Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Religión en Libertad
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Sábado, 20 de septiembre de 2014 | 0:17 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
A los cinco días murió el marido
Una mujer adelanta 15 días su parto para que su marido, enfermo terminal, vea a su hija
La joven de Dallas (EE.UU.) Diane Aulger, de 31 años, quiso que su marido viera a la niña que llevaba dentro antes de que él muriera.
Actualizado 18 febrero 2012  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 7
El Diario Montañés/María Zárate   
Una mujer adelanta 15 días su parto para que su marido, enfermo terminal, vea a su hija
Mark Aulger
 Un misionero español muere heroicamente tras salvar la vida de siete niños arrastrados por el mar
El tiempo juega en nuestra contra desde el mismo día en que nacemos. Para la gran mayoría, disfrutar al máximo de los años, meses y días que nos quedan por vivir no es una prioridad trascendental. Pero para otros, como Mark Aulger, la oportunidad de ganar un sólo minuto a la muerte es lo único que importa. Sobre todo cuando su mujer, Diane Aulger, estaba en la recta final de su embarazo. Las malas noticias eran el pan de cada día para los Aulger, una familia de The Colony, un pueblo al norte de Dallas (Texas).

El cáncer de colon de Mark fue, desde que se lo diagnosticaron, una auténtica pesadilla. y en un estado de embarazo muy avanzado, su mujer, Diane, tomó la decisión de adelantar 15 días el parto. «Mark me dijo que quería ver al bebé antes de morir», explicó Diane entre sollozos. Los médicos fueron los primeros en sugerir esta opción y eligieron el 18 de enero como el gran día. El personal del hospital se volcó con la familia y les concedió una habitación compartida para los dos pacientes.

Enfermo terminal
Mark Aulger recibió un diagnóstico de cáncer de colon el pasado abril. El tratamiento quirúrgico y la quimioterapia parecieron funcionar, pero luego desarrolló una fibrosis pulmonar.

Tras la operación y después de seis meses de quimioterapia, los análisis parecían optimistas y apuntaban que Mark podía haber burlado la enfermedad. Pero en noviembre, los problemas respiratorios se agravaron y la quimio desencadenó una fibrosis pulmonar. La esperanza de los Aulger, pese a todo, no se perdió... hasta principios de enero. La salud de Mark empeoraba muy rápido y los médicos le confirmaron que disponía de cinco o seis días más de vida.

Contemplar a su hija recién nacida
Aunque esta dulce espera fuera corta, para Mark, de 52 años, suponía casi una eternidad por culpa del cáncer de colon que lo estaba matando desde abril del año pasado. Contemplar a su hija recién nacida era su último deseo y su mujer no quiso negárselo. Diane adelantó 15 días su parto para que su marido, enfermo terminal, pudiera abrazar a su hija cinco días antes de morir.

Savannah nació un día de despedidas. Mark fue la primera persona que la cogió en brazos y no la soltó durante 45 minutos. «No podíamos parar de llorar, parecía muy triste», contó Diane muy emocionada. Los días siguientes, su marido pudo abrazar de nuevo a la pequeña, pero está vez las fuerzas le abandonaron y apenas pudo sujetarla un par de minutos. Mark entró en coma y, cinco días después del nacimiento de Savannah, murió rodeado de todos los suyos.

«Savannah es un rayo de luz dentro del dolor de esta pérdida», confesó Diane. El trago amargo por el que los Aulger están pasando es difícil de imaginar. Será complicado que sus hijos más pequeños recuerden la figura de su padre (el matrimonio tiene cuatro hijos de 7, 10, 13 y 15 años), pero Diane empapelará la casa con fotografías de Mark.

De momento, todos siguen recordándolo y hablando de él a todas horas.

Mark disfrutó muy poco de su hija, pero al menos cumplió su deseo de verla antes de morir. «Él estaba tan emocionado... Habría sido un padre maravilloso para Savannah», se lamentó su mujer.
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 7
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


No te importa
14/06/2012
A asdf y mercedes fernandez.
A asdf no entiendo tu punto de vista pero solo se que algo en el mensaje me parecio egoista. Parece que crees que es malo que el padre hubiera deseado ver a su hija. A mercede no viene al caso tu comentario. Uno sabe los riesgo pero aqui lo que importa es el significado de la noticia. Importa el simple echo de lo que la madre izo por amor a su esposo. Los doctores estubieron deacuerdos asi que eso es lo que importa. Que el papa pudo ver a su hija antes de morir. y que pudo cargarla.
MERCEDES FERNÁNDEZ Y LÓPEZ DE SÁ
22/02/2012
-NIÑOS MEDICAMENTO.
Un niño, no es un medicamento, para lograr esto hay que ´´cargarse´´, varios emmbriones ´´inutiles´´, para el fin que se pretende= Asesinatos como los del Dr. MENGELE, que seleccionaba la raza.
Un adelanto de un parto, no es lo ideal, pero el riesgo es mínimo para madre y bebé y en una situación límite se puede justificar. No es ninguna hipocresía. MERCEDES
Tati Quieta
20/02/2012
a asdf.
Miles de mujeres están obligadas a adelantar partos por razones de agenda de sus médicos, ¿y por qué no se critica? Una vez que se adelanta el parto por amor al padre de la criatura, y ya tenemos a alguien descontento... No es hipocresía, es un gesto de amor que no salva la vida del padre pero le permite irse más tranquilo y tras haber conocido a su bebé.
Tati Quieta
20/02/2012
a asdf.
Miles de mujeres están obligadas a adelantar partos por razones de agenda de sus médicos, ¿y por qué no se critica? Una vez que se adelanta el parto por amor al padre de la criatura, y ya tenemos a alguien descontento... No es hipocresía, es un gesto de amor que no salva la vida del padre pero le permite irse más tranquilo y tras haber conocido a su bebé.
asdf
20/02/2012
Hipocresía.
Vaya, por lo visto concebir a un hijo que va a salvar la vida de su hermano es atentar contra ´´lo sagrado de la vida´´ mientras que adelantar un parto para que un padre pueda tener la satisfacción de ver a su hijo (cosa que no va a salvarle la vida ni mucho menos) es un gran gesto de amor. ¿Nadie se para a pensar en el bebé en este caso?
JUAN
18/02/2012
¡EMOCIONANTE!.
Francamente emocionante.. El sr. Aulger murio con la dicha de haber visto a su nueva hija y la madre estara muy satisfecha de ello.
Mi admiracion para esa familia.
isagon
18/02/2012
Nacer.
Que historia tan bonita,hasta se me han saltado las lagrimas,la vida continua si dejas la semilla y si ves el fruto q felicidad.Salud para ese precioso bebe.Como dice la cancion,´´la muerte no es el final´´.
Lo más leído
1 Visión humana en la búsqueda de Dios
2 He trabajado catorce horas diarias durante treinta y siete años… ¡y ahora me llaman genio!
3 60 jóvenes quieren ser sacerdotes
4 De ese fraile gracias al cual el Quijote pudo ver la luz
5 Almadén y Villanueva de Alcardete
6 ¿Qué se ha de rezar después de un referéndum de independencia? ¡En Escocia está previsto!
7 «Oriana Fallaci tenía "nostalgia de Dios". Y sufría para explicar el peligro del islam radical»
8 Este viernes se celebran las apariciones de La Salette de 1846, las primeras de la época moderna
9 Para el próximo sínodo están abiertas las apuestas
10 Estado Islámico prohíbe cristianos en la escuela