Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Miércoles, 23 de abril de 2014 | 11:35 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 14 agosto 2011
Rompecabezas de preguntas

           A diferencia de los distintos productos que podemos comprar…, que todos ellos viene con un manual de instrucciones, el ser humano lo mismo que el ser animal que viene a este mundo, viene sin ningún manual de instrucciones y mantenimiento. ¡Claro que! Dios que todo lo tiene previsto!, y debió de pensar que este manual no nos era muy necesario, visto el poco caso que le hacemos a los que se acompañan a nuestro productos manufacturados, pues siempre ponemos en marcha estos, sin leer las instrucciones con las que no los venden. Y lo que suele ocurrir es que rompemos el producto y nos quejamos, de lo mal que se fabrica hoy en día, porque eso de reconocer nuestra ignorancia, atrevimiento o soberbia, ¡eso jamás! Nosotros somos demasiados listos como para tener la culpa de algo.

 

            Desde luego, está claro, que venimos al mundo sin libro de instrucciones, pero a cambio traemos nuestras cabezas con unas mentes en las que existe un rompecabezas, pleno de preguntas de todo orden, tanto del orden material como del espiritual. Y en la medida que vamos abriendo los ojos a la vida, empezamos a requerir a nuestros padres y a todos los mayores que nos rodean, con preguntas de todo orden. Las repuestas a estas preguntas, nos van encajando en nuestras mentes las piezas del gran rompecabezas que tenemos en nuestra mente y con el cual hemos nacido.

 

            Unos tienen un espíritu más inquisitivo y cuando ya no encuentra contestaciones verbales a sus preguntas, echan mano de los libros y los hay que llegan hasta más de los ochenta años, sin parar de leer con lo que obtienen un gran caudal de conocimientos, aunque es tanto lo que se puede llegar a saber, que nadie se muere sin haber logrado organizar en su mente todos los rompecabezas, que el conocimiento humano hoy en día le ofrece. Sobre esta clase de personas el resto de los mortales, decimos que tiene una cabeza muy bien amueblada. Pero también las hay que en extremo opuesto, en su vida cogen un libro, no vaya a ser que este les muerda, aunque es de pensar que quizás esta clase de personas lleven razón, porque hay tal bazofia de libros y tanto daño ocasionan a mentes sencillas, que el maligno, no hace otra cosa que frotarse las manos de satisfacción.

 

            Los rompecabezas de preguntas, que existen en nuestras mentes, pueden pertenecer a dos distintos órdenes, al material y al espiritual, porque bien sabemos que tenemos cuerpo y un alma, aunque eso de tener alma, hasta los hay que lo niegan y se auto equiparan a los animales, lo cual no tiene nada de extraño, porque el que así piensa es un animal intelectual, y pongo el adjetivo intelectual, para que no suene lo que digo a insulto, ya que está muy lejos de mí el insultar a un ser humano creado por mi Dios.

 

            Lo que aquí nos interesa, es el que podríamos llamar rompecabezas de carácter espiritual, el cual no aparece en la mente humana con retraso sobre el rompecabezas material, y conforma va aumentando la edad corporal va teniendo más trascendencia e importancia el rompecabezas espiritual que el material. La gran diferencia que existe entre ambos, es la de que si bien en el orden material, los rompecabezas se pueden llegar a completar, por encontrarse con total evidencia las respuestas correctas a todas las preguntas. No ocurre así con el rompecabezas espiritual, en el cual existe sobre todo una pregunta, sobre la que ningún ser humano puede obtener la evidencia de una respuesta, sea esta, positiva o negativa. Naturalmente me estoy refiriendo a la pregunta del millón: ¿Existe Dios?

 

            En la encíclica “Veritatis splendor” Juan Pablo II hace alusión a las preguntas transcendentes que acucian al hombre al decir que:  “Por otra parte, son elementos de los cuales depende la «respuesta a los enigmas recónditos de la condición humana que, hoy como ayer, conmueven íntimamente los corazones: ¿Qué es el hombre?, ¿cuál es el sentido y el fin de nuestra vida?, ¿qué es el bien y qué el pecado?, ¿cuál es el origen y el fin del dolor?, ¿cuál es el camino para conseguir la verdadera felicidad?, ¿qué es la muerte, el juicio y la retribución después de la muerte?, ¿cuál es, finalmente, ese misterio último e inefable que abarca nuestra existencia, del que procedemos y hacia el que nos dirigimos?”.

