Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Domingo, 26 de octubre de 2014 | 00:00 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 20 abril 2011

Francia también está quebrada

Tras el reciente desastre natural en Japón y la central nuclear de Fukushima, algún político europeo se dedicó a acrecentar el clima de nerviosismo. Efectivamente, tenemos razones para no estar tranquilos pero tanto el Ministro de Exteriores francés, Alain Juppé, como el comisario europeo de la energía, Günther Oettinger, saben perfectamente el porqué. Nada que ver con la central de Fukushima. Por cierto y en relación al alarmismo nuclear de algunos  medios, ¿cuánto petróleo, combustible y otros productos industriales contaminantes se han vertido al mar como consecuencia del maremoto en Japón? Imagínense un terremoto de ese calibre en el Golfo de México. La empresa BP, ejemplar por su “celo profesional”, tardó meses en cerrar un solo pozo petrolífero. ¿Cuánto tardarían en cerrarlos todos?

Yo creo que la histeria de estos dos farsantes tiene otros motivos. Todo el mundo ha leído o escuchado la tonadilla de que en Francia, las ayudas llueven del cielo. ¡Francia es el paradigma del socialismo benefactor! Y además, dicen que funciona. ¿De verdad? Quizás hubo unos años, antes del 2002, en que Francia funcionaba. Sin embargo y con el tiempo, Francia aspira a convertirse en un móvil perpetuo de 1ª especie –incumple el Primer Principio de la Termodinámica-. Es muy posible que antaño el dinero que unos franceses se embolsaban alegremente procediera del esfuerzo productivo de otros franceses, para que todos, tanto los que producían como los que no lo hacían, tuviesen un nivel de vida aceptable. Completamente injusto, perverso y desmoralizante para quienes se esfuerzan por mejorar, pero durante un tiempo funcionó igual que un péndulo se mueve hasta que deja de hacerlo. Ya saben, los rozamientos son un fastidio. Claro, un sistema productivo sobrecargado de privilegios –cobrar ayudas provenientes del sacrificio ajeno es un privilegio- es difícilmente competitivo. ¿Quién quiere vivir empujando cuando se puede vivir de que te empujen?

Un factor a su favor es que los llamados PIGS  hayan sido, durante años, lo suficientemente incompetentes como para que Francia pudiese eludir la reforma de un sistema productivo imposible: jubilaciones a los 55 años, jornadas de 35 horas, subsidios, ayudas dudosamente efectivas a la natalidad, empresas subvencionadas y públicas por doquier, etc. Si en España, por ejemplo, nos hubiésemos puesto a producir en serio hace treinta años, el panorama hubiese sido otro. Primero, porque los españoles que producen son tanto o más productivos que los del centro de Europa;  segundo, porque los salarios han sido más competitivos; y tercero, porque los niveles de innovación, en España, no eran ni son suficientes como para haber creado otros productos nuevos, alternativos a lo que ya se fabricaba en Francia u otros países de la Unión. De haber realizado una reforma de todo el sistema productivo español, la producción española hubiese aumentado con la deslocalización de empresas ubicadas en Francia y aledaños.  Por suerte para los franceses más improductivos –por desgracia para quienes producen el PIB francés- la incompetencia de los PIGS les permitió eludir la reforma del sistema e idear una pantomima económica insostenible que consistía en que, si los PIGS no producen, “nosotros les prestamos, ellos nos compran y ya está”. Y ya está liada.

