Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Viernes, 25 de julio de 2014 | 12:59 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 20 marzo 2011
Un Sueño Posible: la historia de Michael Oher
 Un abrazo como Dios manda
“La primera vez que Leigh-Anne Tuohy me dijo ‘te quiero’ fue algo impresionante. Nunca hubiera pensado que una frase como te quiero, tan simple, pudiera decir tanto, pero es que no la había escuchado jamás…”



Sin lugar a dudas, la historia de Michael Oher es una de las más impactantes que he podido conocer. Michael, un chico negro de inmensas dimensiones, creció en un barrio paupérrimo de la ciudad de Memphis, Tennessee. El lugar era tan miserable que se le conocía como Hurt Village (El Barrio del Dolor). Todo parecía dispuesto en contra de Michael. Su padre estuvo varias veces en la cárcel y acabó siendo asesinado. Su madre se dedicaba a traficar con droga y desatendía totalmente a los doce hijos que había tenido. Varios de sus hermanos acabaron en centros de acogida. Así, Michael creció en la indigencia, durmiendo bajo algún cobertizo. 

Sin embargo, su habilidad atlética cambió las cosas. Un hombre lo llevó al Instituto privado Briarcrest Christian School. Los directivos de la escuela quedaron perplejos con el potencial deportivo de Michael (medía ya más de 1,90 y su peso sobrepasaba los 100 kilos, pero se movía con gran agilidad). Al final, lo aceptaron en el Instituto, con beca incluida por supuesto, y lo apuntaron en un programa especial, pues sus conocimientos académicos no alcanzaban los de un niño de 2º de Primaria. Michael era un alumno de instituto privado, pero seguía viviendo en la indigencia.

Entonces surgió la familia Tuohy, de raza blanca. La mujer, Leigh-Anne, cristiana entregada, se percató de la situación, pues sus dos hijos también asistían a esta escuela. Planteó el caso a su marido, Sean, y, con generosidad admirable, primero acogieron y luego, tras un proceso largo, complicado y muchas veces doloroso, adoptaron al gigantón.
 


La historia fue la base del libro The Blind Side (El Lado Ciego), escrito por Michael Lewis, que se convirtió rápidamente en un bestseller. De allí, pasó al cine. La película, del mismo nombre (en España se llamó Un Sueño Posible), permitió a Sandra Bullock, excelente en el papel de Leigh-Anne Tuohy, ganar el Oscar. Sin duda, el film fue impactante y muy recomendable para toda la familia, como ya lo reseñaba anteriormente en ReL Guillermo Urbizu.

Pero la historia de Michael no acabó en la película. El chico destacó enormemente como jugador universitario y lleva ya dos años triunfando en la mejor liga del mundo, la NFL, con los Baltimore Ravens. El jugador ha escrito ahora su propio libro De la Indigencia al Sueño Posible y Después.

En una entrevista concedida a Neil Reynolds, colaborador del boletín Sportmagister (www.sportmagister.com), el cual recomiendo principalmente para aquellos entrenadores interesados en formarse en valores (y los padres de familia no dejamos de ser entrenadores que tenemos a cargo un equipo más o menos nutrido), Oher explica su historia, la cual tiene dos puntos de gran interés y que dan para largas reflexiones:
 
Primero, la importancia de esos héroes callados de hoy en día, matrimonios –o familias enteras en este caso- que, con generosidad ejemplar, acogen o adoptan a aquellos a quienes la vida no ha sonreído en un inicio. Segundo, el papel del propio acogido o adoptado, cuando conoce de dónde viene y la responsabilidad personal que esto implica para con sus semejantes cuando triunfa o se realiza en la vida, principalmente para con los de El Lado Ciego.
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 7
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


victor manuel cardenas romero
19/01/2012
de lo mejor.
la mejor historia y pelicula que e visto por el cine en los ultimos tiempos un ejemplo a seguir.

19/01/2012
.
una de las mejores peliculas e historias que e visto en cine de lo mejor. br
ALEXANDER
30/12/2011
ERES NUESTRO EJEMPLO.
UNA LINDA PELICULA LA CUAL NOS IMPULSA A SER MUY POSITIVOS EN ESTA VIDA OHER ERES MI HEROE Y LA VERDAD ME ES DE MUCHA AYUDA EL HABER VISTO LA PELICULA GRACIAS POR COMPARTI CON NOSOTROS TU HISTORIA
Gabriela Martinez
02/09/2011
Emotiva.
Una historia con un gran final!! La película excelente!!
malix
24/07/2011
idolo .
lo bueno de la película es que el hombre se banco todos los insultos !!!!!!!!!!!!!!!!!!
malix
24/07/2011
idolo.
k-po que buena película
luis orellana
08/05/2011
grande.
La pelicula buenisma y oher tremendo jugador
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Rafa Cervera
Desde muy pequeño, mis grandes pasiones fueron Jesucristo y el deporte. Las dos las debo a mis abuelos maternos. Mi abuela transmitió la fe a mi madre y ella, a mí. Mi abuelo compró uno de los primeros paquetes de televisión por cable de México y allí me pasé horas y horas disfrutando de deporte a lo grande. El deporte lo empecé a practicar imitando a mi héroe, mi padre, quien por cierto era mucho mejor deportista que yo. No fui un gran atleta, pero me defendía en casi todas las disciplinas y todavía estoy federado en fútbol (entrenador) y ajedrez. A los 15 años, además de jugar tres partidos de fútbol a la semana y dar clases de tenis en Estados Unidos, corrí una milla en menos de 5 minutos y aprobé el curso de socorrista. Ya en el aspecto profesional, en España fui tuerto en país de ciegos, pues hablaba inglés y sabía más de deporte americano que cualquiera de mis compañeros periodistas, muy incipientes en la materia. Gracias a esto, trabajé como jefe de prensa de los Barcelona Dragons, único equipo de fútbol americano profesional que ha existido en España y, tras un periplo en la NBA, volví a los Dragons como director general. Desde que cerró la franquicia (2003), mi contribución al mundo del deporte y las letras ha sido como free lance. Fui el primer no estadounidense en ser miembro del staff de una Super Bowl, trabajé con un Premio Pulitzer para el periódico Dallas Morning News en los Juegos Olímpicos de Barcelona, he colaborado en grandes eventos, como la Copa Davis o el Eurobasket, y he traducido a geniales atletas, entre los que se encuentra Michael Jordan. Sin embargo, mi alegría más grande en el deporte ha sido poder entrenar al equipo de fútbol sala de mi hijo y, más tarde, formar otro para entrenar también a mis dos hijas mayores. En 1995 me casé con Loles, con quien tengo cuatro hijos, Santi, María, Nuria y Blanca: a mis dos grandes pasiones se añadió una tercera, mi familia. En este blog os quiero comentar cuando mis tres pasiones convergen, algo que para mí es como un pequeño anticipo de Cielo en esta Tierra.

Rafa Cervera, es autor, editor y responsable del Blog Mi pasión por el deporte, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

MARZO 2014 (1 artículos)

FEBRERO 2014 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (2 artículos)

OCTUBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (1 artículos)

JULIO 2012 (1 artículos)

JUNIO 2012 (2 artículos)

FEBRERO 2012 (1 artículos)

ENERO 2012 (1 artículos)

DICIEMBRE 2011 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (1 artículos)

AGOSTO 2011 (1 artículos)

JULIO 2011 (1 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

MARZO 2011 (4 artículos)

FEBRERO 2011 (2 artículos)

ENERO 2011 (1 artículos)

DICIEMBRE 2010 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (4 artículos)

OCTUBRE 2010 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (3 artículos)

JULIO 2010 (4 artículos)

JUNIO 2010 (6 artículos)

MAYO 2010 (5 artículos)

Lo más leído
1 Despedido un prestigioso ginecólogo católico por no implicarse en un aborto: él no se arredra
2 8 teólogos desmontan las tesis de Kasper sobre la comunión a los divorciados que no viven castamente
3 Los comunistas mantienen en «reeducación» al obispo Ma Daqin hasta que ceda: él sigue fiel al Papa
4 El Papa Francisco convoca a Messi, Zanetti, Eto´o y Zidane para un «Partido por la Paz» en Roma
5 De las muchas ciudades llamadas "Santiago" en América
6 Qatar es el principal patrocinador del terrorismo
7 Musulmanes en la puerta, un rumano que no sabía español... Arde Complutum evangeliza a todos
8 Mirar un crucifijo
9 El Ayuntamiento socialista de Parla sigue haciendo «mobbing» al colegio católico Juan Pablo II
10 «La cruz nos da más seguridad que la bandera de la ONU», dicen musulmanes bajo las bombas en Gaza