 

            La mayoría de las preguntas trascendentes, que el hombre se hace, tienen su base u origen en el hecho de que el ser humano no está hecho para este mundo, aquí está solo de paso, estamos atravesando un puente que nos lleva desde la nada desde donde Dios nos sacó, hasta el encuentro con nuestro Creador, y solo se trata de cruzar un puente, aunque algunos se emperren en construir su casa en medio del puente y construirla pesando y actuando como si eternamente se fuesen a quedar en medio del puente. Aquí solo estamos para ser calibrados en relación a nuestra capacidad de amar al que más nos ama, al Señor, que lo es todo para nosotros, que nos ama locamente. Mucho más de lo que nos pueda amar terrenalmente, nuestra madre, nuestro padre, nuestra mujer,  nuestros hijos, nuestros hermanos o hermanas, nada es comparable al amor que el Señor nos tiene. Él es nuestra roca, nuestro refugio nuestro amor eterno.

 

            Pero sin apartarnos de la idea de los rompecabezas mentales, los espirituales son mucho más difíciles de organizar, porque las preguntas que nos pueden dar la clave, para la ordenación de las piezas del rompecabezas, no las vamos nunca a encontrar ni en nuestro cuerpo ni en la materia de nuestro mundo, que nos rodea. Tenemos que entrar en el interior de nuestra alma, y desde allí sumergirnos en el amor de nuestro Amado, para encontrar respuestas. Esa es la vida espiritual, la que tenemos que cuidar y desarrollar, y en la medida en que avancemos en nuestra vida interior, veremos como sorprendentemente, encontramos muchas respuestas con una categoría de lógica aplastante y las piezas de nuestro rompecabezas mental se van colocando cada una en su sitio.

 

            Será entonces cuando podremos llegar a pensar que no necesitamos que nos hablen en parábolas: “Acercándosele los discípulos, le dijeron: ¿Porque les hablas en parábolas? Y les respondió diciendo: A vosotros os ha sido dado a conocer los misterios del reino de los cielos; pero a esos, no. Porque al que tiene se le dará más y abundara; y al que no tiene, aun aquello que tiene le será quitado. Por esto les hablo en parábolas, porque viendo no ven y oyendo no oyen ni entienden; y se cumple con ellos la profecía de Isaías que dice: "Cierto oiréis y no entenderéis, veréis y no conoceréis. Porque se ha endurecido el corazón de este pueblo, y se han hecho duros de oídos, y han cerrado sus ojos, para no ver con sus ojos y no oír con sus oídos, y para no entender en su corazón y convertirse, que yo los curaría". ¡Pero dichosos vuestros ojos, porque ven, y vuestros oídos, porque oyen! Pues en verdad os digo que muchos profetas y justos desearon ver lo que vosotros veis, y no lo vieron, y oír lo que vosotros oís, y no lo oyeron”. (Mt 13,10-17). Es aquí muy significativa la frase: “Porque al que tiene se le dará más y abundara; y al que no tiene, aun aquello que tiene le será quitado” Donde lógicamente, el Señor no se está refiriendo ni al dinero ni a los talentos humanos de nuestra mente, sino a sus divinas gracias, que siempre le serán incrementadas al que ha sabido aprovechar las recibidas, y perderá hasta la posibilidad de recibirlas, aquel que no ha sabido apreciar el tremendo don que significa la gracia divina, dada gratuitamente.

 

Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

 

Otras glosas o libros del autor relacionados con este tema.

-        Libro. RELACIONARSE CON DIOS. Isbn. 978-84-612-2058-8.

