Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

¡Y comienzan a suceder maravillas!

Guillermo Urbizu

30 enero 2012

 

Cuando el mayor deseo en el corazón de un hombre es que Dios haga en él su Voluntad, cuando ese hombre se abandona con humildad en Sus manos, con la certeza plena de que es el buen Padre quien mejor nos conoce y quien mejor sabe lo que nos conviene, entonces comienzan a suceder maravillas.

Sólo hay que abandonarse por completo y dejarse llevar. Dicho así, ¡qué fácil parece! Pero enseguida nos tropezamos con nuestra realidad, y chocamos con nuestras limitaciones. Ese orgullo, esa vanidad, esa soberbia (que nos convence de que solos podemos), o cualquier otro defecto que nos impida presentarnos ante el Señor, con las manos vacías, llenos de humildad para decirle: “Haz de mí lo que quieras. No me fío de mi, Padre, sólo en Ti confío. Haz que en mi vida sólo se cumpla Tu voluntad y no la mía, porque yo soy un auténtico desastre y ando siempre tropezando en las mismas piedras. Arranca cualquier cosa que de mí te estorbe, hazme a tu gusto. En Tus manos me pongo. Me fío por completo de Ti.”
 
Reconozco que yo lo he intentado, y lo intento, con frecuencia. Lleno mi corazón de buenos deseos y dispongo mi voluntad para luchar contra lo que me impidiera ese abandono tan deseado. Pero uno está lleno de limitaciones, y resulta agotadora esa lucha permanente… e interminable. Al menos en mi caso no funciona. La voluntad flaquea. Mi debilidad. Un día, bastante cansado, así se lo dije a Jesús: “A ver, Señor, yo no puedo más, no me sale, no llego. YO SÓLO, NO PUEDO. ¿Acaso tú no podrías quitarme lo que me impida abandonarme por completo a la Voluntad del Padre? Porque querer sí que quiero, pero está claro que yo solo no puedo.” Y algo me dijo en mi interior que Él me había escuchado. Incluso con agrado. Y también en ese instante, supe que me iba a ayudar.

Y así fue. Y comenzaron a sucederse las maravillas, una detrás de otra. Menudo pasmo. Descubrí que en asuntos de Dios no hay lucha que valga cuando Él está en nuestro corazón. Si acaso, esfuerzo. Pero para los que somos más pequeños, para los que realmente sin Él nada podemos, el Padre suple todas nuestras carencias. Nos lo da todo. Si nos sobra vanidad, lentamente nos despoja de ella. Y a quien le estorba el egoísmo, sin que apenas se dé cuenta, se lo va borrando, haciéndole cada vez más generoso, en silencio, suavemente.

Descubrí que la mano del Señor es suave, y que actúa siempre con suma delicadeza y eficacia. Descubrí que cuanto más consciente es uno de no ser nada sin Él, más grande es la labor que el Señor realiza en nosotros. Como por milagro, aumenta el amor en nuestro corazón, y la fe; y el Espíritu Santo no deja de iluminar a quien se lo pide, no sólo mostrándole el camino con mil señales, sino susurrándole palabras de ánimo, inspirándole buenas obras y pensamientos, limpiando a fondo el corazón. Descubrí, en definitiva, que la huella de Dios es siempre dulce, tierna y amorosa; que caminar de su mano, abandonado por completo a Su Voluntad, es garantía de llegar al Cielo.

Cuando dejamos que Dios trabaje en nosotros, cuando por completo nos abandonamos a Su Voluntad, vemos con auténtico asombro cómo vamos mejorando, y cómo nuestro corazón se transforma lentamente, para parecerse más al Corazón divino de nuestro amadísimo Jesús. Yo lo tengo claro. Cuando le dejamos actúar, Dios obra maravillas en nosotros. ¡Bendito seas por siempre, mi Señor!
 
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
8 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

María Teresa Cervantes Gutiérrez
02/04/2012
Carta.
Muy estimado señor Urbizu:
He encontrado su nombre en la página de Nicolás Gímez Dávila, escritor colombiano que descubrí por consejo de un amigo católico, profesor de filosofía y gran lector. He leído ESCOLIOS, aforismos que me han impresionado. Ahora voy a buscar cosas de usted para poderme acercar a su pensamiento. Yo también amo a Cristo Jesús. He sido profesora de Lengua y Cultura Esoañolas y he enseñado durante casi cuarenta años, primero en París y después en Bonn. Ahora vivo jubilada en Cartagena. Soy escritora, tengo 19 libros publicados, la mayor parte de poesía. Estoy tradicida al árabe y al alemán. En noviembre de 2011 se publicó en Madrid mi libro de memorias: EDIFICIO DEL RECUERDO.
Me ha gustado mucho su texto, por ello me he animado a ponerle estas frases. Atentos saludos María Teresa Cervantes
María Teresa Cervantes Gutiérrez
02/04/2012
Carta.
Muy estimado señor Urbizu:
He encontrado su nombre en la página de Nicolás Gímez Dávila, escritor colombiano que descubrí por consejo de un amigo católico, profesor de filosofía y gran lector. He leído ESCOLIOS, aforismos que me han impresionado. Ahora voy a buscar cosas de usted para poderme acercar a su pensamiento. Yo también amo a Cristo Jesús. He sido profesora de Lengua y Cultura Esoañolas y he enseñado durante casi cuarenta años, primero en París y después en Bonn. Ahora vivo jubilada en Cartagena. Soy escritora, tengo 19 libros publicados, la mayor parte de poesía. Estoy tradicida al árabe y al alemán. En noviembre de 2011 se publicó en Madrid mi libro de memorias: EDIFICIO DEL RECUERDO.
Me ha gustado mucho su texto, por ello me he animado a ponerle estas frases. Atentos saludos María Teresa Cervantes
Leo
05/02/2012
Cuán útil es est enseñanza.
que bien viene el que nos recuerden esta enseñanza tan sencilla y no por eso menos importante. Me propongo practicarla. Gracias.
Mariló
31/01/2012
Ponerse en las manos de Dios.
Es un artículo precioso y muy profundo a nivel espiritual. Me ha animado el alma bastante pues siempre es maravilloso recordar cómo Dios siempre está ahí con nostros y nos puede ayudar cuando nuestras fuerzas flaquean pues somos tan poquita cosa que sin El no somos nada. Gracias, Sr. Urbizu.
Tikhon
31/01/2012
Solos nada podemos..

