Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

5h del 28 de noviembre, en el Arroyo de San José de Paracuellos

Jorge López Teulón

28 noviembre 2011

Hoy, 28 noviembre, día en el que la Orden Hospitalaria conmemora el traslado de las reliquias de san Juan de Dios, quince Hermanos de san Juan de Dios, además de otras personas, serán masacrados en Paracuellos del Jarama, (Madrid). Los milicianos, por supuesto, no saben qué fiesta era aquella. La Providencia, sí.
Son las cinco de la madrugada. En la primera expedición del día son llamados por sus nombres cinco hospitalarios del Sanatorio de San José de Ciempozuelos (Madrid) que proceden de la madrileña cárcel de San Antón. Con las manos atadas atrás se los llevan para sacrificarlos.
Empezamos por el más joven.


Beato Isidoro Martínez Izquierdo
Era hijo de Eustaquio Martínez Espada, jornalero de profesión, y de Dominga Izquierdo Triguero, matrimonio muy cristiano y de sanas costumbres; fue bautizado el 22 de abril de 1918, en la Parroquia de Santiago y San Juan Bautista, recibiendo el nombre de Isidoro. El sacramento de la confirmación lo recibió el 2 de septiembre de 1935 estando de postulante en Ciempozuelos.
No se conoce qué lugar de estudios frecuentó; pero muy joven se colocó de dependiente en una librería, y llevaba una vida hogareña y buenas amistades. Pero poco a poco se dejó llevar del ambiente popular revolucionario, que en aquel momento era fuerte, aunque sus padres cuidaron mucho de que su hijo evitara las malas compañías. Sin embargo era perezoso para las prácticas de piedad. En aquellas circunstancias, a los 17 años, a primeros del año 1935, tuvo una particular reacción religiosa, y le surgió el deseo de seguir la vida religiosa.
Entró en contacto con los Hermanos de san Juan de Dios pidió el ingreso. Fue admitido y se incorporó en Ciempozuelos en el mes de junio del mismo año 1935. La nueva experiencia le centró muy bien en su interior y encontró en el beato Juan Jesús Adradas, su maestro de novicios, la orientación que le ayudó para enfocar totalmente su vida. En el servicio y dedicación a los enfermos encontró lo que necesitaba para dar sentido pleno a su existencia.
El 7 de septiembre tomó el hábito hospitalario con el nombre de Fr. Isidoro e inició el noviciado. Se veía y sentía como un verdadero religioso, y así se entregaba cada día al ejercicio de la hospitalidad, asistiendo a los enfermos con caritativa solicitud y haciendo verdaderos progresos en la virtud. Le agradaba en especial dar catequesis a los enfermos.
Cuando estalló la persecución religiosa fue hecho preso con los demás miembros de la comunidad de Ciempozuelos el 7 de agosto, le faltaban al beato Isidoro algo más de un mes para cumplir el año canónico y emitir los votos religiosos.
Durante los casi cuatro meses de cárcel se le veía frecuentemente en recogimiento y actitud de oración. Oraba mucho por los pecadores y, todos los días, ofrecía su vida a Dios para reparar las ofensas hechas a su divina Majestad. La compañía en la cárcel del beato Adradas le supuso un especial apoyo en su fidelidad y perseverancia. Al pasar lista y ser nombrado entre los de la primera “saca” del día 28 de noviembre, convencido de ser su último momento, se despidió de los otros Hermanos con un abrazo y convencido “¡Hasta el Cielo!”.
Así culminó su elección de ser religioso, feliz como mártir de Cristo y de la Hospitalidad. Tenía 18 años de edad y había cumplido el tiempo de noviciado para emitir la profesión.



