Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Domingo, 26 de octubre de 2014 | 00:00 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 22 agosto 2011

Visión corporal, visión espirtual

           Pocos son, los que dudan, de que la persona humana tiene cuerpo material y alma espiritual. Esta es una realidad admitida tanto por creyentes como por agnósticos e inclusive ateos. Nosotros tenemos un cuerpo que pertenece al mundo de lo natural y de lo visible, al mundo de todo aquello que puede ser captado por los ojos de nuestra cara y un alma que pertenece al mundo de lo sobrenatural y de lo invisible, al mundo de todo aquello que no puede ser captado por los ojos de nuestra cara, pero si, puede ser captado y visto, con mayor o menor claridad, por medio de los ojos de nuestra alma, en función de la agudeza visual, que hayamos sido capaces de darle a estos ojos de nuestra alma, en el desarrollo de la vida espiritual de esta, durante su paso por este mundo.

 

            Si reconozco que hay personas, que habiendo sido debidamente manipuladas por el maligno, niegan la existencia del alma, con la mismo ímpetu, con el que niegan la existencia de Dios, y al mismo tiempo le rinden culto al demonio, en las llamadas misas negras o se hacen miembros de la masonería, reconociendo la existencia de un ser superior, al que llaman el gran arquitecto, para ocultar, que en su grado superior el 33, ese gran arquitecto se llama satanás, al que se le reconoce y se le rinde culto, como una ser superior. No continúo en esta línea con este tema, porque no es el caso de tratarlo aquí y si alguien está interesado en el tema, le recomiendo la lectura de los libros de Ricardo de la Cierva. Pero si quiero poner de manifiesto, la gran incoherencia que reside, en negar la existencia de Dios por un lado y por otro prestarle culto al demonio.

 

            Cualquier primitivo ser humano de la más recóndita selva amazónica, africana, de Nueva Guinea o de cualquier otro cuasi inexplorado sitio de este mundo, sabe que existe un mundo de lo invisible y que el poder de este, es incomprensible para él, circunstancia esta que saben aprovechar debidamente los brujos de las tribus, de que se trate. Para el ser humano, resulta indudable, que si se tiene sed de agua, es porque el agua existe y si se tiene sed de Dios y deseos de conocer ese mundo de lo espiritual, es porque Dios existe y su mundo invisible también. Y ello es sencillamente así, porque así hemos sido creados, con unos sellos o improntas, fijados en nuestro interior, que nos lanzan hacia nuestro Creador, por muchas que sean las artimañas del maligno, para que no lleguemos a lograr el amor del Reino del Señor, y le hagamos eterna compañía en su reino de odio. Porque donde no media el amor, el vacío lo ocupa siempre el odio. Hay un principio básico que dice que todo lo creado busca a su Creador.

 

            Esta dicotomía de cuerpo y alma que todos tenemos, nos otorga una doble perspectiva o visión de todo lo que nos rodea. Toda persona es capaz de ver con dos clases de ojos, y ellos le dan dos visones, muchas veces distintas y hasta contradictorias, de lo que contempla. Naturalmente me estoy refiriendo a los ojos de nuestra cara y a los ojos de nuestra alma. Más de una vez ya hemos tocado este tema, y ello es, por la importancia que tiene para prosperar en el desarrollo de nuestra vida espiritual, pues solo con unos sentidos espirituales, especialmente el de la vista, bien desarrollados, podemos comprender debidamente muchas cosas, respondernos a muchas preguntas y sobre todo amar más al Señor.

 

            Corporalmente tenemos cinco sentidos, para relacionarnos con nuestro mundo exterior, pero de estos cinco sentidos, sin duda alguna, la vista es el más importante, ya que por medio de ella recibimos la mayor cantidad de información para movernos y desarrollarnos en el mundo exterior. A cualquiera que le pregunten, acerca de cuál de los cinco sentidos puede prescindir, todos sabemos que el último que diríamos sería la vista. Pero la vista no nos sirve de nada si carecemos de un elemento esencial que es la luz material que en el caso de este mundo nos la proporciona el astro Sol. Y digo que tan material como nuestros ojos corporales es la luz que necesita y que nos la genera el sol o el fuego, porque esta luz es una luz compuesta de diversos colores y bien sabemos que todo aquello que es susceptible de división por estar formados por varias partes, es también temporal y susceptible de descomposición y subsiguientemente de desaparición. Solo lo que es simple, no se puede descomponer y todo lo que pertenece al mundo de lo espiritual es simple  y eterno porque no se puede descomponer.

 

            Espiritualmente nuestra alma dispone también de sentidos y del sentido de la vista, de una vista que percibe todo lo que está por encima de lo natural. Son los ojos de nuestra alma que nos pueden dar una visión de lo sobrenatural, si es que estos ojos, disponen de la luz que necesitan, que no es la luz material del sol, sino que es la luz espiritual que emana de la gloria del Señor. Solo amando debidamente al Señor en el ejercicio de nuestra vida espiritual, podremos llegar a desarrollar, los ojos de nuestra alma y adquirir el don de la luz de amor que puede iluminar la visión de los ojos de nuestra alma.

 

            Son muchas las veces que leemos en vidas de santos y santas, las apariciones del Señor que ellos tuvieron, y nosotros enseguida pensamos que estas apariciones las contemplaron los ojos corporales  de estos bienaventurados. Desde luego que sí puede haber casos, y los hay, como puede ser por ejemplo las apariciones de la Virgen en Fátima, en el Pilar de Zaragoza,  o Lourdes, pero la mayoría de las veces, son apariciones reales que fueron vistas con los ojos del alma. San Pablo nos da una clara idea de sus dudas acerca de lo que vio y nos dice: Sé de un hombre en Cristo, el cual hace catorce años, si en el cuerpo o fuera del cuerpo no lo sé, Dios lo sabe, fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y sé que este hombre, en el cuerpo o fuera del cuerpo del cuerpo no lo sé, Dios lo sabe, fue arrebatado al paraíso y oyó palabras inefables que el hombre no puede pronunciar”. (2Co 12,2). Es claro que a San Pablo los ojos de su cara no le funcionaron.

 

Santa Teresa de Jesús varias veces alude a este tema de los ojos del alma y dice: “Se me presentó Cristo delante con mucho rigor, dándome a entender lo mucho que aquello le dolía. Le vi, con los ojos del alma más claramente que lo que pudiera verle con los ojos del cuerpo”. En otro párrafo nos dice: “Me hizo mucho daño creer que no era posible ver nada si no era con los ojos del cuerpo, y el demonio influyó en que lo creyese así y en hacerme entender que era imposible ver sin los ojos del cuerpo”.  En otros párrafos la santa confiesa que con los ojos corporales nunca vio, sino con los ojos del alma.

 

Aquellos que, hayan leído algo sobre experiencia NDE (experiencias alrededor de la muerte), no les sonará extraño la descripción que algunos hacen diciendo: Me desperté en el quirófano, mire abajo y vi mi cuerpo con varios doctores alrededor, tratando de reanimarme..., y uno se pregunta: Si sus ojos corporales estaban en el cuerpo, al que trataban de reanimarlo ¿Con que ojos, vio su cuerpo desde arriba? Indudablemente era con los ojos de su alma, iluminados con la luz divina.

 

Y para aquellos otros que hayan adquirido el hábito de visitar diariamente al Señor y pasar un rato en su compañía, frente al sagrario, saben muy bien que con los ojos de su cara solo ven la luz roja y las puertas del sagrario, por lo que tienen que cerrar los ojos, e imaginativamente ver lo que hay tras las pequeñas puertas del tabernáculo, donde se encuentra generalmente un copón, con varias formas consagradas y en estas formas, se encuentra el Señor con toda su humanidad y su divinidad. Dice Santa Teresa, que esto no es mal ejercicio hacer esto para comenzar, pero que la contemplación no es eso. En la contemplación hemos de avanzar más, hemos de pedirle al Señor que con su luz divina, ilumine los ojos de nuestra alma, que nos de la luz necesaria, para ver con nuestros ojos espirituales.

 

Y para avanzar en este sentido, hemos de buscar la intimidad con el Señor, el silencio y cerrar nuestros ojos corporales, porque si estamos inundados con la luz material, no dejamos entrar en los ojos de nuestra alma la luz del Señor, que ellos necesitan. Pedro Finkler escribe: “Sentimos mejor y comprendemos con más claridad las realidades del mundo espiritual cuando cerramos los ojos, nos tapamos los oídos y desactivamos todos los sentidos que captan cosas del mundo exterior. Las realidades místicas relacionadas con Dios solo son perceptibles mediante el uso de los sentidos internos de la fe, de la intuición, de la conciencia, etc.”.

           

Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

 

Otras glosas o libros del autor relacionados con este tema.

-        Libro. BUSCAR A DIOS. Isbn. 978-84-611-6451-6.

-        Libro. MILAGROS EN LA EUCARISTÍA. Isbn. 978-84-611-7909-1.

-        Sentidos del alma. Glosa del 21-12-09.

-        Las edades del alma. Glosa del 10-01-10

-        Belleza de un alma en gracia. Glosa del            01-05-10

-        Salvarse sí, ¿pero…? Glosa del 27-06-11

-        Acrónimo NDE. Glosa del 12-06-09

-        Entrada en el más allá. Glosa del 27-11-10

-        Vida después de la muerte. Glosa del 04-01-11

-        Cincelar la visión de nuestra alma. Glosa del 13-07-11.

 

 

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 1
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Isidro Martinez-Aguado Martínez
22/08/2011
Persona Humana.
Amigo Juan del Carmelo, leo sus artículos con vivo interés y todos ellos me aportan algo, me hacen reflexionar y sentirme un poco más cristiano. Acabo este primer párrafo dándole las gracias y pidiendo al Señor que lo mantenga muchos años en activo. brEl segundo ,por el que escribo, es la sorpresa de verle utilizar el término ´´persona humana´´. En mis tiempos de estudiante sólo se hablaba de persona y en Derecho se añadia ´´persona jurídica´´ para diferenciarla de la única y original. brPersona por entonces no necesitaba adjetivos.Todo ser humano era una persona. ¿porqué ahora se ha de decir persona humana? ¿cúales otras personas existen?.... Espero entienda mi asombro.A sus disposición , un lector admirador.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan del Carmelo
Juan del Carmelo no es quien dice ser. O mejor dicho, es quien es, pero prefiere presentarse en su alter ego Juan del Carmelo que no es más que un seglar que, a finales de los años 80, experimentó la llamada de Dios y se vinculó al Carmelo Teresiano. Ha publicado libros de espiritualidad como «Mosaico espiritual», «Santidad en el Pontificado», o «En las manos de Dios» Como lo cortés no quita lo valiente es, además, un empresario de éxito. Y nos acompaña, con sencillez y hondura, desde «El blog de Juan del Carmelo».

Juan del Carmelo, es autor, editor y responsable del Blog El Blog de Juan del Carmelo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
AGOSTO 2011

Acompañantes sobrenaturales y humanos

Seguir el camino

Vivir en este mundo

Con este signo vencerás

Visión corporal, visión espirtual

Lucha ascética y mística

Conocer al enemigo

¿Qué es lo virtual?

Rompecabezas de preguntas

Felicidad y amor

Andrés

¿Estamos predestinados?

Añadidura

Lo irremediable

Imitar a Cristo

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2014 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (15 artículos)

AGOSTO 2014 (16 artículos)

JULIO 2014 (15 artículos)

JUNIO 2014 (15 artículos)

MAYO 2014 (16 artículos)

ABRIL 2014 (15 artículos)

MARZO 2014 (15 artículos)

FEBRERO 2014 (14 artículos)

ENERO 2014 (16 artículos)

DICIEMBRE 2013 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (15 artículos)

OCTUBRE 2013 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (15 artículos)

AGOSTO 2013 (15 artículos)

JULIO 2013 (16 artículos)

JUNIO 2013 (15 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (16 artículos)

FEBRERO 2013 (14 artículos)

ENERO 2013 (16 artículos)

DICIEMBRE 2012 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (15 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (15 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (16 artículos)

JUNIO 2012 (15 artículos)

MAYO 2012 (15 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (16 artículos)

FEBRERO 2012 (14 artículos)

ENERO 2012 (16 artículos)

DICIEMBRE 2011 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (15 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (15 artículos)

AGOSTO 2011 (15 artículos)

JULIO 2011 (16 artículos)

JUNIO 2011 (15 artículos)

MAYO 2011 (15 artículos)

ABRIL 2011 (15 artículos)

MARZO 2011 (16 artículos)

FEBRERO 2011 (14 artículos)

ENERO 2011 (15 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (15 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (15 artículos)

AGOSTO 2010 (16 artículos)

JULIO 2010 (15 artículos)

JUNIO 2010 (15 artículos)

MAYO 2010 (16 artículos)

ABRIL 2010 (15 artículos)

MARZO 2010 (16 artículos)

FEBRERO 2010 (14 artículos)

ENERO 2010 (15 artículos)

DICIEMBRE 2009 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (15 artículos)

OCTUBRE 2009 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (13 artículos)

JULIO 2009 (14 artículos)

JUNIO 2009 (12 artículos)

MAYO 2009 (7 artículos)

Lo más leído
1 13 verdades que nadie te dijo acerca del matrimonio y que te ayudarán a entender lo que te pasa
2 Cómo se santifica uno
3 ¡Se alquila la Capilla Sixtina!
4 Las Dominicas de Lerma explican qué es Halloween: no es cristiana; culto a satanás; brujería...
5 Jim Foley, el periodista asesinado por ISIL, rezaba 5 veces al día; le gustaba el rosario
6 De la francesa que ha sufrido la amputación de sus cuatro miembros tras abortar
7 Osoro quiere pasar de «una pastoral de mera conservación» a otra «decididamente misionera»
8 Renunciar a la Verdad es letal para la Fe. Benedicto XVI
9 No ganar el cielo, sino las elecciones
10 Los cristianos mantienen la cultura del vino en Siria, bajo la amenaza yihadista contra el alcohol