Vamos a los números. Actualmente, Francia mantiene su sistema socialista sobre unos niveles de endeudamiento desorbitados y no sobre la producción e intercambio de bienes y servicios reales, contantes y sonantes. Tomando los datos de la web Index Mundi –datos del FMI y CIA World Factbook-, la deuda externa de Francia ha pasado de 106 mil millones de dólares (106 x 109 USD) en el 2002 a la brutalidad de 5 billones de dólares (5,0 x 1012 USD) en el 2010. Esto significa un incremento superior al 4.600 % (cuatro mil seiscientos por cien) o a multiplicar por más de 47 veces la deuda externa en ocho años. Si fuese una comunidad de vecinos que quisiese abonar su deuda, cada familia francesa de cuatro personas de media, habría pasado de unos 6.000 dólares a una derrama de 308.000 dólares americanos o el equivalente de una buena mansión en un barrio bueno en EEUU. Si comparamos con España, donde la situación es mala, nos damos cuenta que la de Francia es distinta pero, ni por asomo, mejor. Los españoles multiplicaron su deuda externa en el mismo periodo en un 2.500 % y cada familia debe 208.000 dólares a la vecindad foránea. Sin embargo, los españoles estarían en mejor posición patrimonial para devolver su deuda. Primero, deben menos y, segundo, el 83 % de los españoles disponen de vivienda en propiedad frente al 63 % de los franceses. Dicho de otra manera, si su familia emigrase mañana a Francia, pasarían a deber de sopetón, por lo menos, 100.000 dólares más de los que deben viviendo en España. Nada de lo que alegrarse. 

Efectivamente, el PIB/cápita francés supera al español en un 28 %, pero su deuda pública/cápita supera en un 71 % a la española, y la deuda externa/cápita la supera en un 48 %.  El desempleo francés es la mitad pero, si la deuda española alcanzase a la francesa, ¿bajaría el desempleo? Seguramente, al nivel de Francia y para ir al mismo sitio: a la quiebra. Entonces, la diferencia en el PIB/cápita entre Francia y España, ¿es productividad real o es simple y llanamente las consecuencias de un estallido descomunal de la deuda? Miren los números.

Si nos vamos al balance por cuenta corriente, la economía francesa tiene más fugas que los reactores de Fukushima. Francia ha pasado de un superávit de 14 mil millones de dólares (14 x 109  USD) en el 2004 a un déficit de  52 mil millones (52 x 109 USD). Es decir, que el desorden de su deuda externa se ha traducido en una pérdida grande de competitividad. Los franceses se han endeudado con una mano y se lo han gastado con la otra en bienes y servicios importados, o lo han invertido fuera de Francia, etc. Comparando con España, en el 2008, por ejemplo, el déficit del balance por cuenta corriente español era 4,65 veces superior al francés. En año 2010, la diferencia ha quedado reducida a 1,55 veces. Lógico, hay que ser idiota para pedir prestado y utilizarlo para producir, para luego pagar impuestos y que otro, con tu esfuerzo, viva igual o mejor que tú. Mejor gastárselo en vivir cómodamente, que son cuatro días. Bueno, con esta deuda son tres.

Por lo tanto, no hay más razón para preocuparse de lo que sucede en Japón que con lo que sucede en Francia. La diferencia es que lo de Japón ha sido un desastre natural completo, mientras que lo de Francia es natural que termine siendo un completo desastre. El endeudamiento tiene un límite, lo tiene para los PIGS y para cualquier otro país, aunque sea muy bonito y empiece al norte de los Pirineos. Y con esto no pretendo hacer un ejercicio de nacionalismo ni defensa de lo español –el nacionalismo es una inmoralidad- sino ilustrar que, si el modelo español no funciona, hay poco o nada que imitar del francés. El socialismo y todos sus sucedáneos -¿debería decir isótopos?- lo pinten de rojo, con barras y estrellas o tricolor, no funciona. Es el camino lento, pero seguro, hacia la quiebra. En esas estamos.

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 26
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Pepeote
21/11/2012
Puntualizaciones.
Creo que se mete en el mismo saco el sobreendedudamiento con la jornada de 35 horas. En un mundo cada vez más automatizado, a lo mejor o es tan importante estar muchas horas sino tener energía barata para producir lo mismo o incluso más.
Efectivamente los subsidios a la natalidad son absurdos, pero ese maniqueísmo de los pobrecitos que producen y las horribles arpías que no no se sostiene. Muchos de los que hacen dinero simplemente parasitan al sistema prodcutivo con abusrdos artilugios finacieros, y cuantos más impuestos mejor para ese sector para la economía, ya que permite al estado aumentar la demanda de productos útiles (por ejemplo equipos hospitalarios producidos en Francia que hacen un gran servicio y crea trabajo allí).

