Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Viernes, 28 de noviembre de 2014 | 8:54 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 23 octubre 2011

Si alguno quiere venir en pos de mí...

 
Entonces dijo Jesús a sus discípulos, "si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz y sígame. Porque el que su alma quisiere salvar, la perderá. Mas el que perdiere su alma por mí, la hallará". (Mt 16, 24-25)

 

-oOo-

 

Cristo nos indica tres acciones para ir hacia El:

  • Negarnos a nosotros mismos
    • Tomar nuestra cruz
    • Seguirlo

Por qué tres acciones y estas tres precisamente. Leamos lo que San Gregorio Magno nos dice:

 

-oOo-

 

Porque el que no se niega a sí mismo no puede aproximarse a aquel que está sobre él. Pero si nos abandonamos a nosotros mismos, ¿adónde iremos fuera de nosotros? ¿O quién es el que se va, si se abandona a sí mismo? Nosotros somos una cosa caídos por el pecado y otra por nuestra naturaleza original. Nosotros nos abandonamos y nos negamos a nosotros mismos, cuando evitamos lo que fuimos por el hombre viejo y nos dirigimos hacia donde nos llama nuestra naturaleza regenerada.

 

Podemos tomar la cruz de dos maneras. O dominando nuestro cuerpo con la abstinencia, o cargando nuestro espíritu con la compasión que inspiran las miserias del prójimo. Pero como muchas veces se mezclan algunos vicios con la virtuddebemos tomar en consideración que algunas veces la vanagloria acompaña a la mortificación de la carne y la virtud se hace visible y digna de alabanza, porque aparece la sequedad en el cuerpo y la palidez en el rostro. Y casi siempre se une una falsa piedad a la compasión del alma que nos arrastra con frecuencia a condescender con los vicios. El Señor a fin de evitar todo esto dice: "Y sígueme". (San Gregorio Magno, Homilias sobre el Evangelio, 32, 2-3.)

 

-oOo-

 

Muchas veces me he preguntado cómo negarme a mi mismo sin negar al mismo tiempo aquello que está caído y aquello que es reflejo de Dios. No es fácil negarse a uno mismo sin caer en la pasividad volitiva, por eso la frase de Cristo no puede ser desmembrada en dos partes inconexas. No basta con negarse a si mismo, tenemos que tomar la Cruz y seguir al Señor.

 

Imaginemos que estamos dentro de un grupo y por alguna razón alguien nos desdeña o desprecia o hiere. Nuestro orgullo salta y nos sentimos dolidos. ¿Qué nos hace sentirnos así? ¿El reflejo de Dios o la herida que portamos dentro? Cristo se ofreció hasta la muerte, por lo que si le seguimos no dudaríamos en sabernos en el camino correcto.

 

Dice San Gregorio Magno. “Nosotros nos abandonamos y nos negamos a nosotros mismos, cuando evitamos lo que fuimos por el hombre viejo y nos dirigimos hacia donde nos llama nuestra naturaleza regenerada.” A lo que añade: “Podemos tomar la cruz de dos maneras. O dominando nuestro cuerpo con la abstinencia, o cargando nuestro espíritu con la compasión que inspiran las miserias del prójimo.

 

¿Somos capaces de sentir que el dolor es el camino? Pero no se trata de herirnos a nosotros mismos para dañarnos. Ese dolor carece de verdadero sentido en Cristo. El dolor es el camino siempre que carguemos nuestro espíritu con compasión para aquel que produce el dolor. Además ¿Realmente valemos algo por nosotros mismos? ¿Por qué tendríamos que sentirnos heridos si sabemos que no podemos nada sin Cristo?

 

Pensemos con detenimiento qué es lo que realmente nos duele. No nos duele el desprecio sino la herida que portamos en nuestro interior y que nuestros hermanos, a veces, saben tocar con certera precisión. Cada vez que sintamos el dolor de naturaleza herida, tengamos compasión de quien sabe tocar para causar el dolor. El sabe donde tocar porque porta la misma herida. No es diferente de nosotros, por lo que merece la misma compasión que tanto anhelamos. El tiene las mismas miserias que nosotros llevamos a cuestas.

 

Todo esto puede ser medianamente fácil de decir y de comprender, pero cuando duele, ninguna razón puede callar el grito de sale de nuestro ser.

 

¿Cómo sobrellevar el dolor de lo que somos y compartimos con los demás? Llevando al Cruz que somos nosotros mismos y llevándola en dirección y sentido a Cristo. No nos quedemos en la estéril negación y esperemos que la pasividad, que es simple vanagloria, nos reconforte. El Señor a fin de evitar todo esto dice: "Y sígueme"

 

Este esfuerzo es sobrehumano y únicamente Dios mismo nos puede dar fuerzas para llevarlo a cabo. Se trata de transformar nuestra naturaleza y Dios en el único que puede hacerlo. Dios nos dé fortaleza, templanza y sabiduría para soportar el dolor mientras caminamos hacia El.

Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda...
ayúdanos a seguir ayudándote

Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda... ayúdanos a seguir ayudándote

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 3
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Néstor Mora
02/06/2012
Estimado aRMANDO .
Llevar la cruz al cuello es un signo, es una manera de recordarnos a nosotros mismos que somos cristianos. Si la cruz es visible, es también un testimonio de que lo somos. Es bueno llevar la cruz al cuello,.. mejor si la trazamos sobre nosotros y mucho mejor si aceptamos ser signos vivos de Cristo en el mundo.

Un saludo fraterno :)
aRMANDO SANDOVAL
02/06/2012
SOBRE LA CRUZ.
NESTOR BUEN DIA

REFERENTE A ´´TOMAR SU CRUZ´´ HE LEIDO LAS DOS MANERAS COMO SE EXPLICA.

UNA TERCER MANERA ES ¿USANDO UN CRUZ EN EL CUELLO?

¿QUE SIGNIFICADO TIENE EL CRUCIFICO EN EL CUELLO?

GRACIAS DE ANTEMANO POR SU ATENCION

DIOS LE BENDIGA
Carmen
23/10/2011
Carmen.
Ciertamente, tomar la cruz y seguirle no es un camino fácil. Pero tampoco se nos pide el masoquismo. Es sencillamente aceptar su voluntad y saber caminar guiados de su mano.

En ese camino, parte de nuestro ego tiene que disolverse en la gracia. Pero tampoco es una ascesis a fuerza de voluntad. En la vida tenemos que obrar en todo siguiendo el modelo de Jesús. Para ello necesitamos la oración y los sacramentos, porque nosostros por sí mismo no podemos.

Un abrazo Néstor
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Néstor Mora Núñez
Soy católico, casado con tres hijos en el mundo. Nací en 1965 en San José (Costa Rica) de padre costarricense y madre española, por lo que me enorgullezco de ser español de América. Estudié en colegio Santa Catalina de Sena en Costa Rica y San Felipe Neri en Cádiz (España). Mi formación universitaria parte de la ingeniería electrónica, pero ha ido evolucionando hacia el campo de los computadores, conocimiento y nuevas tecnologías de la información.

En el plano de servicio a la Iglesia me ocupo del diseño y mantenimiento de diversas webs de asociaciones católicas y la web de mi parroquia.

Néstor Mora Núñez, es autor, editor y responsable del Blog La divina proporción, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2014

¿La vida nos pesa y nos desespera? San Juan Crisóstomo

… sin pensar en Dios, sin amar al hermano. San Agustín

Cristo es Rey de vivos, no de muertos. San Justino

El que sigue Mi doctrina, da fruto. Santa Catalina de Siena

Decidir quién es digno de vivir o ser sacrificado. BXVI

Los talentos que guardamos, nos condenan. S. Juan Crisóstomo

¡Reformemos la Iglesia de una vez! San Juan Casiano, Card. Joseph Ratzinger

Evangelizadores incapaces por nosotros mismos. San Ambrosio

No os alarméis al oír combate y lucha. S. Juan Crisóstomo, Santa Catalina de Siena

Deconstruir la Iglesia, dogmas y sacramentos. (III) J. Ratzinger

Construir sobre roca Deconstruir sobre arena II. J Ratzinger

Ser Santos en pleno siglo XXI. Santa Catalina de Siena
OCTUBRE 2014

Construir o deconstruir la Iglesia (I). Melitón de Sardes

Admirar la realidad y ser humildes. Clemente de Alejandría

Renunciar a la Verdad es letal para la Fe. Benedicto XVI

Suor Cristina canta "Like a Virgin" de Madonna. San Agustín

Para la espera: fidelidad y sensatez. San Juan Crisóstomo

Sínodo de la Familia: la Iglesia no excluye. San Hilario de Poitiers

Sínodo de la Familia. Si me aman, cumplirán mis mandamientos (Jn 14, 15)

La "relatio" del Sínodo, se olvida del pecado. San Agustín

Sínodo: Ni "Kasper" ni "Muller" son la solución. San Agustín

IV Encuentro de "Blogueros con el Papa"

Sínodo de la familia y conversión permanente. Benedicto XVI

Sínodo de la Familia ¿Qué familia? Reflexionemos

Card Kasper, las ideologías y la viga. Sta Catalina de Siena

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2014 (11 artículos)

AGOSTO 2014 (14 artículos)

JULIO 2014 (12 artículos)

JUNIO 2014 (11 artículos)

MAYO 2014 (10 artículos)

ABRIL 2014 (13 artículos)

MARZO 2014 (11 artículos)

FEBRERO 2014 (11 artículos)

ENERO 2014 (9 artículos)

DICIEMBRE 2013 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (12 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (13 artículos)

AGOSTO 2013 (5 artículos)

JULIO 2013 (13 artículos)

JUNIO 2013 (13 artículos)

MAYO 2013 (12 artículos)

ABRIL 2013 (11 artículos)

MARZO 2013 (14 artículos)

FEBRERO 2013 (10 artículos)

ENERO 2013 (12 artículos)

DICIEMBRE 2012 (14 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (12 artículos)

OCTUBRE 2012 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (11 artículos)

AGOSTO 2012 (11 artículos)

JULIO 2012 (12 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (11 artículos)

ABRIL 2012 (12 artículos)

MARZO 2012 (13 artículos)

FEBRERO 2012 (15 artículos)

ENERO 2012 (12 artículos)

DICIEMBRE 2011 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (12 artículos)

OCTUBRE 2011 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (12 artículos)

AGOSTO 2011 (14 artículos)

JULIO 2011 (15 artículos)

JUNIO 2011 (12 artículos)

MAYO 2011 (13 artículos)

ABRIL 2011 (11 artículos)

MARZO 2011 (1 artículos)

Lo más leído
1 Carta abierta a D. Florentino Pérez, presidente del Real Madrid
2 El padre Kinvi arriesgó su vida para salvar a 1.500 musulmanes en África: «Ser sacerdote es eso»
3 En 20 días, esta canción a María supera 11 millones de visionados en YouTube: ¡y sin instrumentos!
4 En Estambul los musulmanes van a la iglesia por San Jorge y hay ortodoxos en las misas católicas
5 El Papa quiere dialogar con aquellos que le quieren asesinar
6 Pablo Iglesias, de Podemos, ¿lee Religión en Libertad? Sigue, al menos, los consejos de Paco Segarra
7 Un milagro del siglo XX para canonizar a un franciscano del siglo XIII: el niño Alessandro se curó
8 ¿La vida nos pesa y nos desespera? San Juan Crisóstomo
9 Mi Padre os quiere
10 Chicos que a los 13 años se autoetiquetan para siempre: "Soy gay"