Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Viernes, 18 de abril de 2014 | 1:05 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 22 abril 2011
Valor espiritual de la imagen y la imaginación

           Ateniéndonos al viejo principio de… Bien explica, quien bien distingue, y aunque mi intención no es la de explicar y menos la de enseñar nada a nadie, sino solamente  ayudar a recordar ideas y temas olvidados, para tratar de estimular, a quien tenga la paciencia de leerme, el desarrollo de su vida espiritual.

 

Hay que tener presente, que como siempre ocurre en el mundo de lo espiritual, que hay que partir de la base, de que no solo nuestros cuerpos, son diferentes unos de otros, aunque seamos ya casi 7.000 MM de personas las que estamos pisando este mundo, sino que también existen casi 7.000 MM de almas distintas una de otra. Y es que para Dios nada hay imposible. Y esto determina, que cada una de los 7.000 MM de almas, tiene una especial y singular relación con el Señor, bueno… los que la tengan, y esta relación es distinta, por lo que todo lo que se escribe o se haya ya escrito, en relación a este tema de la vida espiritual, nunca es exactamente aplicable a nadie, como norma de conducta, sino como consejo que en la mayoría de los casos es un fruto de experiencias personales. Así tenemos, por ejemplo el caso de la Noche oscura, de San Juan de la Cruz. Muchas habrán sido las noches oscuras que muchas almas hayan pasado, después de San Juan de la Cruz, para obtener su más perfecta purificación, pero ninguna de ellas ha sido exactamente lo mismo que la que personalmente nos relata San Juan de la Cruz.

 

Dicho lo anterior, aquí ahora, vamos a tratar sobre la influencia del mundo de las imágenes y de la imaginación, en nuestras relaciones íntimas con el Señor, sobre todo en la oración llamada meditativa. Como bien sabemos existen clásicamente tres clases de oraciones, diferenciadas: la inicial y más extendida, que es la vocal; la mental o meditación más avanzada que es más avanzada, y que sirve de trampolín, para la más perfecta de las, tres que es la contemplativa, llamada también con muy distintos vocablos, como: Oración del corazón, Oración mística, Oración de quietud, Oración afectiva, Oración de Cristo, Oración de fe, Oración de Jesús, Oración de unión, Oración del silencio, Oración mono lógica, y también, Oración simplificada.

 

Es en la oración mental o meditación, donde más importancia y trascendencia tienen las imágenes y a la imaginación. Cuando meditamos, con deseo consciente o inconscientemente, se nos viene a la mente una serie de imágenes, que tal como en otra glosa decíamos, esta invasión de imágenes, nos obliga a tener sujeta  nuestra imaginación, que es la loca de la casa, tal como Santa Teresa la llamaba, ya que en nuestra vida espiritual importa mucho que nuestra imaginación sea constantemente purificada y domada.

 

Cuanto más controlemos nuestra imaginación, más fecunda será nuestra oración. La imaginación tiene que ser la sirvienta de nuestra inteligencia, y no al contrario como hacen algunos de emplear la inteligencia al servicio de la imaginación. La imaginación es una vagabunda y encuentra muy a menudo una cómplice en la memoria: la memoria, por su lado, en palabras de Santa Teresa de Jesús, es una golosa que se traga todo lo que la imaginación le presenta, después de que esta, lo haya recogido de aquí o de allí.

 

Nuestro almacén de imágenes es la memoria, y de ahí obtiene el material de imágenes nuestra mente cuando meditamos. Pero para bien distinguir, como al principio decíamos, las imágenes que almacenamos en nuestra memoria, pueden tener dos orígenes diferentes: Unas imágenes pueden ser exteriores, por haber sido captadas por nuestra vista y remitidas a la memoria, pero otras pueden ser interiores, por haber sido fabricadas por nuestra propia mente, echando mano del material acumulado en nuestra memoria. Esta producción propia de imágenes que la lleva a cabo en nuestra mente, es la llamada imaginación.

 

En este segundo supuesto, de imágenes creadas por nuestra imaginación, hay que distinguir entre imágenes creadas por nuestra mente y apoyadas en realidades, o aquellas otras que las crea nuestra mente, dando rienda suelta a nuestros deseos, generalmente de carácter muy íntimo, sobre todo a los malsanos, En este caso estamos ante imágenes de fantasía o fantásticas. La capacidad de crear esta clase de imágenes, en las que circulan libremente nuestros irrealizables deseos, se la denomina fantasía, la cual es un subproducto de la imaginación. Todos somos tendentes a la fantasía, pues para muchos es el medio para obtener irrealmente los secretos deseos, que todo ser humano tiene, pero unas personas son mucho más fantásticas que otros. En todo caso es de considerar que estos secretos deseos en un gran porcentaje son pecaminosos, se peca con ellos igual que si estos deseos se hubiesen materializados: "Si deseas a la mujer ajena, ya cometes adulterio" (Mt 5, 27-30).

 

Tenemos pues que en la oración mental, pueden ser positivas determinadas imágenes, sean su origen, producto de lo que han visto los ojos de nuestra cara, por ejemplo las imágenes que conservan de Tierra Santa, las personas que allí han peregrinado, o también puede ser positivas, las creadas por nuestra mente, como  por ejemplo tratando de rememorar, lo que no vimos, como puede ser escenas de la Pasión de Nuestro Señor. Lo que nunca puede resultar positivo en la meditación, es lo que resulta ser un producto de la fantasía pura y dura sobre deseos humanos.

 

Pero démonos cuenta, que meditar no es exclusivamente, barajar una serie de imágenes aunque no sean dañinas, en presencia del Señor en una capilla u oratorio. Esto puede ser bueno al principio, como remedio para contener las distracciones y ganarles la guerra. Las imágenes pueden utilizarse en la meditación en los comienzos de esta, pero no olvidemos que la finalidad última de la meditación, es la de abrirnos las puertas a la oración contemplativa, por ello cuanto más vaciemos nuestra mente de imágenes y tratemos de centrar nuestros pensamientos en el amor al Señor, más cerca estaremos de la oración contemplativa.

 

Las imágenes pueden ser un medio inicial para comenzar la meditación, pero el demonio, tiene en nuestra imaginación una feroz aliada, que no deja nunca de utilizarla en nuestra contra. Pensemos que a efectos de la meditación solo un escaso 2 o 3% de las imágenes que almacena nuestra memoria, pueden ser buenas en la meditación, el resto nos llevará siempre a la distracción. Hace ya 500 años Blosio, Luis de Blois, escribía: “Antes de la oración, y en ella, el varón espiritual ha de alejar de su alma, todo cuanto pudiere, las imágenes y cuidados de otras cosas. Considere a Dios presente de un modo suave, devoto, simple y amoroso. Puesto delante de Dios, haga oración y lo adore en espíritu y en verdad”

 

De todas formas, siempre hemos de pensar, en varios principios básicos: 1º.- Que si se persevera, las distracciones siempre terminan venciéndolas. 2º.- Aunque uno se distraiga, hay que continuar, porque la lucha es siempre positiva y más agrada a Dios la oración del que lucha contra las distracciones, que una buena oración de carácter sensible, en la que es el mismo Señor, el que proporciona el fervor. 3º.- Que si uno tiene muchas distracciones, puede ser que al demonio le esté fastidiando mucho esa oración nuestra. 4º.- Que la mala es la distracción consentida, pero no la que aparece y se lucha contra ella, pues lo nuestro en lo que estamos embarcados, se llama lucha ascética. Y hay que luchar. 5º.- No importa, si no se puede hacer más que, permanecer de rodillas durante un determinado tiempo, y combatir con absoluta falta de éxito las distracciones, nunca se está malgastando el tiempo, al contrario se están obteniendo méritos. 6º.- Que hay siempre que continuar, con distracciones y sin ellas, porque aunque la oración no sea perfecta, ya lo será, dado que siempre de la cantidad nace la calidad. 7º.- En el Kempis, se puede leer: “Donde está mi pensamiento, allí estoy yo; y con frecuencia mi pensamiento está donde está el objeto de mi amor. Al punto viene a mi mente lo que naturalmente deleita o la costumbre me hace placentero”. Lo cual si lo pensamos despacio nos hará llegar a la conclusión de que si amamos con pasión al Señor, ese amor será siempre el mejor remedio que podremos tener frente a las distracciones.

 

            Sobre este tema Jean Lafrance, escribe: “Muy a menudo faltamos de verdad en la oración, pues en lugar de volvernos hacia Dios nos dirigimos a algo que imaginamos que es Dios…. Lo primero que tenemos que hacer, al comienzo de la oración, es buscar el verdadero rostro de Dios, el único que revela a nosotros. Muy a menudo una multitud de imágenes mentales y visuales nos impiden encontrar el verdadero rostro de Dios”. Para Lafrance: “Se ama de verdad a una persona a partir del momento en que uno no existe ya para sí, sino que se está todo entero volcado en él. Es una especie de disolución de la voluntad del hombre en la voluntad de Dios…. Y pienso que aquí está la única definición de la oración, de la conversación con Dios: estar volcado en el otro. Es la imagen del dialogo Trinitario en el que Jesús está totalmente volcado en su Padre”.

              

Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

 

Otras glosas o libros del autor relacionados con este tema.

-        Libro. LOS DESEOS HUMANOS. Isbn. 978-84-613-1629-8.

-        Libro. RELACIONARSE CON DIOS. Isbn. 978-84-612-2058-8.

-        Meditación imaginativa. Glosa del 23-08-10

-        Imaginación negativa en la vida espiritual. Glosa del 14-01-11

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 2
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Rafael Marañón
26/04/2011
Dormir .
Es conocer quien es Él y quien somos nosotros
Con esa premisa la relación transcurre en paz ya que nos entregamos completamente a su misericordia
Nuestras buenas obras quedan eclipsadas
Dios nos ruega : .-dejadme ser generoso.-
.-No me presentéis obras que yo ya las sé ver.-
Y a dormir en las obras del Cristo con toda naturalidad.
Siempre serán fructiferas aunque las hagamos como sabemos hacerlas:
.-frangollas.-
Alejandro
22/04/2011
Con Dios o con satanás.
También se podría hablar aqui de los sueños, donde al margen de los habituales que tienen que ver con nuestras vivencias, el enemigo a veces se cuela y nos lleva a derroteros inimaginables. Por todo ello siempre se ha de pedir en oración antes de dormir, protección, para que el enemigo no nos pueda vapulear. Creo que todo tiene que ver con lo que queremos ser, hijos de la luz o de las tinieblas. Si nos recreamos en imágenes pecaminosas o si las rechazamos porque ofenden a Dios.
En cuanto a lo que comenta, totalmente de acuerdo.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan del Carmelo
Juan del Carmelo no es quien dice ser. O mejor dicho, es quien es, pero prefiere presentarse en su alter ego Juan del Carmelo que no es más que un seglar que, a finales de los años 80, experimentó la llamada de Dios y se vinculó al Carmelo Teresiano. Ha publicado libros de espiritualidad como «Mosaico espiritual», «Santidad en el Pontificado», o «En las manos de Dios» Como lo cortés no quita lo valiente es, además, un empresario de éxito. Y nos acompaña, con sencillez y hondura, desde «El blog de Juan del Carmelo».

Juan del Carmelo, es autor, editor y responsable del Blog El Blog de Juan del Carmelo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
ABRIL 2014

Ver con el corazón inmundo

Misericordia con los adúlteros

Nuestro corazón

Grandeza divina, humildad humana

¿Cómo será el cielo?

Sufrimiento del cuerpo, sufrimiento del ama.

¿Me vomitará Dios?

Ignorarte, amarte y entregarse a tu amor

¿Que es la misericordia divina?
MARZO 2014

Amar la voluntad de Dios

Zapatero a tus zapatos

Madre terrenal, Madre espiritual

Control de la imaginación humana

Sobre nuestro desarrollo espirtual

Tener fe, confiad en el Señor y amad su voluntad

Necesidades del cuerpo, necesidades del alma

Casos lagrimógemnos

Goce en el sufrimiento

Encontrar peras en una higuera

Misterio de la Inhabitación Trinitaria

Amor divino, amor humano

Distintas imágenes que tenemos de Dios

Falta de fe en la Verdad

Sobre las dudas de fe

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2014 (13 artículos)

ENERO 2014 (16 artículos)

DICIEMBRE 2013 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (15 artículos)

OCTUBRE 2013 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (15 artículos)

AGOSTO 2013 (15 artículos)

JULIO 2013 (16 artículos)

JUNIO 2013 (15 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (16 artículos)

FEBRERO 2013 (14 artículos)

ENERO 2013 (16 artículos)

DICIEMBRE 2012 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (15 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (15 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (16 artículos)

JUNIO 2012 (15 artículos)

MAYO 2012 (15 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (16 artículos)

FEBRERO 2012 (14 artículos)

ENERO 2012 (16 artículos)

DICIEMBRE 2011 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (15 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (15 artículos)

AGOSTO 2011 (15 artículos)

JULIO 2011 (16 artículos)

JUNIO 2011 (15 artículos)

MAYO 2011 (15 artículos)

ABRIL 2011 (15 artículos)

MARZO 2011 (16 artículos)

FEBRERO 2011 (14 artículos)

ENERO 2011 (15 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (15 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (15 artículos)

AGOSTO 2010 (16 artículos)

JULIO 2010 (15 artículos)

JUNIO 2010 (15 artículos)

MAYO 2010 (16 artículos)

ABRIL 2010 (15 artículos)

MARZO 2010 (16 artículos)

FEBRERO 2010 (14 artículos)

ENERO 2010 (15 artículos)

DICIEMBRE 2009 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (15 artículos)

OCTUBRE 2009 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (13 artículos)

JULIO 2009 (14 artículos)

JUNIO 2009 (12 artículos)

MAYO 2009 (7 artículos)

Lo más leído
1 Lope de Vega, Quevedo, Góngora… Los 10 mejores sonetos para meditar sobre la Pasión de Cristo
2 Nuevo anuncio pro familia: una falsa oferta de trabajo escandaliza y emociona a los candidatos
3 La Legión volvió a asombrar cargando en Málaga el Cristo de la Buena Muerte bajo su custodia
4 Trasciende lo que declaró en 2005 el cardenal Bergoglio al proceso de beatificación de Juan Pablo II
5 De ese Sanedrín que juzgará a Jesús esta noche al amanecer
6 Viernes: Las 7 palabras de Cristo en la Cruz
7 ¿Identidad sacerdotal? «Busca a Dios en la adoración y da a tu pueblo lo que te fue encomendado»
8 Cristiana británica se enfrenta a ser ejecutada por insultar al Islam
9 Doce pies, doce historias: las personas a quienes lava Francisco este Jueves Santo
10 San Juan Pablo II (2)