Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

San Pedro Poveda, sacerdote y mártir (y 3)

Jorge López Teulón

15 julio 2011

Assumpta est Maria
La primera parte del artículo que a continuación ofrecemos está tomado del libro Spes Nostra (Madrid, 1953; pág.69ss) escrito por la Venerable Josefa Segovia Morón, primera Directora General y gran colaboradora de San Pedro Poveda.
En una asamblea de la Institución Teresiana se acordó, por aclamación, trabajar por todos los medios “para que pronto se declaren dogmas de fe los Misterios de la Asunción de la Santísima Virgen María en cuerpo y alma al cielo y el de su Mediación Universal en la dispensación de todas las gracias”.
Uno de esos medios fue abrir en la Revista de la Institución Teresiana una sección titulada “Assumpta est Maria”, que se inició en 1941 -años después del fin de la Guerra Civil-. Con este primer artículo Josefa Segovia recuerda el voto de San Pedro de defender con su vida esos dos dogmas y el deseo de ser mártir por su promulgación, y cómo las teresianas repetían cada año el “juramento mariano”.
Como bien sabemos el dogma de fe que define que la Virgen María fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celeste fue promulgado el 1 de noviembre de 1950 por el Venerable Pío XII. Sin embargo, el dogma de la Mediación Universal no ha sido aún definido.
 
Escribe la Venerable Josefa Segovia
“Entre los pocos y ennegrecidos papeles del archivo teresiano que pudieron escapar de la destrucción, en los días amargos de nuestra pasada guerra, hay una estampa de extraordinario valor que providencialmente ha venido a nuestras manos.
Es una estampa de la Santísima Virgen, escrita por nuestro venerado Padre y Fundador en el año 1926, y en la que se lee: El día 2 de febrero del año 1926, después de hechos los juramentos de defender con mi vida los misterios de la Asunción en cuerpo y alma, y de la Mediación universal, pido a la Santísima Virgen la gracia de ser mártir por estos dogmas.—Pedro Poveda.
Con verdadera devoción y con el más profundo respeto recogimos tan preciada reliquia, avalorada hoy por el cumplimiento de aquel espiritual y sublime deseo.
Aquella preciosa vida fue ofrecida para el martirio. ¿Estará próximo el momento de la declaración del Dogma de la Asunción de Nuestra Señora?
Tal vez pese ante Dios omnipotente y misericordioso la ofrenda del mártir. Pero independientemente de esa consideración, que no nos compete hacer a nosotras, sí debe pesar mucho en el ánimo de sus hijas esta ofrenda para estimularnos y alentarnos a seguir su ejemplo con promesas, trabajos y oraciones.
Todo ello pobre y pequeño, pero impregnado de santa emulación hacia su Padre, de ansias de apostolado, de conformidad con el sentir de la Iglesia. Y, sobre todo y ante todo, inspirado y empujado por el amor y devoción a la Reina y Señora de todo lo criado, que son las alas con las que siempre quieren volar las hijas de Santa Teresa de Jesús.
Coincidiendo con la fecha de ese escrito de nuestro Padre, comenzó a practicarse en la Obra una devoción tierna y recia, al propio tiempo que piadosa y combativa, de oración y de acción conjuntamente. Era la práctica del juramento mariano.
En todas las capillas de nuestros Internados se reúnen Teresianas y alumnas de la Institución una vez cada año. coincidiendo con una festividad de la Santísima Virgen María. De antemano, ilustradas convenientemente en la doctrina del juramento.
Una a una desfilan ante el Sacerdote que recibe dichos juramentos, y con la mano extendida sobre los Santos Evangelios y en tierra las rodillas, van repitiendo con grande emoción: “Juro defender con mi vida los Misterios de la Asunción de Nuestra Señora en cuerpo y ama a los cielos y el de su Mediación en la dispensación de todas las gracias”. A lo que el Sacerdote responde grave y solemne: «Si así lo cumples, que Dios te lo premie, y si no, que Él te lo demande.»
¡Qué fiestas más solemnes y sentidas se han ido repitiendo en nuestras capillas teresianas desde aquel 25 de marzo de 1926 inolvidable, con ocasión de estos juramentos marianos!
Unas veces era el propio señor Nuncio de Su Santidad el que recogía el juramento y, con palabra cálida y elocuente, nos recordaba las grandezas de España cuando en sus Universidades y Colegios se juraba también defender el Misterio de la Inmaculada Concepción, felizmente declarado dogma por el Pontífice Pío IX.
Otros años, el entonces Obispo de Málaga (el Beato Manuel González) nos enardecía con sus fervores y nos caldeaba en el amor a la Virgen, dejando siempre, como semilla de su presencia, alguna jaculatoria compuesta en el momento del fervor, que era como saeta que prendía en el corazón de aquella juventud femenina y mariana.
También la figura venerable y severa del Cardenal Ilundáin ponía a nuestros juramentos el colofón austero y grave, pero enjundioso y litúrgico, del Príncipe de la Iglesia, que acepta para la misma Iglesia esta ofrenda tan amorosa y sentida.
Durante los años de la pasada y gloriosa guerra española nos congregábamos en la histórica iglesia salmantina de la Purísima, y al pie de la inmortal creación de Ribera, con evocaciones de tiempos pasados, la memoria fresca de la sangre recién vertida de nuestro Padre y en aras de su ideal, repetíamos el juramento mariano con una emoción nueva y con una mayor devoción.
El venerable señor Obispo de la Diócesis salmantina era entonces el que recogía nuestras promesas y votos, y el que con su autoridad y valimiento ponía relieve y colorido en el cuadro.
Así, ni en la guerra, desde el año 1926, de santa memoria, hasta el año presente, se interrumpió en la Instituoi6n la tan edificante costumbre teresiana del juramento de la Asunción y de la Mediación Universal de María […].
 
Ser católico es ser mariano
El pasado 28 de mayo, Benedicto XVI ante una delegación de la congregación mariana de Ratisbona (Alemania) declaraba que el catolicismo implica una actitud mariana: “ser católicos quiere decir ser mariano”. San Pedro lo era, pero es cierto que resulta llamativo que su declaración martirial no fuera por “la educación cristiana de la juventud” o “por la caridad con los más necesitados” (ambas cosas para el que lea su biografía verá que fueron preocupación durante toda su vida) y, sin embargo, lo hiciera por la promulgación de los dos dogmas marianos aludidos. Pero bueno, Dios mediante, seguiremos tratando sobre la santidad y martirio del único sacerdote diocesano canonizado de nuestra persecución religiosa.
Espiritualmente nos postramos ante sus restos para pedirle por tantas intenciones de esta nuestra necesita España y por las de cada uno. Quién lo desee o pueda acercarse hasta el centro de espiritualidad Santa María de los Negrales, situado cerca de la Sierra de Guadarrama, a sólo 30 minutos de Madrid, podrá rezar físicamente en la capilla donde reposan las reliquias de San Pedro Poveda y de la Sierva de Dios Josefa Segovia. Que ellos rueguen por nosotros.
http://www.santamariadelosnegrales.org/
Religión en Libertad existe gracias a tu ayuda
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
COMENTARIOS
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, jorgelteulon@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
JULIO 2011

Mediodía del 31 de julio, cerca de Los cobertizos de Toledo

20 horas del 30 de julio, Paseo del Tránsito de Toledo

18 h del 30 de julio, a 1,5 km a las afueras de Calafell

2 de la madrugada del 29 de julio, a dos km de Cervera

Primeras horas del 28 de julio, en las Emes de Belinchón

En una cuneta yace el cuerpo del primer obispo asesinado

26 de julio, en Villanueva del Arzobispo y Motril

Tarde del 25 de julio, Templo del Tibidabo (Barcelona)

Amanecer del 25 de julio, estación de tren de Urda

16 horas del 24 de julio, por las calles de Guadalajara

La noche del 23 de julio, en Barcelona

9h del 23 de julio, Paseo del Tránsito de Toledo

21h del 22 de julio, refugiados en la calle Sta. Isabel de Toledo

Tarde del 22 del julio, por las calles de Toledo

19,30 h del 21 del julio, Ayuntamiento de Morón de la Frontera

15,30 h del 21 del julio, Mora de Toledo

15,30 h del 20 de julio, carretera de Barajas (Madrid)

11 h. del 20 de julio, en San Marcos de Sevilla

La gran persecución. España 1931-1939

San Pedro Poveda, sacerdote y mártir (y 3)

San Pedro Poveda, sacerdote y mártir (2)

San Pedro Poveda, sacerdote y mártir (1)

Tres jesuitas mártires en Toledo

Ver posts de otros meses

JUNIO 2017 (12 artículos)

MAYO 2017 (18 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (24 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (18 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (13 artículos)

FEBRERO 2016 (13 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (13 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS