Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Martes, 25 de noviembre de 2014 | 20:41 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 7 octubre 2011

Valor de la fe

           Es mucho lo que se ha escrito acerca del valor de la fe y en general sobre el tema de la fe. De las tres virtudes teologales, podríamos pensar que la más importante es la fe, pues ella es la primera que se enuncia y ello es cierto y no lo es. En la “Summa teológica” Santo Tomás de Aquino, se ocupa de este tema (I-II 62,4) y partiendo del principio básico que nos dice que: La raíz es siempre anterior a aquello que procede de la misma raíz. Nos señala que la Caridad es la raíz de todas las virtudes, de acuerdo con la opinión de San Pablo que nos dice: “Radicados y fundados en la caridad”. (Ef 3,17) Razón está, por la que la Caridad ha de preceder a todas las demás virtudes. Y es que es más, el día que lleguemos al más allá arriba, solo la caridad (entendida esta cono amor Trinitario) será la que perdure eternamente, porque la fe habrá desaparecido al convertirse en evidencia, y la esperanza se habrá realizado al comprobar la existencia del Señor y ver su Rostro. Luego la caridad precede a las otras.

 

            Pero entonces, ¿porque enumeramos, fe esperanza y caridad, y dejamos en tercer lugar a la Caridad? Primeramente y siguiendo a Santo Tomás, porque hay un orden de generación y un orden de perfección. Por supuesto que en razón a la perfección es la Caridad la primera, pero no en orden a la generación. Para que se genere la Caridad es indispensable que antes se haya generado la Fe. Nos dice San Agustín: Uno no puede amar lo que no cree que exista. Pero si cree y ama, obrando bien llega también a esperar”. Luego en orden a su generación, la fe precede a la caridad y la caridad a la esperanza.

 

            Es por ello, que la importancia de la fe la tengamos siempre presente, pues ella es imprescindible para poder llegar al amor al Señor, sencillamente porque nadie ama aquello que cree que no existe. En la epístola a los hebreos se puede leer: “Quien quiera que se aproxime a Dios debe de comenzar por creer”. (Heb 11,6). El valor de la fe en esta vida, es insustituible. Sin fe nadie puede amar al Señor, y sin  amar al Señor es imposible superar la prueba de amor, a la que hemos sido convocados en este mundo. La fe es la primera piedra, el fundamento, el primer paso que hemos de dar para avanzar en el camino de nuestra futura glorificación.

 

            Pero la fe no es una categoría única, en el sentido de que se pueda decir de una persona; tiene fe o no la tiene. La fe admite muchos grados de posesión y fortaleza y en la medida en que nuestra fe sea mayor en su fortaleza, mayor será también nuestra Caridad y subsiguientemente nuestra Esperanza, pues las tres virtudes teologales tienen la particularidad, de que cada una refuerza  y aumenta o disminuye a la otra, por lo que las tres aumenten y disminuyen en su intensidad en el alma humana al unísono.

 

Continuando con la Carta a los hebreos, en ella se dice que: “La fe es seguridad de lo que se espera, y prueba de lo que no se ve”. (Heb 11,1). Pero hay que reconocer, que es muy duro y difícil creer sin ver, máxime cuando lo que se nos pide que creamos, limita nuestros deseos de placer material. Es fácil aceptar que Buenos Aires está en América, aunque nunca hayamos estado allí, porque esta creencia no nos obliga ni condiciona nuestra vida. Nuestra razón inicialmente y sin ninguna meditación o elaboración, nos dice que no creamos en los que no vemos, que solo existe lo que vemos. Pero si profundizamos y elaboramos nuestros juicios, sacamos conclusiones y estas nos aseguran que además del mundo material que vemos y palpamos, existe un mundo invisible y espiritual, que no vemos, pero si palpamos su existencia, desde el momento en que estamos emitiendo juicios, pensamientos, razones e ideas, que indudablemente no pertenecen al mundo material, pero que si existen, desde el momento en que nosotros mismos somos sus creadores y no podemos negar su existencia. Y si también resulta que existe un mundo invisible y espiritual, es porque también además de cuerpo tenemos alma.

 

Y si resulta que también además de alma, tenemos impulsos y raciocinios que nos inquietan con preguntas transcendentes. Y si tenemos en nuestro ser, estas series de preguntas transcendentes a las que no encontramos respuestas inmediatas  a ellas, es el caso de que ellas si tienen respuestas. En el orden materia, podríamos poner el ejemplo de la sed. Si nosotros tenemos sed, es porque el agua existe, es porque hay agua, y si hay agua, hay una fuente que la crea y de donde mana. Y tanto en el orden espiritual como en el de la materia, la fuente de donde mana todo se llama Dios, que es el Ser omnipotente e infinito que a su vez nos creó y nos rige a todos.

 

Solo con la razón no podemos alcanzar la fe, porque ella se encuentra más allá de la razón, donde la razón termina es donde empieza la fe. Ni la razón está en contra de la fe, ni esta está contra la razón, son los que no acaban de razonar debidamente, los que están en contra de la fe.  Donde la razón termina comienza la fe, por ello la razón abre las puertas de la fe, y a través de la razón, se puede y se debe de acceder a la fe. Lo que resulta absurdo es pararse en donde termina la razón y sacralizar esta, creando una ideología llamada racionalismo. Ser racionalista es pararse hasta los límites que le marca esta ideología, cercenarse mentalmente y no avanzar en el descubrimiento de la verdad. El cristiano es quien usando la razón rompe los muros del racionalismo, para llegar a una realidad que es mucho más grande que nuestra propia razón, porque Dios carece de límite alguno.

 

Dios da el don de la fe a quien se lo pide, a quien humildemente acude a Él, para encontrarle. No se lo dona al soberbio, que cree que él mismo solo se basta con su razón. Slawomir Biela, escribe: “Dios no quiere que el orgullo de propietario de la fe constituya nuestro apoyo, sino que aprendamos a apoyarnos en la fe misma, que es sin duda un don suyo, es una gracia concedida gratuitamente que nunca podrá llegar a ser propiedad nuestra. Aunque supuestamente lo sabemos bien, continuamente pisoteamos como puercos las perlas de la fe, considerándonos sus dueños y propietarios”.

 

 La vida de la fe es la cosa más extraordinaria que existe en la tierra y ensombrece todos los demás dones obtenidos con anterioridad. Desde el momento en que buscas la fe, es que ya la tienes. Lo dice hermosamente San Agustín: “No buscarías a Dios si no lo tuvieras ya”. “Desde el momento en que deseas con toda tu alma la fe, es que ya la tienes”. “La fe es un don, que muchos de nosotros no nos merecemos, ya que algunos los recibimos desde pequeños, mientras que otros han de encontrarlo caminando por la vida. La fe es el mayor regalo que Dios puede hacer al ser humano. La fe es esa fuerza que se adquiere cuando una persona llega a entregarse al Señor nuestro Dios, que por nosotros se crucificó para redimirnos de nuestras miserias.

 

            Para Tomás Mertón: “Es absolutamente imposible para nuestras mentes, tener en este mundo una percepción amplia y clara de las cosas de Dios, de cómo son realmente en sí mismas. La “experiencia” contemplativa de las cosas divinas se alcanza en la oscuridad de la “fe pura”, en la certeza de que eso no vacila, aunque no pueda aportar ninguna evidencia humana clara en su favor. Esto no puede comprenderse a menos que no recordemos una verdad absolutamente fundamental: Que la eficacia de la meditación, no se logra razonando sino por la fe. Se puede decir sin temor a errar: Que nuestra meditación es tan buena como nuestra fe”. “Solo la fe profunda puede aportar autentica luz espiritual en nuestra vida de oración”.

 

            Pero quizás, en donde más se pone de manifiesto la fortaleza de nuestra fe, es en la adoración eucarística y las luchas que hay que sostener para mantenerse en conseguir una oración de contemplación. Para Carlo Carretto: “No hay oración tan difícil como la adoración de la Eucaristía. En ella la naturaleza se rebela con todas sus fuerzas. El hombre preferiría transportar piedras bajo el sol. La sensibilidad, la memoria, la imaginación, todo es mortificado. Solo triunfa la fe; y la fe es dura, oscura, desnuda. Ponerse ante lo que tiene aspecto de pan y decir: Ahí está Cristo vivo y verdadero, es pura fe. Pero nada alimenta más que la fe pura; y la oración de la fe es la verdadera oración”…. La oración es el compendio de nuestra relación con Dios. Podríamos decir que somos lo que oramos. El grado de nuestra fe es el grado de nuestra oración; la fuerza de nuestra esperanza es la fuerza de nuestra oración; el calor de nuestra caridad es el calor de nuestra oración. Ni más ni menos.

 

Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

 

Otras glosas o libros del autor relacionados con este tema.

-        Libro. CONOCIMIENTO DE DIOS. Isbn. 978-84-611-7910-1.

-        Libro. RELACIONARSE CON DIOS. Isbn. 978-84-612-2058-8.

-        Virtudes teologales. La Fe. Glosa del 29-07-09

-        Preguntas transcendentes. Glosa del 14-01-10

-        Señor creo en Ti. Glosa del 27-05-10

-        ¿Qué es la fe?  Glosa del 16-01-11

-        Dios oculto. Glosa del 17-07-11

-        El árbol de la fe. Glosa del 07-12-10

-        Dudas de fe. Glosa del 24-09-09

-        ¿Es dubitativa nuestra fe?  Glosa del 26-04-11

-        Fe y razón. Glosa del 12-01-10

-        Fe de carbonero y razón. Glosa del 04-10-10

-        Fortaleza de la fe . Glosa del 20-06-10

-        Vivir la fe. Glosa del 27-12-09

Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda...
ayúdanos a seguir ayudándote

Si crees que la lectura de Religión en Libertad te ayuda... ayúdanos a seguir ayudándote

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan del Carmelo
Juan del Carmelo no es quien dice ser. O mejor dicho, es quien es, pero prefiere presentarse en su alter ego Juan del Carmelo que no es más que un seglar que, a finales de los años 80, experimentó la llamada de Dios y se vinculó al Carmelo Teresiano. Ha publicado libros de espiritualidad como «Mosaico espiritual», «Santidad en el Pontificado», o «En las manos de Dios» Como lo cortés no quita lo valiente es, además, un empresario de éxito. Y nos acompaña, con sencillez y hondura, desde «El blog de Juan del Carmelo».

Juan del Carmelo, es autor, editor y responsable del Blog El Blog de Juan del Carmelo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2014

Inhabitación trinitaria de nuestras almas

Necesidad de amar a Dios

Necesidad de buscar a Dios

Amor del cuerpo, amor del alma

Razón de ser del sufrimiento

Rompecabezas de nuestra existencia

Santificarse y salvarse

Compasión, orgullo y humildad

¿Para qué sirve el sufrimiento?

Sacrificios

Conversiones espectaculares y silencisas

Hastio y tedio de la vida

Machacar la Verdad
OCTUBRE 2014

Al pié de la cruz

Hacerse el gracioso

Cómo se santifica uno

Intransigencia católica. Depósito de la fe

Gobierno de Dios, gobierno del pueblo

Me estoy haciendo viejo

Necesidad de la mortificación

En medio de nuestra guerra

Inmutabilidad divina y relativismo

Manso y humilde

Iluminación divina de la mente humana

¿Tengo yo el alma limpia?

Hambre de amor a Dios

Voluntad de Dios, fuente de bienes

Errores al querer conocer a Dios

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2014 (14 artículos)

AGOSTO 2014 (16 artículos)

JULIO 2014 (15 artículos)

JUNIO 2014 (15 artículos)

MAYO 2014 (16 artículos)

ABRIL 2014 (15 artículos)

MARZO 2014 (15 artículos)

FEBRERO 2014 (14 artículos)

ENERO 2014 (16 artículos)

DICIEMBRE 2013 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (15 artículos)

OCTUBRE 2013 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (15 artículos)

AGOSTO 2013 (15 artículos)

JULIO 2013 (16 artículos)

JUNIO 2013 (15 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (16 artículos)

FEBRERO 2013 (14 artículos)

ENERO 2013 (16 artículos)

DICIEMBRE 2012 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (15 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (15 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (16 artículos)

JUNIO 2012 (15 artículos)

MAYO 2012 (15 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (16 artículos)

FEBRERO 2012 (14 artículos)

ENERO 2012 (16 artículos)

DICIEMBRE 2011 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (15 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (15 artículos)

AGOSTO 2011 (15 artículos)

JULIO 2011 (16 artículos)

JUNIO 2011 (15 artículos)

MAYO 2011 (15 artículos)

ABRIL 2011 (15 artículos)

MARZO 2011 (16 artículos)

FEBRERO 2011 (14 artículos)

ENERO 2011 (15 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (15 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (15 artículos)

AGOSTO 2010 (16 artículos)

JULIO 2010 (15 artículos)

JUNIO 2010 (15 artículos)

MAYO 2010 (16 artículos)

ABRIL 2010 (15 artículos)

MARZO 2010 (16 artículos)

FEBRERO 2010 (14 artículos)

ENERO 2010 (15 artículos)

DICIEMBRE 2009 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (15 artículos)

OCTUBRE 2009 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (13 artículos)

JULIO 2009 (14 artículos)

JUNIO 2009 (12 artículos)

MAYO 2009 (7 artículos)

Lo más leído
1 Ella y su marido, sin fe, hacían abortos entre bromas crueles… pero Dios y la ciencia les cambiaron
2 Diputados españoles abandonan al Papa en la Eurocámara, pero Pablo Iglesias le aplaude en su Twitter
3 Francisco en el Europarlamento habla de «niños asesinados antes de nacer» y «ancianos abandonados»
4 Las citas de la Biblia sobre la corrupción que harán temblar a los políticos de cualquier época
5 Con la independencia, «Cataluña elegirá obispos democráticamente y el catolicismo tendrá empuje»
6 El anuncio de Navidad de Sainsbury´s, homenaje a un hermoso momento de la Primera Guerrra Mundial
7 Detenidos 3 curas y un profesor de religión por los abusos de Granada: es un «caso complicado»
8 Los cristianos son perseguidos en centros de asilo en Europa
9 De algunos agrapha concretos muy interesantes
10 Inhabitación trinitaria de nuestras almas