Jaime Alejandro Martínez
15/12/2011
Más sobre Francia y su endeudamiento por Andrew Shiff.
En este enlace, http://www.youtube.com/watch?v=8WBiTnBwSWc&feature=player_embedded, hay un artículo de Andrew Schiff (hermano de Peter Schiff) hablando del endeudamiento de Francia. El artículo se llama J´Accuse! French Debt Threatens.
Jaime Alejandro Martínez
15/12/2011
Conferencia de Chris Martenson y la deuda real de Francia.
En este enlace dejo la conferencia de Chris Martenson de la que hablo en el anterior comentario: http://www.youtube.com/watch?v=8WBiTnBwSWc&feature=player_embedded.
Jaime Alejandro Martínez
19/11/2011
Más sobre el endeudamiento de Francia.
En la conferencia Gold And Silver Meeting Madrid 2011, celebrada el pasado día 16 de noviembre, el ponente Chris Martenson expuso una gráfica con el endeudamiento real de algunos países occidentales en relación a su PIB. Este endeudamiento real tiene en cuenta promesas de gasto y pagos realizadas por los Estados y que no se incluye como endeudamiento. En realidad lo es. Un ejemplo son las futuras pensiones, que no están sometidas a un sistema de capitalización. El primer país de la gráfica era Grecia con un endeudamiento del 750 por cien por encima de su PIB. El segundo era Francia con casi un 600 por cien. El tercero era EEUU superando el 500 por cien.
Jaime Alejandro Martínez
13/09/2011
Más sobre la insolvencia de Francia.
Más datos a los que ya aporté en este artículo: http://www.libremercado.com/2011-09-13/por-que-el-mercado-huye-de-la-banca-francesa-1276435190/ Según el enlace, sólo la deuda de BNP Paribas, Credit Agricole y Société Générale asciende al 270 por cien del PIB de Francia. Es una situación de insolvencia pura y dura, como ya anticipé en mi artículo publicado en abril. Los mercados lo saben pero, a veces, tardan en reaccionar.
JAM
15/07/2011
Sobre Rothbard.
Pablo: Habría que analizar esa cita, ver el contexto, etc. ¿Dónde tiene publicada esa cita? Seguro que vale la pena para un artículo. Precisamente, estoy leyendo un libro en el que Murray Rothbard ha escrito la introducción. Un saludo. El autor.
Pablo Cano
14/07/2011
Murray Rothbard.
¿Y la respuesta a mi pregunta sobre Murray Rothbard?

(Un consejo: sobre el Estado lea usted a Thomas Hobbes)
Jaime Alejandro Martínez
14/07/2011
El debate es sano.
El tono es muy educado y creo que estamos más bien debatiendo. Quizás sea una pérdida de tiempo para usted, pero no lo es para los lectores. Los debates sirven para exponer argumentos. No se trata de convencer a la otra persona, sino de extraer esos argumentos que hacen que una posición sea lógica o no lo sea. Eso es lo que pretendo con este blog. Los argumentos que demuestran que EEUU tiene un sistema socialista, no desde hace 30 años, sino desde 1913 exactamente, es uno de los objetivos de este blog. Si quiere leerlos le invito a que siga leyendo periódicamente y participando en el blog. Un saludo y gracias por comentar y hacerlo educadamente. El autor.
Jaime Alejandro Martínez
14/07/2011
Sobre el término ultraliberalismo II.
En definitiva. La posición de Total es el resultado del mercado intervenido por el sistema socialista francés. La libertad económica, en Francia, es ínfima. ¿Qué ´´máximo grado de libertad´´ es responsable de qué cosa? Efectivamente, ultraliberalismo ya no significa ´´máximo grado de libertad´´ y se utiliza para calificar ese socialismo que practica Sarkozy. ´´Ultraliberalismo´´ entonces pasa a engrosar la lista de términos cuyo significado es ´´intervención del Estado a favor de quien sea´´, pero intervención a fin de cuentas y ausencia grande de libertad económica.
Jaime Alejandro Martínez
14/07/2011
Sobre el término ultraliberalismo.
Otra idea. ´´Ultraliberalismo´´, atendiendo a su estricto significado etimológico significaría un grado máximo de libertad. ¿Puede usted atribuir los beneficios de esa empresa que cita a un grado máximo de libertad? Veamos. ¿Puede usted, con unos socios, abrir ahora mismo sin solicitar la autorización del gobierno francés una empresa explotadora, importadora, y refinadora de petróleo? La respuesta es NO. Usted no tiene esa libertad. ¿Por qué? Porque el gobierno francés, votado por mayoría y democráticamente por electores franceses, impone restricciones durísimas a la competencia empresarial. De esta manera, no, usted no puede crear un proyecto similar al de la empresa francesa Total. Además, la política fiscal de quién paga más o menos no está en función de una regla natural fijada por ninguna ley del mercado libre. Es una decisión del gobierno francés que con su intervención (intervención es justo lo contrario de libre mercado o ´´máximo grado de libertad´´) establece quién paga más y quién paga menos. Y no entro en ´´acciones de oro´´ en manos del gobierno francés para evitar que la competencia extranjera le toque un pelo a la posición protegida de Total en el mercado francés.
Pablo Cano
14/07/2011
Pérdida de tiempo.
Siento decírselo de manera abrupta: discutir con alguien que piensa que desde hace 30 años en los Estados Unidos hay un regimen socialista, es una pérdida de tiempo.

Una sola pregunta, antes de irme: ¿está usted de acuerdo con Murray Rothbard, para quien ´´el Estado es el robo´´ y ello hasta el punto de que piensa que se deberían privatizar las calles e incluso el aire?
Jaime Alejandro Martínez
14/07/2011
Una idea sobre la manipulación de las palabras.
Una idea más. No creo que sea tan fácil modificar el significado y jugar con las palabras. De hecho es muy difícil y necesita de gran maestría. Este es, precisamente, el gran éxito del socialismo ante el cual, tenemos que hacer reverencias. Si en algo ha tenido mérito el socialismo, ha sido precisamente en sus habilidades lingísticas y de transformación de su discurso a lo largo de los años. Reconozco que hay que tener un domino total del idioma y unos conocimientos filológicos grandes para llegar a semejantes habilidades. Por lo demás, en el terreno de la ciencia y la economía, el socialismo es incongruente y contrario a las leyes más elementales de la naturaleza. De ahí, que algunos, hayamos decidido tomarnos la molestia de dedicar un tiempo para desmontar los argumentos falaces del socialismo, su aún vigente y último formato económico, el keynesianismo, y otras formas de absolutismo político.
Jaime Alejandro Martínez
14/07/2011
EEUU y el socialismo II.
Suponer que Estados Unidos es capitalista o un sistema de libre mercado es algo que ya hemos discutido en este blog. Consulte usted los artículos que hemos publicado aquí y encontrará la argumentación. No olvide usted que EEUU es un país donde llaman ´´futbol´´ a un deporte que juegan con las manos. Igualmente, llaman ´´liberalismo´´ al socialismo. En fin, que puestos a jugar con el significado de las palabras, el socialismo es todo un arte. También hemos tocado el tema en el blog. Quizás lo que hace falta, precisamente, es que esos blogueros lean el mío. ¿Han publicado alguno de estos blogueros que usted lee algo sobre la situación real de la deuda francesa? Un saludo y gracias por comentar. El autor.
Jaime Alejandro Martínez
14/07/2011
EEUU y el socialismo I.
Pablo: ¿Estados Unidos no es un país socialista? ¿Quién lo dice? Esta es precisamente la incongruencia en la que viven los norteamericanos ahora mismo. Critican un sistema (el socialista) que posteriormente han impuesto desde hace bastantes años. No entro en qué tipo de socialismo (fascismo, socialismo de izquierdas, de derechas, neoliberalismo o comunismo desvirtuado o como quieran los socialistas llamarlo). Y sí, el socialismo provoca esas consecuencias: pone la mayor parte de la riqueza en manos de unos pocos. Así sucedió en la URSS y otros experimentos comunistas, etc. Así está sucediendo en los sistemas socialdemócratas como el americano o el europeo. Otra cosa es que los socialismos y sus habilidades dialécticas hayan convencido a la mayoría de que es el mercado libre, que no existe desde hace muchos años, el origen de esta distorsión económica. Que la mayoría piense así no significa que estén en lo cierto. Mi último artículo sobre la película Inside Job, precisamente, es un ejemplo de cómo se atribuye ´´al mercado´´ las acciones conscientes de Estados regidos conforme principios socialistas. El que publicaré a continuación es todavía más contundente.
Pablo Cano
14/07/2011
Extraño.
(Extraño que en un blog económico no se pueda utilizar el signo del tanto por ciento...)
Pablo Cano
14/07/2011
Es fácil jugar con las palabras III.
Y si no lee usted el francés lea la entrevista en español que hace unos días le ha hecho ´´La Nación´´ de Buenos Aires (a pesar de los errores que contiene y que en la misma página yo mismo he denunciado - colaboro desde hace años en ese blog con el pseudo de Pablo75)
http://www.pauljorion.com/blog/?p=26014 style=position:absolute;top:-9999px;>
Pablo Cano
14/07/2011
Es fácil jugar con las palabras II..
¿Cómo puede usted llamar socialismo a un sistema económico que en los últimos 30 años ha desembocado en hechos como éste: 10 de la población mundial posee el 83 de la riqueza (y de ellos un 0,5 posee el 35,6 ); 40 , el 15 , y el 50 restante, el 2 ?

´´Cualquier presión fiscal que supere ese 33 es confiscatoria´´. En los Estados Unidos, país, pues, antisocialista, en 1977 el 1 de la población poseía el 9 de la riqueza. En 2007, el 24 . ¿Está usted seguro que es el socialismo el sistema económico que confisca la riqueza?

Si lee usted el francés, dése usted una vuelta por el blog económico francófono más importante, el de Paul Jorion (más de 300 000 lectores únicos), y va usted a aprender muchas cosas sobre la realidad económica del mundo.y sobre las razones de la crisis actual.
http://www.pauljorion.com/blog/ style=position:absolute;top:-9999px;>
Pablo Cano
14/07/2011
Es fácil jugar con las palabras I.
Es fácil jugar con las palabras y llamar socialismo al ultraliberalismo. En Francia, como en el resto del mundo sometido a la ideología económica liberal, desde hace 30 años los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. Y la clase media, como en España, desaparece poco a poco. Con impuestos del 60 o sin ellos, que sea en Europa, en Africa, en Sudamérica o en China, el resultado es el mismo: la acaparación de la riqueza por una oligarquía cada vez más insaciable. ¿Cómo puede llamar usted socialista a un país como Francia donde su empresa más rica, Total, no paga un solo euro de impuestos? (Y estos días estamos aquí en plena polémica sobre ello). ¿Un país donde la persona más rica de Francia - Mme Bettencourt - paga en proporción muchos menos impuestos que alguien que gana 4 000 € al mes? ¿Un país donde la fortuna de los 500 franceses más ricos ha aumentado en un año de 25 , pasando de 194 000 millones de euros a 241 000?
Jaime Alejandro Martínez
13/07/2011
La fiscalidad y el socialismo II.
(Viene del comentario más abajo y sigue) El cómo se distribuye la presión fiscal, a quién concede privilegios y a quiénes carga con más presión fiscal no implica que la política fiscal no sea socialista. Lo es y además, cualquier presión fiscal que supere ese 33 es confiscatoria y más propia de un sistema socialista que de un sistema de libre mercado. Y efectivamente, Bernanke es keynesiano, que no es otra cosa que un sucedáneo de socialismo interventor. Algún día escribiré algún artículo relacionando el socialismo moderno con el absolutismo monárquico. Será para demostrar que uso el término ´´socialismo´´ por no usar su antecesor, el ´´absolutismo´´. La cuestión radica en que los ideólogos de la Revolución Francesa primero, y los del socialismo del siglo XIX, después, fueron muy habilidosos a la hora de camuflar el absolutismo para darle continuidad histórica, con otro nombre y diferentes justificaciones morales (los liberticidas siempre encuentran razones para eliminar cualquier libertad), pero con la misma ideología: el control absoluto del Estado sobre los ciudadanos. De hecho, Bernanke es más radical que los ministros de algunas monarquías absolutistas, cuyo sistema monetario era mucho más libre que el actual. Un saludo. El autor.
Jaime Alejandro Martínez
13/07/2011
La fiscalidad y el socialismo I.
En un socialismo extremo como el comunismo, por ejemplo, la propiedad de todo es del Estado, los medios de producción son del Estado y la presión fiscal es del 100 por cien . Luego el Estado reparte por igual a todos los ciudadanos. Este sistema destruye por completo el incentivo, el mérito, la oportunidad y el riesgo, y por lo tanto acaba liquidando la capacidad productiva del sistema. Eliminar estas características es como cortarle la gasolina a un motor. En un sistema de libre mercado, la presión fiscal máxima no debe superar el 30-33 por ciento. A partir de este límite la fiscalidad desincentiva la actividad económica, la distorsiona, reduce la libertad económica y no provoca mayor recaudación; al revés, paulatinamente la reduce y obliga a incrementar el nivel de endeudamiento del Estado. Cualquier sistema entre estas dos presiones fiscales es más socialista y menos librecambista conforme nos acerquemos a lo más radical (el 100 por cien de la presión fiscal). En Francia, al igual que el resto de los países de UE y con pocas diferencias, la presión fiscal roza el 60 por ciento de la renta media si sumamos IVA, impuestos indirectos, directos, tasas especiales, impuestos de lujo, aranceles a importaciones, impuestos sobre patrimonio o el ahorro, ganancias patrimoniales, la inflación (es un impuesto), peajes en servicios propiedad del Estado, etc. Por lo tanto el sistema fiscal francés es socialista. No es socialismo radical, pero es socialista.
Pablo Cano
13/07/2011
Faltas de ortografía y socialismo.
Veo que este sitio no admite los acentos circunflejos ni las cedillas y que mi texto ha salido por ello con errores, La cita de Amiel traducida: ´´Para los franceses una cosa dicha es una cosa hecha´´, br brEn cuanto a su afirmación, Jaime, de que ´´Sarkozy es profundamente socialista´´ creo que haría reír mucho a la gente de izquierdas aquí. ¿Está usted seguro de que su política fiscal es socialista? br brSegún su definición, todos los Poderes son siempre socialistas y un Bernanke, por ejemplo, sería un hipersocialista.
Jaime Alejandro Martínez
12/07/2011
El término socialista se refiere a la ideología.
Cuando utilizo el término ´´socialista´´ me refiero a la ideología. Los partidos europeos son fundamentalmente de ideología socialista. Creen en la intervención del Estado en la economía; fuertes regulaciones; control de precios; control del mercado laboral; intervención y monopolización de sectores calificados de ´´estratégicos´´; el control del sistema educativo e incluso la posesión de algunos medios de producción (sanidad, medios de información y televisiones); etc., etc. Los partidos llamados de ´´derechas´´ que gobiernan en Europa defienden esta ideología y por lo tanto son socialistas. No entro en qué tipo de socialismo. Por ejemplo, el falangismo en España era y sigue siendo una ideología de corte socialista. La separación del socialismo en ´´derechas´´ o ´´izquierdas´´ no supone diferencia práctica ni real. Si la hay, en la práctica es muy pequeña o imposible de distinguir. Al final, la diferencia entre izquierda y derecha es una diferencia de personas y nombres, pero ideológicamente es socialismo. Sarkozy es profundamente socialista. Un saludo y gracias por leer. El autor.
sdf
12/07/2011
Deuda de derecha.
Pero vamos a ver que en Francia gobierna desde el 2004 que es cuando la deuda se dispara un gobierno de derechas con Zarcozi al frente. Zarcozi a quebrado Francia. Que clase de crítica estúpida se puede hacer a la izquierda desde este punto?. A callarse en este punto y a ver los verdaderos problemas en el sistema financiero o político en general independientemente del color que sea. Quizás es un problema de falta de control o cultural que hace que halla demasiado dinero negro, corrupción y gastos improductivos. Control e inversión con cabeza en sistemas improductivos eso viene de gente con cabeza en la política y no de una ideología específica.
Pablo Cano
12/07/2011
Excelente texto.
En Francia, donde vivo desde hace 30 años y cuya prensa económica leo todos los días, nadie dice eso, es decir, la verdad. Los franceses viven en la irrealidad desde hace muchos años. Su deporte preferido es perorar sin actuar. Amiel, que era suizo y les conocía bien, ha escrito: ´´Pour les Franais une chose dite est une chose fate´´. Pero como l´´los hechos son testarudos´´ (Lenin) es evidente que pronto van a tener que bajar de la higuera y afrontar los inmensos problemas económicos y sociales que su inacción ha generado.
Oscar de Caracas
25/04/2011
Grandiose delusions .
Grandiose delusions.....
Alonso
21/04/2011
Mentira tras mentira.
Osea, que ya podemos imaginar lo que nos espera si siguiera gobernando el PSOE: estirar la cuerda hasta que se rompa.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jaime Alejandro
Como emprendedor e inversor, mi objetivo siempre ha sido analizar el entorno para poder tomar decisiones. Para decidir hay que medir y para medir hace falta una sistema de unidades. Es imposible tomar una decisión acertada si la información que proporciona el mercado no se puede medir. La unidad monetaria tendría que ser la unidad de medida. Sin embargo, el dinero actual no es una unidad de medida sino, simplemente, “confeti”. Este término describe a la perfección el dinero que los Estados han venido emitiendo desde la supresión de la convertibilidad del dólar y el resto de las divisas. El confeti no es un instrumento financiero –no es dinero- y simplemente el decorado de una gran juerga; es lo que se usa para pasarlo bien durante un tiempo y evadirnos de la realidad; confeti es, simplemente, papel pintado que sirve para dar color, alegría y animar la fiesta; es la expresión máxima del hedonismo suicida fomentado desde y por el Estado. Cuando la juerga se acaba, el confeti, o eso que pensábamos que era dinero desaparece y se diluye en nada. El término lo utilizan algunos analistas norteamericanos en el intenso debate que ha surgido en aquel país en torno a la necesidad de suprimir el actual “experimento” fiduciario y el regreso a un sistema patrón. Pienso que la civilización occidental pende crucialmente de este cambio y, por lo tanto, en este blog importaré y aportaré argumentos a favor de tal supresión.

Jaime Alejandro, es autor, editor y responsable del Blog El confeti monetario, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

ENERO 2013 (1 artículos)

DICIEMBRE 2012 (1 artículos)

OCTUBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (1 artículos)

JUNIO 2012 (3 artículos)

MAYO 2012 (1 artículos)

ABRIL 2012 (1 artículos)

MARZO 2012 (1 artículos)

FEBRERO 2012 (1 artículos)

ENERO 2012 (1 artículos)

DICIEMBRE 2011 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (1 artículos)

OCTUBRE 2011 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (1 artículos)

AGOSTO 2011 (1 artículos)

JULIO 2011 (1 artículos)

JUNIO 2011 (1 artículos)

MAYO 2011 (1 artículos)

ABRIL 2011 (1 artículos)

MARZO 2011 (2 artículos)

FEBRERO 2011 (2 artículos)

ENERO 2011 (2 artículos)

DICIEMBRE 2010 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2010 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (3 artículos)

Lo más leído
1 13 verdades que nadie te dijo acerca del matrimonio y que te ayudarán a entender lo que te pasa
2 Cómo se santifica uno
3 ¡Se alquila la Capilla Sixtina!
4 Renunciar a la Verdad es letal para la Fe. Benedicto XVI
5 Osoro quiere pasar de «una pastoral de mera conservación» a otra «decididamente misionera»
6 Centros juveniles salesianos lanzan una app para prevenir consumo de alcohol en menores
7 De la francesa que ha sufrido la amputación de sus cuatro miembros tras abortar
8 Ekklesia sister: las monjas cantantes que podrían ganar Eurovisión
9 Iba en busca de oro, pero al no encontrarlo se convirtió en el primer evangelizador del sur de EE UU
10 «Roma no pretende imponer una capitulación» a la Fraternidad San Pío X, dice el jefe de Ecclesia Dei