 
Beato Pedro María Alcalde Negredo
Nació en Ledesma (Soria) el 26 de noviembre de 1878 y recibió el bautismo al día siguiente, con el nombre de Pedro. Confitero de profesión, contrajo matrimonio a los 24 años, pero un año después murió su esposa. Se replanteó la vida y, visitando el hospital, regentado por las Hermanas de la Caridad, para obsequiar a los enfermos, fue orientado por las mismas, y decidió dedicarse al servicio a los enfermos. Un tiempo después, en 1906, ingresó en la Orden Hospitalaria. Como hospitalario pasó por las comunidades de Ciempozuelos, Carabanchel Alto (Madrid), Granada, Sant Boi de Llobregat (Barcelona) y Gibraltar, ejerciendo diversos servicios.
Formaba parte de la comunidad de Ciempozuelos en 1936, y el 7 de agosto fue apresado con los demás religiosos, yendo a parar a la cárcel de San Antón, de Madrid. Durante los casi cuatro meses que permaneció, se le acentuaron las fuertes molestias gástricas que padecía, sobrellevándolas con optimismo y ofreciéndolas generosamente por compañeros y carceleros. El 28 de noviembre de 1936, al sacarle hacia Paracuellos de Jarama, convencido del martirio, abrazó a los compañeros con gran serenidad, y sonriente decía: “Vamos a lo que Dios quiera”, dando testimonio de esperanza. Tenía 58 años.
 
Beato Eduardo Bautista Jiménez
Nacido en La Gineta (Albacete) el 5 de enero de 1885, fue bautizado el día siguiente. De sentimientos humanitarios, vivió un tiempo como religioso franciscano en el convento de Murcia, solicitando después dispensa para ingresar con los hermanos de San Juan de Dios, pues “mi espíritu me lleva a servir en la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios a los pobres enfermos, que tanto lo necesitan”. Se incorporó en Ciempozuelos (Madrid) en el mes de septiembre de 1935, recibiendo el hábito hospitalario varios meses después. Vivía con solicitud la hospitalidad en el servicio de los enfermos, distinguiéndose siempre por su piedad y obediencia, haciendo honor a su carácter pacífico, bondad y recogimiento.
El 7 de agosto de 1936 fue arrestado con la comunidad de Ciempozuelos y llevado el día siguiente con los demás religiosos a la cárcel de San Antón. Los casi cuatro meses pasados en la misma, sobrellevó con entereza las penalidades consiguientes; sólo callaba y oraba. En esta fue sacado con las manos atadas atrás, y llevado a Paracuellos de Jarama. Tenía 51 años.
 
Beato Juan Alcalde Alcalde
Nació en Zuzones (Burgos), el 20 de octubre de 1911, siendo bautizado el 23. Joven piadoso, estuvo un tiempo ayudando en el colegio de los PP. Agustinos, en Uclés (Cuenca) pero, sintiendo la inclinación hacia los enfermos, solicitó ingresar con los Hermanos de San Juan de Dios, incorporándose en Ciempozuelos (Madrid) en 1935 e iniciando el noviciado el 7 de marzo de 1936.
Era novicio el 7 de agosto cuando fue apresado y encarcelado con los demás componentes de la comunidad. En la cárcel de San Antón, prestaba su ayuda generosa a los demás encarcelados que tenían problemas o dificultades; los carceleros le tenían entre ojos ante su actitud. Un día le encontraron leyendo “Las Glorias de María”, y lo encerraron en un calabozo. En otra ocasión, le tuvieron durante más de una hora, contra la pared, encañonándole como si le fueran a fusilar. Comentaba que “tan sólo rezaba a Dios, esperando en cualquier momento la muerte”.
Al escuchar su nombre en la primera saca, en esta madrugada, acude presuroso a su maestro, el Beato Juan Jesús Adradas, para reconciliarse y se despidió con un abrazo “¡Hasta el Cielo!”. Ya al salir de la cárcel, se despidió con un “¡Viva Cristo Rey!”. Tenía 25 años.
 