-        Preguntas transcendentes. Glosa del 14-01-10

-        Señor creo en Ti. Glosa del 27-05-10

-        ¿Qué es la fe? Glosa del 16-01-11

-        El árbol de la fe. Glosa del 07-12-10

-        Dudas de fe. Glosa del 24-09-09

-        ¿Es dubitativa nuestra fe? Glosa del 26-04-11

-        Fe y razón. Glosa del 12-01-10

-        Fe de carbonero y razón. Glosa del 04-10-10

-        Fortaleza de la fe. Glosa del 20-06-10

-        Vivir la fe. Glosa del 27-12-09

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 1
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


ma.lourdes e.
17/08/2011
formaciòn.
Tiene ud. una formaciòn excelente y la sabe transmitir. Dios le llene de muchas bendiciones, para que ud. siga haciendo el bien.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan del Carmelo
Juan del Carmelo no es quien dice ser. O mejor dicho, es quien es, pero prefiere presentarse en su alter ego Juan del Carmelo que no es más que un seglar que, a finales de los años 80, experimentó la llamada de Dios y se vinculó al Carmelo Teresiano. Ha publicado libros de espiritualidad como «Mosaico espiritual», «Santidad en el Pontificado», o «En las manos de Dios» Como lo cortés no quita lo valiente es, además, un empresario de éxito. Y nos acompaña, con sencillez y hondura, desde «El blog de Juan del Carmelo».

Juan del Carmelo, es autor, editor y responsable del Blog El Blog de Juan del Carmelo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
AGOSTO 2011

Acompañantes sobrenaturales y humanos

Seguir el camino

Vivir en este mundo

Con este signo vencerás

Visión corporal, visión espirtual

Lucha ascética y mística

Conocer al enemigo

¿Qué es lo virtual?

Rompecabezas de preguntas

Felicidad y amor

Andrés

¿Estamos predestinados?

Añadidura

Lo irremediable

Imitar a Cristo

Ver posts de otros meses

ABRIL 2014 (12 artículos)

MARZO 2014 (15 artículos)

FEBRERO 2014 (14 artículos)

ENERO 2014 (16 artículos)

DICIEMBRE 2013 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (15 artículos)

OCTUBRE 2013 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (15 artículos)

AGOSTO 2013 (15 artículos)

JULIO 2013 (16 artículos)

JUNIO 2013 (15 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (16 artículos)

FEBRERO 2013 (14 artículos)

ENERO 2013 (16 artículos)

DICIEMBRE 2012 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (15 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (15 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (16 artículos)

JUNIO 2012 (15 artículos)

MAYO 2012 (15 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (16 artículos)

FEBRERO 2012 (14 artículos)

ENERO 2012 (16 artículos)

DICIEMBRE 2011 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (15 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (15 artículos)

AGOSTO 2011 (15 artículos)

JULIO 2011 (16 artículos)

JUNIO 2011 (15 artículos)

MAYO 2011 (15 artículos)

ABRIL 2011 (15 artículos)

MARZO 2011 (16 artículos)

FEBRERO 2011 (14 artículos)

ENERO 2011 (15 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (15 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (15 artículos)

AGOSTO 2010 (16 artículos)

JULIO 2010 (15 artículos)

JUNIO 2010 (15 artículos)

MAYO 2010 (16 artículos)

ABRIL 2010 (15 artículos)

MARZO 2010 (16 artículos)

FEBRERO 2010 (14 artículos)

ENERO 2010 (15 artículos)

DICIEMBRE 2009 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (15 artículos)

OCTUBRE 2009 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (13 artículos)

JULIO 2009 (14 artículos)

JUNIO 2009 (12 artículos)

MAYO 2009 (7 artículos)

Lo más leído
1 Contra el «asalto de Satanás», la nueva oración oficial que pide la intercesión de San Juan Pablo II
2 Spielberg ¿filmará una historia polémica sobre Pío IX? ¿O buscan aguar la fiesta de los dos papas?
3 Entrevista a Georg Gänswein, secretario de dos papas: «No sabría como imponer nada a Francisco»
4 El niño down que no quería que «matarán» a Jesús en una representación del viacrucis
5 Maternidad y compromiso «para toda la vida», en un vídeo comercial con polémica absurda
6 Este año, católicos, protestantes, ortodoxos y judíos hemos celebrado juntos la Pascua
7 Del Dr. Pierre Barbet, el primer forense de Jesús
8 San Juan Pablo II (6)
9 Con las aguas espumantes al cuello
10 Juan XXIII: Testamento espiritual