Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Jueves, 24 de julio de 2014 | 00:00 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 18 febrero 2012
La Iglesia tiene la culpa de todo
 

   Desde la más remota historia del cristianismo venimos escuchando esta acusación que se ha convertido en un tópico, en un latiguillo que ya suena a rancio. A Jesucristo se lo quitaron de en medio porque no pensaba como el poder constituido. A los primeros cristianos los echaban a las fieras como chivos expiatorios de una sociedad corrompida. Se divertían con ello. Llegaron a acusarlos hasta del incendio de Roma, y que sacrificaban niños a su Dios. Y la historia de los mártires duró varios siglos.

   En épocas posteriores, como la alta Edad Media, el poder civil corrompido afectó seriamente a la Iglesia, y esta cargó con el mochuelo de las intrigas y escarceos políticos. En la  Edad Media hay un florecimiento de santos, fundaciones, artistas, escritores que habrían de extender su influencia  hasta nuestros días. La Iglesia creó las Universidades, las grandes bibliotecas, la difusión masiva de la cultura con los monjes copistas. La música con el gregoriano… Pero solo ha quedado, y eso es lo que se enseña y se repite machaconamente, la leyenda negra de la Inquisición y algunas cosas propias de la flaqueza humana. Sí, hubo Inquisición, pero mucho más en el campo protestante de Centroeuropa.  Y no se juzga la histórica con mentalidad histórica, y se presentan los lamentables abusos como si se trataran de antes de ayer. La Iglesia ha pedido repetidas veces perdón de lo que pudo hacer mal en circunstancias duras y lamentables desde todos los ámbitos del poder. Pero a ella, que se pasa la vida perdonando, los de siempre no le tienen ni un ápice de misericordia.

   La Iglesia está formada por seres humanos, de condición pecadora, que pueden fallar en cualquier momento, porque el demonio pone bien la zancadilla. Pero es injusto, y pueril, convertirla en el “pin, pan, pun” de cualquier  desaprensivo y malicioso que tiene la oportunidad de contar con un micro y una cámara, en el cine o en el teatro cualquier burrada blasfema.

   La Iglesia se ha convertido en el enemigo número uno a abatir por parte de la facción progre de algunas tendencias políticas. El forraje que les echan a la chusma indocumentada es el odio a Dios y a lo eclesiástico. Es posible que después salgan con una vela tras el Cristo de cualquier procesión de Semana Santa. Pero tras el Cristo iban también los que chillaban: ¡Crucifícale!

   Lo que me ha llamado la atención es que algunos políticos que solicitaban el apoyo de la gente llamada “de orden”  ahora se nos revelen progues de conveniencia, y pretendan  alejarse de lo cristiano, por puro complejo. Para más de uno parece que los cristianos tenemos la “peste”, la “lepra” que hay que estigmatizar, y colgarle a todos una campanilla avisando que estamos ahí. Y en el mismo Madrid se está representando toda una blasfemia por Alaska y compañía, que nada tiene de arte y sí de mala uva. ¿Por qué no representan algún retazo de la vida de la Madre Teresa de Calcuta, o una historia de algún comedor de Cáritas en donde se contemplan los verdaderos dramas? Ahí está la Iglesia.  Pero eso no vende, o no es políticamente correcto.

   Me alegra que el PP manifieste que no es un partido confesional, así no se presta a confusión nada de lo que pueda hacer. La Iglesia no tiene ningún partido político. Defiende la verdad allí donde se encuentre. Pero el humanismo cristiano no es, ni muchos menos, recitar el Credo en las asambleas o congresos. El humanismo cristiano es defender los valores humanos permanentes, los que exige la dignidad de la persona humana de siempre. Y tampoco nos vale decir que lo que le importa a los ciudadanos es la economía y no los valores. Hay que recordar que cristianos de todas las épocas, incluida la presente, están dando la vida, están muriendo, no por la economía, sino por los valores que defiende. Y no olvidemos que en la raíz de la crisis económica hay una fuerte crisis de valores. Decía Cicerón: No sentir la avidez de riquezas es una gran riqueza: no tener la manía de gastar es una gran renta. Pero esto solo se comprende si hay una educación en los valores. Seguramente una buena educación para la ciudadanía pueda contribuir seriamente a poner las bases futuras de una economía más saneada.

   No distraigamos al personal azuzando a la Iglesia porque defiende lo contrario de lo que yo estoy dispuesto a hacer. El pansexualismo es la carnaza que desboca a las fieras. Y ahí está el quid de la cuestión.

Juan García Inza

Juan.garciainza@gmail.com

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 5
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Alejandros
21/02/2012
Vivan Cristo Rey y Nuestra Señora.
Nova:
Los ateos no pueden ofender a Dios porque no lo conocen. Otra cosa es el dia de su juicio, si no cambian, se condenarán, por haber enterrado el talento y no haberse preocupado de su salvación personal. Puede que haya aqui ofensa indirecta a Dios, pero me gustó la pregunta, la consultaré, gracias.
En cuanto al enfrentamiento entre eclesiásticos, entiendo que cuando un cardenal u obispo o sacerdote no está de acuerdo con la doctrina de la Iglesia, está enfrentado no solo al resto de almas consagradas que son fieles a la doctrina, sino que están también enfrentados a Cristo. Y ahora tenemos bastantes casos. En Austria hay oposición general a la autoridad del Papa. No hace mucho el Arzobispo de Lisboa también discrepó de la doctrina. La mayoría de los curas enseñan doctrinas contrarias al Evangelio.
Los casos sangrantes de los obispos catalanes, que le dan mas importancia al nacionalismo que a la doctrina. Ademas siguen sin arreglar el problema de las clinicas abortivas que dependen de ellos. Y si hablamos de la Jerarquía española, una pena, pecado de Omisión generalizado, por no hacer lo que deben contra las leyes anticatólicas y corregir a los sacerdotes desviados o infiltrados.
Pero en el Vaticano es donde se está desarrollando el enfrentamiento mas grave. Quieren que el Papa se jubile. Y si no lo hace voluntariamente lo obligarán por la fuerza.
Un saludo.
Nova
21/02/2012
Alejandros.
Los ateos si pueden ofender a Dios por su falta de fe y su indiferencia hacia su Creador, que les ama.

Por otro lado, ¿Está usted seguro de que ahora hay Cardenales contra Cardenales y Obispos contra Obispos? Yo, desde luego, no veo que así sea, la verdad.
Alejandros
19/02/2012
Omision-2.
Se acerca una gran purificación en España (persecución), porque precisamente las almas consagradas no quieren en su mayoría cristianizar al rebaño de Cristo. La segunda guerra mundial fue profetizada por la Virgen en Fátima por causa del pecado de los hombres. En Ezquioga año 1931, la Virgen dijo que si seguian ofendiendo a Dios vendria una guerra civil, como asi ocurrió.
¿Que piensa Vd. que ocurrirá ahora que estamos mucho peor que en 1931? Estamos casi como en Sodoma y Gomorra.
¿Me va a preocupar a mi lo que piensen los ateos sobre la Iglesia sabiendo lo que se nos echa encima, sobre todo por el pecado de las almas consagradas? Pecado de OMISION.
Ademas no ofende quien quiere, sino quien puede. Los ateos no pueden ofender a Dios porque no le conocen. Las almas consagradas Si porque le conocen.
¿Recuerda Vd. a Martinez Camino, justificando al rey por haber firmado la ley del aborto?
Alejandros
19/02/2012
Omision.
Totalmente de acuerdo con su articulo. Pero habria que añadir otras informaciones que nos llegan del cielo.
En Fátima nos dijo nuestra Madre que llegaria el dia en que la Iglesia estaría dividida. Cardenales contra cardenales, obispos contra obispos, sacerdotes contra sacerdotes. Y eso está ocurriendo. Luego ¿que importa ahora que los no creyentes opinen que la Iglesia es tal o cual cosa, cuando tenemos al enemigo dentro y nadie hace nada para evitarlo? Porque los no creyentes siempre estarán ahi diciendo estupideces, pero el anticristo es un hecho irrepetible en toda la historia de la humanidad.
Prestemos mas atención a este tema porque nos va en ello la salvación o la condenación, y nadie habla de ello.
Nova
19/02/2012
No es verdad....
... que la Iglesia defienda siempre la verdad allí donde se encuentra, padre. Desde luego, no en España y lo digo con mucha pena. Y, si no, que les pregunten a los partidos de auténtica inspiración cristiana que existen en España cuál es el trato que reciben de parte de los medios de comunicación dependientes de la Conferencia Episcopal Española.

El PP, no es que no sea confesional. Es que sus políticas son rabiosamente anticristianas. No debiera llamarse ´´cristiano´´ ni por asomo.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan García Inza
Juan García Inza quiere «colaborar en la formación doctrinal y espiritual del lector que, desde el humanismo cristiano, quiere contribuir a la aportación de un alma para nuestro mundo». Y así se titula su blog «Un alma para el mundo». Fue ordenado sacerdote en 1965 y ha publicado una quincena de títulos. Es doctor en Derecho canónico y ha ejercido como consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad y de la Renovación Carismática. Es asesor espiritual de la Asociación María Reina de la Paz de Medjugorje.

Juan García Inza, es autor, editor y responsable del Blog Un alma para el mundo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
JULIO 2010

Las vacaciones, buen tiempo para educar en valores

«Ser anciano ha perdido prestigio»

"Los homosexuales se dañan a sí mismos"

Ser abuela demasiado pronto

Ser abuela demasiado pronto

La Santa Rusia

¿Religiosidad o foclore?

El matrimonio ha caído en manos de asaltantes

Apunta hacia la luna

Benedicto XVI: "El fútbol une a través de un objetivo común"

¿Cual es la culpa de Europa?

El matrimonio: unión hombre y mujer

¡Muero por mi libertad!

Ha llegado la hora de pensar en Dios

Una cultura de la esperanza

Ver posts de otros meses

JULIO 2014 (8 artículos)

JUNIO 2014 (16 artículos)

MAYO 2014 (24 artículos)

ABRIL 2014 (25 artículos)

MARZO 2014 (24 artículos)

FEBRERO 2014 (11 artículos)

ENERO 2014 (13 artículos)

DICIEMBRE 2013 (17 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (13 artículos)

OCTUBRE 2013 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (10 artículos)

AGOSTO 2013 (14 artículos)

JULIO 2013 (15 artículos)

JUNIO 2013 (14 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (20 artículos)

FEBRERO 2013 (17 artículos)

ENERO 2013 (17 artículos)

DICIEMBRE 2012 (22 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (20 artículos)

OCTUBRE 2012 (19 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (17 artículos)

AGOSTO 2012 (20 artículos)

JULIO 2012 (13 artículos)

JUNIO 2012 (17 artículos)

MAYO 2012 (21 artículos)

ABRIL 2012 (24 artículos)

MARZO 2012 (24 artículos)

FEBRERO 2012 (18 artículos)

ENERO 2012 (17 artículos)

DICIEMBRE 2011 (17 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (15 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (14 artículos)

AGOSTO 2011 (16 artículos)

JULIO 2011 (15 artículos)

JUNIO 2011 (18 artículos)

MAYO 2011 (24 artículos)

ABRIL 2011 (22 artículos)

MARZO 2011 (15 artículos)

FEBRERO 2011 (17 artículos)

ENERO 2011 (19 artículos)

DICIEMBRE 2010 (20 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (20 artículos)

OCTUBRE 2010 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (13 artículos)

AGOSTO 2010 (12 artículos)

JULIO 2010 (15 artículos)

JUNIO 2010 (17 artículos)

MAYO 2010 (23 artículos)

ABRIL 2010 (20 artículos)

MARZO 2010 (19 artículos)

FEBRERO 2010 (15 artículos)

ENERO 2010 (13 artículos)

DICIEMBRE 2009 (21 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (17 artículos)

OCTUBRE 2009 (21 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (12 artículos)

JULIO 2009 (21 artículos)

JUNIO 2009 (17 artículos)

Lo más leído
1 «Le prometí a Dios un año para Él si me devolvía mis piernas»... Enrique tardó 8 años en cumplirlo
2 «¡Sé un José para ella!»: un testimonio de regulación natural de la fertilidad y espiritualidad
3 Más curiosidades de la lengua española resueltas por la Academia (3)
4 Dejé la homosexualidad por accidente: James Parker
5 Antonio, Maira y 6 hijos, misioneros españoles en Macao: «Alguno se burla si defendemos la familia»
6 Última misa de pasillos y escalera en la Complutense: «Lo acatamos pero con dolor, no es razonable»
7 Para interpretar bien el Vaticano II
8 Deber del Gobierno en la recuperación de valores
9 El ciclo vital de la familia
10 Desde el infierno (II): unidos