Beato Pedro Mª de Alcántara Bernalte Calzado
Nació el 4 de agosto de 1910 en Moral de Calatrava (Ciudad Real), y fue bautizado el día 7 del mismo mes, con el nombre de Pedro de Alcántara. De índole caritativa, visitaba el Asilo de Ancianos y a una anciana ciega (la Matacana), muy pobre, para quien pedía limosna, le hacía la limpieza de la casa y la acompañaba los domingos a misa. También se entretenía con los niños, impartiéndoles clases y explicándoles el catecismo y vidas ejemplares. Después de cumplir el servicio militar, con 25 años, sintiéndose llamado para ser religioso marchó a la Orden Hospitalaria, como “la más a propósito para satisfacer sus ansias de caridad y amor”, incorporándose en Ciempozuelos (Madrid) en junio de 1935.
Era novicio cuando el 7 de agosto de 1936, junto con los demás religiosos, fue apresado y encarcelado en San Antón. Durante los meses pasados en la cárcel siempre estaba dispuesto a ayudar a los demás religiosos, lavarles la ropa y servirles en lo que necesitaran los otros presos, principalmente a los que eran mayores. Al salir para ser llevado al martirio, “lleno de gozo, daba gritos a Cristo Rey”. Tenía 26 años.
En este trabajo, que a lo largo de estos meses, hemos usado varias veces se pueden encontrar todos los datos de todos los Hospitalarios beatificados en 1992:
Religión en Libertad necesita de tu ayuda para seguir transmitiendo la ternura de Dios
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
10 COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

Jorge López
30/11/2011
A los mártires españoles de Paul Claudel (y 7).
El santo, solemnemente, ha tomado posesión de su parte, que es la mejor.

Todo, una vez más, está consumado, y en el Cielo se ha hecho un silencio de media hora.

Y nosotros también, la cabeza descubierta ¡alma mía! Guarda silencio ante la tierra sembrada,

La tierra ha concebido en el fondo de sus entrañas y ha comenzado ya el recomenzar.

El tiempo de labrar ha terminado ¡ y es ahora ya, el tiempo de la siembra!

El tiempo de la amputación ha acabado ya para el árbol, y es ahora ya el tiempo de las represalias.

La idea que ha germinado bajo la tierra, y en todos los lugares de tu corazón, Santa España, la represalia inmensa del amor.

Con los pies en el petróleo y en la sangre, yo creo en Ti, Señor, y en este día, que será Tu día.

Tiendo mi mano derecha hacia Ti, para jurar entre la acción de gracias y la matanza.

Tu cuerpo es en verdad un alimento y tu sangre en verdad una bebida.

De esta carne triturada, la Tuya, y de esta sangre que ha sido derramada.

Ni una parcela ha perecido, ni una gota se ha derramado en vano.

El invierno sobre nuestros surcos continua pero la primavera ¡ha hecho ya explosión en las estrellas!

Y todo lo que ha sido derramado, los ángeles lo han recogido respetuosamente y lo han llevado al interior del Velo.

Paul Claudel.
Brangues 1937.
Jorge López
29/11/2011
A los mártires españoles de Paul Claudel (6).
¡Salud, las quinientas iglesias catalanas destruidas! Catedral de Vich, catedral de José María Sert.

Vosotras también, también habéis sabido dar testimonio. También vosotras formáis entre los mártires.

Las mismas iglesias que vió Juan, iglesias de Gerona y Tortosa, iglesias de Laodicea y Tiatira.

La casulla se ha incendiado con el sacerdote, y el cirio ha prendido fuego en el candelabro.

El campanario se yergue todavía un momento sobre el animal evangélico que se encabrita.

Y después, en un rodas trueno, cae de golpe. Se hunde, ha desaparecido ya.

Iglesia de mi Primera Comunión, todo acabó, ya no te veré más.

Pero es bella cosa ser partido en dos ¡secti sunt! Es bella cosa morir en su puesto con un grito triunfal.

Es bello para la iglesia de Dios ascender al Cielo toda ella en el incienso y el holocausto.

Sube al cielo, Virgen venerable, por la derecha vía. ¡sube columna! Asciende ángel! Sube al Cielo, gran plegaria de nuestros abuelos.

Catedral de Vich, de José María Sert, antes eras admirable solo para los hombres, ¡ahora eres admirable a Dios!

¡Ya está hecho, la obra está consumada! Y la tierra por todos sus poros ha bebido la sangre que la turbaba.

Ha bebido el cielo y la misa de los cien mil mártires; la tierra es profunda para digerirla.

El asesino vuelve titubeante a su casa, y mira con estupor su mano derecha.

El santo, solemnemente, ha tomad
Jorge López
29/11/2011
A los mártires españoles de Paul Claudel (5).
¿Para qué todos esos dioses buenos? El pueblo no los necesita.