Gracias por esta reflexión compartida don Guillermo.

La llevo leyendo cada día desde que fué publicada y me está resultando de mucha ayuda.

Es inutil esforzarse uno solo. Solo Dios con su Gracia puede solucionar ciertas situaciones. Dolorosamente lo vengo comprobando desde hace años; el orgullo de creer que ´´yo puedo´´ es una mentira. Yo solo nada puedo, eso está clarísimo a estas alturas.

Que Dios le siga bendiciendo con muchas maravillas. A mi, de momento me tiene en noche oscura. Rece por mi por favor...

Gracias.
Nova
30/01/2012
Magnífico artículo .
Y muy hermoso y útil para el alma, además. Enhorabuena, D. Guillermo.
enric
30/01/2012
La Voluntad de Dios Padre, el Ejemplo de Jesucristo y la Fuerza del Espíritu Santo.

Desde la intropección podemos cultivar, día a día, nuestra intuición, de tal manera, que sintiendo la Voz de Dios en nuestro interior sepamos discernir si somos cada vez más receptivos a Dios en cada instante trascendente de nuestro día a día y podamos, desde la meditación y la intuición guiados por ese sentimiento interior de nuestra conciencia, actuar sintonizando nuestra voluntad con la Dios.
Para ello, debemos meditar en profundidad sobre el Ejemplo de Jesús como Verdadero Dios y Verdadero Hombre, como Cristo. Su serenidad, Su capacidad de perdonar. ¿Cómo es posible Amar tanto incluso a las personas que intentan hacernos daño? Debemos meditar en cómo enfocamos nuestra vida y si cuando una persona intenta hacernos daño o bien nos resulta ingrata, si somo capaces de concentrarnos en tratar de comprender que esa persona puede estar atrapada, (como en muchas ocasiones nosostros mismos hemos estado o seguimos estando) por el egoísmo, la vanidad o la soberbia y ver que ello nos aleja de sentirnos intímamente unidos a Dios, de alejarnos como hijos pródigos de Dios.

Jesús aunque fue tentado nunca se alejó de Dios y nosotros con la Fuerza del Espiritu Santo podemos recorrer el Camino que Jesús nos enseñó para nunca más alejarnos de Dios y así podernos convertir en verdaderos hijos de Dios siguiendo el Ejemplo de Jesús.

Ánimo y un abrazo.

anonimo
30/01/2012
genial.
Muy bueno Guillermo, me encanta como escribes y la forma que tienes de ver las cosas, eres genial.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Guillermo Urbizu
El escritor y poeta Guillermo Urbizu llega a ReL con una apuesta contundente «O santo, o nada», título de su blog. Laico comprometido, Urbizu estudió Letras en la Universidad de Zaragoza y es miembro supernumerario de la prelatura del Opus Dei. Trabaja en el Colegio Mayor Universitario Miraflores de Zaragoza. Entre sus obras literarias destacan «Almateria», «Ser algo más» y «Entre dos infinitos», así como «Vía crucis para niños (y no tan niños)».

Guillermo Urbizu, es autor, editor y responsable del Blog O santo o nada, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
MARZO 2013

De lo divino y de lo humano

"El Jardín de los Tilos", una historia de amor

Atención (Y yo me significo)

Perdonen la impertinencia

Ver posts de otros meses

JUNIO 2013 (2 artículos)

MAYO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (2 artículos)

MARZO 2013 (4 artículos)

FEBRERO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (3 artículos)

DICIEMBRE 2012 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (3 artículos)

OCTUBRE 2012 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (5 artículos)

AGOSTO 2012 (2 artículos)

JULIO 2012 (3 artículos)

JUNIO 2012 (2 artículos)

MAYO 2012 (3 artículos)

ABRIL 2012 (2 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (2 artículos)

ENERO 2012 (6 artículos)

DICIEMBRE 2011 (7 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (7 artículos)

OCTUBRE 2011 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (6 artículos)

AGOSTO 2011 (12 artículos)

JULIO 2011 (10 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (10 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (11 artículos)

ENERO 2011 (18 artículos)

DICIEMBRE 2010 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (11 artículos)

OCTUBRE 2010 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (15 artículos)

AGOSTO 2010 (14 artículos)

JULIO 2010 (13 artículos)

JUNIO 2010 (12 artículos)

MAYO 2010 (13 artículos)

ABRIL 2010 (11 artículos)

MARZO 2010 (11 artículos)

FEBRERO 2010 (13 artículos)

ENERO 2010 (11 artículos)

DICIEMBRE 2009 (12 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (14 artículos)

OCTUBRE 2009 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (9 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (5 artículos)

JUNIO 2009 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS