura apócrifa, hace con ellos como hace con otros muchos personajes neotestamentarios, todo un relato de lo que habría sido un encuentro con Jesús en un momento previo a lo que constituye propiamente lo que relatan los textos canónicos. El que reúne a Jesús y los dos ladrones reza de la siguiente manera:
 
            “Y de allí pasaron a una región desierta que, al decir de las gentes, estaba infestada de ladrones. A pesar de ello determinaron José y María atravesarla de noche. Y durante la marcha vieron dos ladrones apostados en el camino y con ellos muchos otros malhechores de la misma bandaque estaban durmiendo. Los dos primeros se llamaban Tito y Dúmaco. Dijo, pues aquél a éste: “Te ruego que les dejes marchar libremente, de manera que pasen desapercibidos a nuestros compañeros”. Oponiéndose a ello Dúmaco, le dice Tito de nuevo, “Mira puedes contar con cuarenta dracmas, ahora toma esto en prenda”. Y le alargó la faja que llevaba en la cintura. Todo esto lo hacía con el fin de que su compañero no hablara y los delatase.
            Y viendo María el favor que éste ladrón les había hecho, se dirige a él y le dice: “El Señor te protegerá con su diestra y te concederá la remisión de tus pecados”. Entonces Jesús intervino y dijo a su madre: “Madre mía, de aquí a treinta años me han de crucificar los judíos en Jerusalén y estos dos ladrones serán puestos en cruz juntamente conmigo: Tito estará a la derecha, Dúmaco a la iquierda. Tito me precederá al paraíso”. Ella respondió “Aparte esto de ti Dios, hijo mío”.
            Y se alejaron de allí con dirección a la ciudad de los ídolos, la cual a su llegada se convirtió en colinas de arena” (EvArInf. 23, 1-3).
 
            El apócrifo Evangelio de Nicodemo, importante y probablemente tardío apócrifo cuyo manuscrito más antiguo conocido data del s. XI, en su sección denominada Actas de Pilato, (pues tiene una segunda llamada El descenso a los Infiernos) llama Dimas al ladrón bueno y Gestas al malo, dando comienzo a una tradición que es la más sólida, por cuya senda continúa otro importante apócrifo del género, la Declaración de José de Arimatea, del que se conoce un manuscrito del s. XII, con gran auge en la edad media.

            La Declaración de José de Arimatea a la que nos hemos referido nos ofrece los cargos por los que ambos ladrones fueron crucificados:

            “Siete días antes de la pasión de Cristo fueron remitidos al gobernador Pilato desde Jericó dos ladrones, cuyos cargos eran éstos:
El primero, llamado Gestas, solía dar muerte de espada a algunos viandantes, mientras que a otros les dejaba desnudos y colgaba a las mujeres de los tobillos cabeza abajo para cortarles depués los pechos; tenía predilección por beber la sangre de los miembros infantiles; nunca conoció a Dios; no obedecía a las leyes y venía ejecutando tales acciones, violento como era, desde el principio de su vida.
            El segundo, por su parte, estaba encartado de la siguiente forma. Se llamaba Dimas; era de origen galileo y poseía una posada. Atracaba a los ricos, pero a los pobres les favorecía. Aun siendo ladrón, se parecía a Tobit [Tobías], pues solía dar sepultura a los muertos. Se dedicaba a saquear a la turba de los judíos; robó los libros de la ley en Jerusalén, dejó desnuda a la hija de Caifás, que era a la sazón sacerdotisa del santuario, y substrajo incluso el depósito secreto colocado por Salomón. Tales eran sus fechorías” (DecJosArim. 1, 1-2).

            De Dimas se dice que es el único santo canonizado en vida, concurriendo en él la circunstancia no menos singular, de ser el único canonizado por el propio Jesús, , hasta tal punto que la misma Iglesia celebra la festividad de San Dimas, el buen ladrón, el 25 de marzo. 
 
            Exegéticamente hablando, la presencia junto a Jesús de unos ladrones, ha sido interpretada entre los exégetas cristianos como la forma en que se veían cumplidas algunas del Antiguo Testamento que se referían a su persona. Así notablemente aquélla del Libro de Isaías en la que se lee:
 
            “Y con los rebeldes fue contado, cuando él llevó el pecado de muchos, e intercedió por los rebeldes” (Is. 53, 12).
 
 
            ©L.A.
            encuerpoyalma@movistar.es
 
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
 
 
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 3
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Galileo
24/04/2012
No hay duda.
Estos dos eran políticos del PP. Seguro.
Camilo
05/04/2012
Sobre ladrones.
¿Es verdad que uno de los ladrones era del PP y el otro del PSOE?
María de Betania
05/04/2012
Por ser ladrón no se daba a nadie castigo de cruz.
Benedicto XVI en su ´´Jesús de Nazareth´´ (2 parte) cree que los bandidos eran zelotes. También Flavio Josefo habla de bandidos-que era el término dado por los romanos a los saqueadores y criminales en general-pero eran bandidos peculiares. Los sicarii y los zelotes solían cometer sus actos vandálicos en las fiestas cuando la multitud se aglomeraba para obligar a intervenir a los soldados romanos aumentando así el encono de la población hacia estos. Odiaban a los publicanos y a los saduceos por relacionarse con los invasores del pueblo de Israel y tenían mejores relaciones con los fariseos, sobre todo con las sectas farisaicas más fanáticas. El castigo de cruz era castigo por sedición, el robo e incluso el asesinato tenían otros castigos, dudosamente se crucificaría a un hombre por matar a otro en una riña. El mismo Jesús tuvo que ser considerado ´´Rex Iudaeorum´´ para ser crucificado, lo que se consideraba delito político.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Luis Antequera
De formación jurídico-económica, profesionalmente hablando Luis Antequera ha trabajado tanto en el mundo de la banca como en el de la enseñanza. Las tres pasiones a las que dedica su tiempo son la literatura, la historia de las religiones y la actualidad socio-política. Ha publicado tres libros, “Jesús en el Corán”, “El cristianismo desvelado” y “Derecho a nacer”. Ha colaborado en diversos programas de radio y televisión. Actualmente es director del programa de radio “Iglesia perseguida”, quincenalmente los sábados a las 15:00 hs., y colaborador del programa “Diálogos con la Ciencia”, los viernes a las 00:00 hs., emitidos ambos en Radio María. En cuerpo y alma ofrece cada día su punto de vista sobre el mundo convulso que vivimos.

Luis Antequera, encuerpoyalma@movistar.es, es autor, editor y responsable del Blog En cuerpo y alma, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
AGOSTO 2014

Del Santo Lauro, santo de las lauras españolas, en el día de su festividad

De Santa Elena, patrona de los arqueólogos, descubridora de la Vera Cruz, en el día de su festividad

¿Quienes son esos pobres yasidíes "adoradores del diablo" a los que el ISIS quiere exterminar?

Del dominico que mató al rey Enrique III de Francia

Del Camino Español de Panamá, precedente del Canal de Panamá inaugurado hizo ayer un siglo

Más sobre la labor fundadora de ciudades de los españoles en América. Hoy ciudades llamadas Asunción

Conozca Vd. qué es lo que el Califato de Irak y Levante intenta reinstaurar

De la patrona de la televisión, Santa Clara de Asís

De la devoción de Felipe II a San Lorenzo

Conozca Vd. mejor a San Lorenzo, el santo del verano

De San Lorenzo, la luna y las perseidas

De Santa Teresa Benedicta de la Cruz, santa patrona de Europa, en el día de su festividad

De cuando hace 450 años el Emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico era un señor de Madrid

De la primera Biblia escrita en vascuence

Del "Totus tuus" adoptado por Juan Pablo II como lema de su pontificado

Del capítulo 101 del "Libro de las Herejías" de San Juan Damasceno, referido al islam (y 2)

Del capítulo 101 del "Libro de las Herejías", de San Juan Damasceno, referido al islam

Del médico egoísta y el médico envidioso: real como la vida misma

Del autor de la primera gramática del quechua, Fray Domingo de Santo Tomás

De la Biblia Alfonsina, la primera Biblia escrita en español
JULIO 2014

¿Sabe Vd. de donde viene la expresión "cantar a capella"?

De las siete razones por las que los españoles podemos estar orgullosos de haber descubierto América

De los seis papiros que me gustaría ver descubiertos en este siglo XXI

Hace un siglo tal día como hoy, comenzaba la Primera Guerra Mundial

Termómetro de persecución religiosa del mes de julio

Santiago for "santo patrono de Europa"

De las muchas ciudades llamadas "Santiago" en América

Santiago Apóstol, apuntes para una biografía laica

Más curiosidades de la lengua española resueltas por la Academia (3)

De la envidia y del egoísmo

Setenta años hoy de la Operación Walkiria para acabar con Hitler

De la estructura interna del Corán

Más sobre el Papa y la mantilla de la Reina Letizia

Dos mil seiscientos años (gregorianos) hoy de la destrucción del Templo de Jerusalén

De una visita al Sultán de Marruecos y otra visita al Papa de Roma

De los santos patronos: una reseña histórica

De Alonso de Arellano, ¿verdadero descubridor del tornaviaje de Asia a América?

Conozca cómo es una misa en Alemania

Del Papiro P67, la copia más antigua de Mateo llegada a nuestros días, que se halla en España

¿Pero quién fue la Verónica que celebramos hoy?

De los diversos nombres que ha recibido el Mar Pacífico

De San Benito de Nursia, en el día de su festividad

De Saulo a Pablo. ¿En qué momento Saulo deja de ser Saulo para pasar a ser Pablo?

De la lengua española en Guinea Ecuatorial

De los Siete Pecados Capitales: breve reseña histórica

¿De verdad es el inglés Drake quien circunnavegó el mundo por segunda vez?

De la obligación de un cristiano de bautizarse con el nombre de un santo

De la comadrona sueca despedida de su trabajo por no practicar abortos

¿Nueve nuevas crucifixiones en Siria?

¿Castellano o español? Un repaso a las constituciones de los países hispanoparlantes

Ver posts de otros meses

JUNIO 2014 (29 artículos)

MAYO 2014 (31 artículos)

ABRIL 2014 (30 artículos)

MARZO 2014 (31 artículos)

FEBRERO 2014 (28 artículos)

ENERO 2014 (30 artículos)

DICIEMBRE 2013 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (29 artículos)

OCTUBRE 2013 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (29 artículos)

AGOSTO 2013 (29 artículos)

JULIO 2013 (31 artículos)

JUNIO 2013 (30 artículos)

MAYO 2013 (31 artículos)

ABRIL 2013 (30 artículos)

MARZO 2013 (31 artículos)

FEBRERO 2013 (29 artículos)

ENERO 2013 (31 artículos)

DICIEMBRE 2012 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (23 artículos)

OCTUBRE 2012 (31 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (30 artículos)

AGOSTO 2012 (31 artículos)

JULIO 2012 (30 artículos)

JUNIO 2012 (29 artículos)

MAYO 2012 (31 artículos)

ABRIL 2012 (29 artículos)

MARZO 2012 (29 artículos)

FEBRERO 2012 (29 artículos)

ENERO 2012 (30 artículos)

DICIEMBRE 2011 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (30 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (20 artículos)

AGOSTO 2011 (21 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (13 artículos)

MAYO 2011 (30 artículos)

ABRIL 2011 (29 artículos)

MARZO 2011 (30 artículos)

FEBRERO 2011 (26 artículos)

ENERO 2011 (26 artículos)

DICIEMBRE 2010 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (30 artículos)

OCTUBRE 2010 (23 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (30 artículos)

AGOSTO 2010 (25 artículos)

JULIO 2010 (27 artículos)

JUNIO 2010 (27 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (19 artículos)

MARZO 2010 (21 artículos)

FEBRERO 2010 (24 artículos)

ENERO 2010 (20 artículos)

DICIEMBRE 2009 (24 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (25 artículos)

OCTUBRE 2009 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (8 artículos)

JULIO 2009 (11 artículos)

MAYO 2009 (1 artículos)

Lo más leído
1 Predijo el califato universal y ahora muestra el grave error de Europa con el islam y los cristianos
2 El referente ideológico de Podemos se convirtió antes de morir gracias a Santa Teresita
3 El Santísimo en la playa y los jóvenes haciendo misión en ella: así evangelizan en Alicante
4 La emocionante historia de Ignasi: vivió sólo 40 minutos pero pudo cumplir su gran misión
5 Clausurado el III Congreso Mundial de la Misericordia
6 Con 11 años tenía un cáncer mortal, pidió donar sus órganos y así le rindieron homenaje los médicos
7 Sal de la tierra y Luz del mundo
8 El Papa se ofrece a ir a Irak y asegura que es «lícito detener al agresor injusto»
9 Del Santo Lauro, santo de las lauras españolas, en el día de su festividad
10 Francisco, de luto: Mueren en un accidente su sobrina y sus dos hijos; su sobrino, en estado crítico