Lo que el bruto inmundo detesta, tanto como a Dios, es la belleza.

¡A fuego grandes bibliotecas! Leviathan se revuelca de nuevo y de los rayos del sol ha hecho yaciga y estiércol.

Todas estas bocas que nos interrogaron, todo eso; ¡contra todo eso era tan difícil de mantenerse en el propio cuadro!

Cerremos la boca de un puñetazo, es lo más sencillo, ¡abajo el Cristo y viva el toro!

Hay que dejar sitio a Marx y a todas esas biblias de la imbecilidad y del odio.

Mata camarada, destruye y embriágate, yace con las hembras. ¡Esto es la solidaridad humana!

No digas que todos esos curas que nos miran, vivos o muertos, no nos han provocado.

El que ellos hicieran el bien sin recompensa, era en verdad ¡cosa intolerable!

A los que han muerto, ¡se les irá a buscar bajo la tierra!

¡Es divertido ver como ríen todas estas calaveras! Un bromista se ha sacado el cigarrillo de su boca y lo ha colocado en la de esa calavera que fue su madre.

¡Quememos todo lo que pueda ser quemado! Los vivos y los muertos en una sola pira.

¡Acercad el petróleo! ¡Quememos a Dios! ¡Será una liberación magnífica!

Todos esos ojos que nos miran, vivos o muertos, nos provocan. Además ¿Para que sirven?.
Jorge López
29/11/2011
A los mártires españoles (¡y ni una sola apostasia!) de Paul Claudel (4).
El Cielo y el Infierno están puestos en nuestras manos, y tenemos cuarenta segundos para escoger.

Cuarenta segundos y sobra tiempo todavía. Santa España, hermana España ¡tú escogiste ya!

Once Obispos, dieciséis mil sacerdotes sacrificados y ¡ni una sola apostasía!

¡Ah, ojalá, pueda un día yo, como tú, lanzar mi testimonio en voz alta, en el esplendor del mediodía!

Se había dicho que dormías , hermana España, un fingido sueño.

Y luego de improviso, la interrogación, y de un solo golpe, esos dieciséis mil mártires.

´´¿De dónde me llegan todos estos hijos?´´ grita aquella de la que decían estéril.

Las puertas del Cielo ya no bastan para esa legión que se apretuja.

Lo que llamabais el desiertos, ¡miradlo!, ¡ah!, ¿era el desierto decíais?, ¡ved en él el manantial y la palmera!

¡Dieciséis mil sacerdotes! Todo el contingente en un momento y el Cielo colonizado en una sola llamarada.

¿Por qué temblar, oh alma, y por qué indignarte contra los verdugos?

Yo no hago más que juntar las manos y llorar, y digo que ésto es bueno, que esto es bello.

Y vosotras también, piedras, ¡salud! Desde lo más profundo de mi alma, ¡santas iglesias exterminadas!

Estatuas destrozadas a martillazos, y todas esas pinturas venerables y ese Copón que va a pisotearse.

Donde la CNT gruñendo de delicias, pone su jeta y su baba.
Jorge López
29/11/2011
A los mártires españoles de Paul Claudel (3).
Y la última zancada de Santiago, que solo termina donde la tierra acaba.

Patria de Domingo y de Juan, y de Francisco el Conquistador y de Teresa.

Arsenal de Salamanca, Pilar de Zaragoza y cepa ardiente de Manresa.

¡Indestructible España! Que sabe rehusar la medida de lo mediano.

Sacudida de espaldas contra el hereje contenido y, paso a paso, rechazarlo.

Exploradora de un doble firmamento, razonadora de la plegaria y de la sonda.

Profetisa de otra tierra, allá lejos, bajo el sol, y colonizadora de otro mundo.

En esta hora de tu crucifixión, Santa España, en este día, hermana España, que es tu día.

Llenos los ojos de admiración y lágrimas, yo te envío mi admiración y mi amor.

Cuando todos los cobardes traicionaban, tú, una vez más ¡supiste rehusar!

Como en tiempos de Pelayo y del Cid, tú, una vez más, ¡desenvainaste la espada!

¡Ha llegado el momento de elegir, de desenfundar el alma!

Ha llegado el momento de medir, fijos los ojos en los ojos de la proposición infame.

¡Ha llegado el momento, por fin, el momento de que se conozca por fin el color de nuestra sangre!

Muchos se figuran que el pié marcha solo al Cielo por un camino complaciente y fácil.

Pero de pronto la pregunta está hecha, y he aquí el requerimiento y el martirio.
Jorge López
29/11/2011
A los mártires españoles de Paul Claudel (2).
Todos estos pobres forjadores de dudas, todos esos cobardes, todos esos vacilantes.

No son palabras las que fallan, es un acto, la voz clara y el estallar de alguna cosa.

Vos, Vos estáis ahora en el cielo, más allá de la visibilidad y de la nube.

Pero nosotros estamos en sus manos; y por nuestra parte les ofrecemos cosas que ver, ¡cosas que ciegan su mirada!

Robespierre, Lenin y los demás, Calvino, no han agotado todos los tesoros del odio y de la rabia.

Voltaire, Renan y Marx no han chocado aún con el fondo de la humana idiotez.

Mas, delante de nosotros, el millón de mártires, ante nosotros, todos esos inocentes llenos de gloria.

Ellos tampoco lo han derramado todo ni lo han ofrendado todo todavía.

Somos nosotros los que estamos ahora en su lugar y estamos en él por una vez.

¡Por fin ha vuelto la Gloria del Príncipe de este Mundo!

La hora del interrogatorio final, la hora de Iscariote y Caín.

Santa España en la punta de la cuadrada Europa, concentración de la Fe, trinchera de la Virgen Madre.
Jorge López
29/11/2011
A los mártires españoles de Paul Claudel (1).
Tu que, al pasar, irás volviendo una a una las páginas de este libro sincero.

Léelo todo, regístralo en tu corazón pero contén tu cólera y tu espanto.

Es igual, es lo mismo que vivieron nuestros predecesores.

Es lo que aconteció en tiempos de Enrique VIII, de Nerón, de Diocleciano.

El cáliz que apuraron nuestros antepasados, ¿No tendremos que apurarlo también nosotros?

La corona de espinas que ellos ciñeron, ¿Sería para nosotros, solo para nosotros, una corona de rosas?

La sal que antaño pusieron en nuestra lengua, ¡tenía el gusto de este nuevo bautismo!

Es posible, Dios mío, que nos otorguéis este honor supremo.

De daros algo, nosotros los pobres, y de nuestra presencia,

Y decir que es verdad, que Vos, con nuestra sangre, ¡sois el Hijo de Dios!.

La maravilla de vuestra existencia, es cierto, no puede pagarse más que con sangre.

El Evangelio de Jesús que yo he recibido, ¡no podía recibirlo impunemente!

En este mundo que no cree, ¡no es verdad que no pueda creerse impunemente!

No fue solo por nuestro bienestar por lo que diste Tú la pena de nacer.

El Mundo te odia desde sus entrañas y el esclavo no es mejor que el señor.

Mas nosotros, nosotros creemos en Vos y escupimos en el rostro de Satán.
Antonio Buj
29/11/2011
Poema de Miguel Hernández.
Muy de mañana, aún de noche,

Antes de tocar diana,

Como presagio funesto

Cruzó el patio la sotana.

¡Más negro, más, que la noche

Menos negro que su alma

El cura verdugo de Ocaña!

Llegó al pabellón de celdas,

Allí oímos sus pisadas

Y los cerrojos lanzaron

Agudos gritos de alarma.

´´¡Valor, hijos míos,

que así Dios lo manda!´´

Cobarde y cínico al tiempo

Tras los civiles se guarda,

¡Más negro, más, que la noche

Menos negro que su alma

El cura verdugo de Ocaña!

Los civiles temblorosos

Les ataron por la espalda

Para no ver aquellos ojos

Que mordían, que abrasaban.

Camino de Yepes van,

Gigantes de un pueblo heroico,

Camino de Yepes van.

Su vida ofrendan a España,

Una canción en los labios

Con la que besan la Patria.

El cura marcha detrás,

Ensuciando la mañana.

¡Más negro, más, que la noche

Menos negro que su alma

El cura verdugo de Ocaña!

Diecisiete disparos

Taladraron la mañana

Y fueron en nuestros pechos

Otras tantas puñaladas.

Los pájaros lugareños

Que sus plumas alisaban,

Se
Jorge López
28/11/2011
No hablamos de malos, hablamos de SANTOS.
No se trata de acordarse de la guerra. En cuatro meses de artículos solo hemos hablado de un malo: Santiago Carrillo. Lo hemos dicho muchas veces: no ponemos nombres ni apellidos ni nos importa... En la época de los mártires de Roma o de la Revolución Francesa, por ejemplo, la Iglesia nunca ha difundido los nombres de los que mataron a los mártires... De forma genérica se habla de Nerón o de Hitler (en el caso de San Maximiliano María Kolbe) nunca de quien fue el autor material... en este blog no se habla de malos, sino de SANTOS... El que uno, varios o muchos eclesiásticos lo hicieran mal... no les quita a nuestros SANTOS y BEATOS MÁRTIRES el poder ser conocidos, imitados e invocados.

Juan Ortén
28/11/2011
Los malos no están siempre del mismo lado.
Ya vale de acordarse de la guerra, o tendremos que acordarnos todos .... e hicistéis mucho mal y cayeron muchos por vuestra culpa. Basta ya
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, jorgelteulon@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2011

14h del 30 de noviembre, en el Arroyo de San José de Paracuellos

3h del 30 de noviembre, en el Arroyo de San José de Paracuellos

Mañana del 29 de noviembre, en el Picadero de Paterna

20h del 28 de noviembre, en el Arroyo de San José de Paracuellos

18 h del 28 de noviembre, en el Arroyo de San José de Paracuellos

10h del 28 de noviembre, en el Arroyo de San José de Paracuellos

5h del 28 de noviembre, en el Arroyo de San José de Paracuellos

10 h del 27 de noviembre, en la cárcel madrileña de Ventas

Tarde del 26 de noviembre, en la casa de los Tort de Barcelona

Mañana del 25 de noviembre, en el cementerio de La Puebla de Híjar

Noche del 24 de noviembre, en el Picadero de Paterna

Madrugada del 24 de noviembre, en el Arroyo de San José de Paracuellos

Madrugada del 23 de noviembre, en el cementerio de Vallecas

Mañana del 22 de noviembre, en el Picadero de Paterna

Mañana del 21 de noviembre, en la plaza de Santa Isabel de Toledo

22h del 20 de noviembre, en el Picadero de Paterna

Mañana del 19 de noviembre, en la calle López de Hoyos de Madrid

5h del 18 de noviembre, en los pozos de azufre del Coto Minero de Lorca

Atardecer del 17 de noviembre, en la calle González Longoria de Madrid

Mañana del 16 de noviembre, en Almansa

Noche del 15 de noviembre, a 1,5 km. de la estación de Álora

Noche del 14 de noviembre, en el cementerio de Urda

Últimas horas del 13 de noviembre, en Tavernes de la Valldigna

Madrugada del 12 de noviembre, en la carretera de Alcudia de Carlet

Noche del 11 de noviembre, en el cementerio de Torredembarra

Madrugada del 10 de noviembre, en el cementerio de La Almudena

Tarde del 9 de noviembre, en los cementerios de Fuencarral y de La Almudena

Mañana del 8 de noviembre, en El Soto de Aldovea

Tarde del 7 de noviembre, en el Arroyo de San José de Paracuellos

8h del 7 de noviembre, en el Arroyo de San José de Paracuellos

22 h del 6 de noviembre, nueva Junta de Defensa de Madrid

Mañana del 5 de noviembre, en la calle Barceló de Madrid

Madrugada del 4 de noviembre, en el pozo del Coto minero de Lorca

Últimas horas del 3 de noviembre, en Vallvidrera

Mañana del 2 de noviembre, en el cementerio de Membrilla

A cualquier hora del 1 de noviembre, cárcel de San Antón de Madrid

Ver posts de otros meses

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (24 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (19 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (13 artículos)

FEBRERO 2016 (13 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (13 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS