Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

Últimas horas del 9 de agosto, en el Clínico de Barcelona

Jorge López Teulón

9 agosto 2011

La Orden de San Juan de Dios en Colombia
 
Cuando en 1920 la Orden de San Juan de Dios se estableció en Colombia, muchos jóvenes se acercaron y una parte de ellos fue enviada a España para completar su formación religiosa y su experiencia hospitalaria. En 1936, cuando estalla la Guerra Civil, en la Comunidad de Ciempozuelos (Madrid) se encontraban siete hermanos de Colombia. Ante la alarmante situación, los superiores decidieron repatriarlos, y tomaron contacto con la embajada de Colombia en Madrid, para que resolviera las cuestiones burocráticas.
 
Con un brazalete que decía que eran colombianos, fueron acompañados por un dependiente de la embajada en un tren de Madrid a Barcelona, donde debían tomar un barco para Colombia. En Barcelona los esperaba el cónsul colombiano, pero los milicianos los apresaron antes y los condujeron a la prisión de la calle Balmes. Al cónsul le fue prometido que los vería al día siguiente. Pero esa mañana temprano, el 9 de agosto, fueron fusilados. Sus restos fueron enterrados en el cementerio de Montjuich, en la fosa Agrupación San Jaime 9-11. Tenían 23 años los dos menores, y 29 el mayor del grupo.
 
El día 25 de octubre de 1992 fueron beatificados los Mártires Hospitalarios: se trataba del Beato Braulio María Corres Díaz de Cerio, sacerdote; Federico Rubio Álvarez, sacerdote y 79 compañeros de la orden hospitalaria de San Juan de Dios. Entre estos se hallaban estos siete colombianos y el Santo Padre hace una referencia muy precisa a los mismos y al centenario de la evangelización:
 
Especial mención merecen los siete hermanos hospitalarios de Colombia, por ser los primeros hijos de esa querida nación que llegan al honor de los altares. Ellos se encontraban en España completando su formación religiosa y técnica cuando el Señor los llamó a dar ese testimonio de la fe. En coincidencia con el V Centenario de la evangelización de América, se reconoció públicamente su martirio y lo presentaron como una primicia de la Iglesia colombiana”.
 
Estos son sus nombres:
 
·         Beato Rubén de Jesús López Aguilar, de Concepción (Antioquia), 28 años.
·         Beato Arturo Ayala Niño, nacido en Paipa (Boyacá), 27 años.
·         Beato Juan Bautista Velázquez Peláez, de Jardín (Antioquía), 27 años.
·         Beato Eugenio Ramírez de Salazar, nacido en La Ceja (Antioquia), 23 años.
·         Beato Esteban Maya Gutiérrez, nacido en Pácora (Caldas), 29 años.
·         Beato Melquíades Ramírez Zuloaga, nacido en Sonsón (Antioquía), 27 años.
·         Beato Gaspar Páez Perdomo, nacido en La Unión (Huila), 23 años.
 
 
Como los mártires” de Luis Alfredo Díaz
 
Uno de los Himnos -el llamado Himno Joven- compuesto con motivo de la Beatificación de los 498 Mártires del 28 de octubre de 2007 fue el de Luis Alfredo Díaz. Entre los mártires de la sangrienta persecución totalitaria marxista en España algunos fueron hispanoamericanos: en 1992 estos 7 hermanos colombianos o en 2007 había un dominico y un carmelita nacidos en México y un agustino nacido en Cuba. Por eso la estrofa de la canción repite:

Como los mártires nuestros hermanos
de tierra hispana, queremos ser
dar nuestras vidas, unir las mano
y
prepararnos, para un nuevo amanecer


 
 
La historia
 
Los Hermanos colombianos hacía pocos años que habían entrado en la Congregación y en España sólo llevaban dos años de permanencia. Estos religiosos atendían una casa para enfermos mentales en Ciempozuelos cerca de Madrid. Al estallar la guerra, los milicianos detuvieron a todos los religiosos.
 
Cuando al embajador colombiano le contaron la noticia, pidió al gobierno que a estos compatriotas suyos por ser extranjeros los dejaran salir en paz del país, y les envió unos pasaportes y unos brazaletes tricolores para que los dejaran salir libremente. Y el Padre Capellán de las Hermanas Clarisas de Madrid les consiguió el dinero para que pagaran el transporte hacia Colombia, y así los envió en un tren a Barcelona avisándole al cónsul colombiano de esa ciudad que saliera a recibirlos. Pero en el billete de cada uno los guardas les pusieron una señal especial para que los apresaran.
 
El Dr. Ignacio Ortiz Lozano, Cónsul colombiano en Barcelona describió así en 1937 al periódico El Pueblo de San Sebastián cómo fueron aquellas jornadas trágicas:
 
Este horrible suceso es el recuerdo más doloroso de mi vida. Aquellos siete religiosos no se dedicaban sino al servicio de caridad con los más necesitados. Estaban a 30 kilómetros de Madrid, en Ciempozuelos, cuidando locos. El día 7 de agosto de 1936 me llamó el embajador en Madrid (Dr. Uribe Echeverry) para contarme que viajaban con un pasaporte suyo en un tren y para rogarme que fuera a la estación a recibirlos y que los tratara de la mejor manera posible. Yo tenía ya hasta 60 refugiados católicos en mi consulado, pero estaba resuelto a ayudarles todo lo mejor que fuera posible. Fui varias veces a la estación del tren pero nadie me daba razón de su llegada. Al fin un hombre me dijo: “¿Usted es el cónsul de Colombia? Pues en la cárcel hay siete paisanos suyos”.
 
Me dirigí a la cárcel pero me dijeron que no podía verlos si no llevaba una recomendación de la FAI (Federación Anarquista Española). Me fui a conseguirla, pero luego me dijeron que no los podían soltar porque llevaban pasaportes falsos. Les dije que el embajador colombiano en persona les había dado los pasaportes. Luego añadieron que no podían ponerlos en libertad porque la cédula de alguno de ellos estaba muy borrosa. Excusas todas a cual más de injustas y mentirosas, para poder ejecutar su crimen. La única causa para matarlos era que pertenecían a la religión católica. Cada vez me decían “venga mañana”. Al fin una mañana me dijeron: “Fueron llevados al Hospital Clínico”. Comprendí entonces que los habían asesinado. Fue el 9 de agosto de 1936.
 
Aterrado, lleno de cólera y de dolor exigí entonces que me llevaran a la morgue o depósito de cadáveres, para identificar a mis compatriotas sacrificados.
 
En el sótano encontré más de 120 cadáveres, amontonados uno sobre otro en el estado más impresionante que se puede imaginar. Rostros trágicos. Manos crispadas. Vestidos deshechos. Era la macabra cosecha que los comunistas habían recogido ese día. Me acerqué y con la ayuda de un empleado fui buscando a mis siete paisanos entre aquel montón de cadáveres. Es inimaginable lo horrible que es un oficio así. Pero con paciencia fui buscando papeles y documentos hasta que logré identificar cada uno de los siete muertos. No puedo decir la impresión de pavor e indignación que experimenté en presencia de este espectáculo. Los ojos estaban desorbitados. Los rostros sangrantes. Los cuerpos mutilados, desfigurados, impresionantes. Por un rato los contemplé en silencio y me puso a pensar hasta qué horrores de crueldad llega la fiera humana cuando pierde la fe y ataca a sus hermanos por el sólo hecho de que ellos pertenecen a la santa religión.
 
Redacté una carta de protesta y la envié a las autoridades civiles. Después el gobierno colombiano protestó también, pero tímidamente, por temor a disgustar aquel gobierno de extrema izquierda.
 
En aquellos primero días de agosto de 1936, Colombia y la Comunidad de San Juan de Dios perdieron para esta tierra a siete hermanos, pero todos los ganamos como intercesores en el cielo. En cada uno de ellos cumplió Jesús y seguirá cumpliendo, aquella promesa tan famosa: “Si alguno se declara a mi favor ante la gente de esta tierra, yo me declararé a su favor ante los ángeles del cielo”.


Por lo que cuestan dos cervezas al mes ayudas a mantener Religión en Libertad
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, jorgelteulon@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
AGOSTO 2011

Madrugada del 31 de agosto, cementerio de San Rafael de Málaga

30 de agosto, son asesinados los Obispos de Guadix y Almería

Noche del 28 de agosto, a 1km de Elche de la Sierra

Mañana del 28 de agosto, junto al Cristo de la Vega

Última hora del mediodía del 27 de agosto, en Tartareu

Noche del 26 de agosto, en la Dehesa de la Villa de Madrid

Mañana del 25 de agosto, en la carretera de Llagostera a Vidreres

A lo largo del 24 de agosto, en Toledo, Peñas de San Pedro y Algemesí

Tarde del 23 de agosto, en el pozo-mina de Camuñas

Madrugada del 23 de agosto, en la puerta del Cambrón de Toledo

Mañana del 22 de agosto, a 8 km de Ciudad Real. Fusilan al octavo Obispo español.

Madrugada del 21 de agosto, en el cementerio de Lleida

Madrugada del 20 de agosto, cementerio de Xátiva

Noche del 19 de agosto, en Barcience, cerca de Torrijos

5h del 19 de agosto, en Benavites

18h del 18 de agosto, en el cementerio de Valdealgorfa

Mañana del 18 de agosto, en Rafelbunyol

Tarde-noche del 17 de agosto, en Castellfullit, Llavorsí y San Sebastián

3,45 del 16 de agosto, en Fuente el Fresno

Tarde del 15 de agosto, por las calles de Málaga

0,30 del 15 de agosto, en la Pradera de San Isidro

16h del 14 de agosto, en el cementerio de Jove, Gijón

Tarde del 13 de agosto, en el cementerio de Salás de Pallars

13 de agosto, en las checas de Lista y Bellas Artes de Madrid

5,30h del 13 de agosto, en los PP. Escolapios de Barbastro

17h del 12 de agosto, en el Coll de Lilla. Queman el cuerpo del séptimo Obispo

Mañana del 12 de agosto, en Puerto de San Vicente

2 de la madrugada del 12 de agosto, en Hornachuelos

23h del 11 de agosto, estación de Jaén. Mañana fusilan al sexto Obispo

2 de la madrugada del 11 de agosto, en un cruce de carretera de Agullent

10 de agosto, sepultado el cadáver del quinto Obispo asesinado

Mañana del 10 de agosto, en la playa de El Saler de Valencia

Últimas horas del 9 de agosto, en el Clínico de Barcelona

19,30 del 9 de agosto, a 9 km de Toledo

2 de la madrugada del 9 de agosto, Cementerio de Barbastro. Inmolado el cuarto Obispo.

Noche del 8 de agosto, en La Villa de D. Fadrique

Mañana del 8 de agosto, en la Pradera de San Isidro

Últimas horas del 7 de agosto, a 5km de Cuenca. Fusilan al tercer Obispo

Primeras horas del 7 de agosto, en la Boca del Congosto

18 horas del 6 de agosto, en el Triunfo de Antequera

Noche del 5 de agosto, por las calles de Talavera de la Reina

Madrugada del 5 de agosto, Cementerio de Lérida. Segundo Obispo asesinado

4 de agosto, a diferentes horas, por las calles de Barcelona

Últimas horas de la tarde del 3 de agosto, a 1, 5 km de Samalús

Mañana del 2 de agosto, Cementerio de Barbastro

2 de la madrugada del 2 de agosto, Cementerio de Barbastro

Mediodía del 1 de agosto, Paseo del Tránsito de Toledo

Ver posts de otros meses

JUNIO 2017 (13 artículos)

MAYO 2017 (18 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (24 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (18 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (13 artículos)

FEBRERO 2016 (13 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (13 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS