Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Viernes, 24 de octubre de 2014 | 21:13 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 9 diciembre 2010

¿Por qué cayó Luzbel?

Todo aquel que se encuentre en estado de gracia y aunque solo sea medianamente, le preocupen los temas del alma. El, sabe perfectamente que su mayor enemigo es el demonio, y tiene dentro de su mente muchas preguntas incontestadas sobre este tema de demonio, preguntas que nadie, ha sabido contestarle, y estoy seguro que ello, es más por desconocimiento que por falta de voluntad, lo cual es normal, si pensamos que no es mucho lo que el Señor quiere que sepamos sobre este tema  y lo poco que sabemos son retazos de textos bíblicos sacados de aquí y de allá e interpretada a nuestro mejor saber y entender pues la simbología que muchas veces estos textos encierran, puede interpretarse de varias formas o maneras. Por otra parte, es de reconocer, que si existen revelaciones privadas, pero que tampoco nos ayudan mucho.

 

En cuanto a las revelaciones públicas del Señor, de ellas se desprende un algo totalmente evidente, que acaba con todas las ideas, que el propio demonio hace creer, incluso a teólogos y personas consagradas al servicio del Señor, de que “el demonio no existe”. ¡Vamos! que el demonio es una invención de las oscuras mentes de los clérigos medievales. Qué más quisiera el demonio, que nadie creyese en su existencia, de lo que desgraciadamente ahora mismo lo está siendo a nuestro alrededor, para poder así hacer más efectiva su labor.

 

En el Antiguo Testamento la palabra Satán figura 18 veces. En el Nuevo Testamento en 35 ocasiones se menciona la palabra diablo y 21 veces se utiliza la palabra demonio. Y mencionemos solo de pasada las tentaciones demoniacas que soportó el Señor en el Desierto de Judá. (Mt 4,1-11). El cardenal Ratzinger, entonces prefecto del Santo oficio, hoy en día Benedicto XVI, acerca de una pregunta que el periodista Vittorio le hizo sobre la existencia del demonio, le contestó: La Iglesia no lo ha declarado nunca dogma, la existencia del demonio, porque su existencia es de una evidencia y rotundidad que nunca lo ha creído necesario. En los evangelios hay evidencias que no dejan lugar a dudas en las manifestaciones de nuestro Señor, pero quizás haya que plantearse este problema.

 

El demonio es nuestro tentador e instigador por excelencia. El demonio es un ser oscuro y perturbador que verdaderamente existe, aunque a muchos haya logrado convencerles de su no existencia, y que actúa sobre nosotros con astucia utilizando su superioridad mental sobre la nuestra; es el enemigo oculto que siembra errores y desventuras en la historia humana. Todo el sufrimiento que existe en el mundo es consecuencia y ha sido generado por el mal, y este ha sido generado por el pecado que es la ofensa a ofensa a Dios. El pecado, la ofensa a Dios, es siempre a su vez, instigada por el demonio, que es nuestro enemigo número uno, el cual arrastrado por su odio a Dios quiere apartarnos de Él, nos porque él nos ame, pues nos odia de la misma forma que odia a todos y a todo, incluidos los demás demonios ya que lo suyo es el reino del odio que es la antítesis del amor. El, lo que desea con nuestra condenación, es tratar de vengarse de Dios, pues sabe perfectamente que nosotros somos todos criaturas extremadamente amadas por Dios.

 

Santo Tomás de Aquino por un lado y San Juan de la Cruz por otro, afirman ambos, que tenemos tres tentadores: el demonio, el mundo de nos rodea y nosotros mismos, o sea, nuestro dichoso  amor propio. Y de estos tres peligros San Juan de la Cruz, sostiene que el tentador más peligroso somos nosotros mismos porque nos engañamos solos. Y así es como entramos en el tema que nos ocupa, porque en definitiva fue el amor propio, si no la causa única si la más esencial que determinó la caída de Luzbel.

 

Sabido es que los ángeles son espíritus puros, creados por Dios al igual que nosotros hemos sido creados también por Él, nuestra diferencia esencial con ellos estriba en que nosotros somos a la vez cuerpo y alma, y como quiera que el orden corporal o material es inferior al orden espiritual, el resultado es una mayor superioridad de los ángeles sobre nosotros, al ser estos solamente espíritus puros. Pero es de ver que nosotros podemos minimizar esa diferencia en cuanto más nos espiritualicemos y menos nos materialicemos. Y este proceso está en nuestras manos sin límite alguno de crecimiento en nuestra espiritualización, que nos la proporciona el amor al Señor.

 

A la pregunta que plantea el título de esta glosa, la contestación la da Juan Pablo II el 23 de julio de 1986. Y nos dice: “Como dice claramente la Revelación, el mundo de los espíritus puros [ángeles] aparece dividido en buenos y malos. Pues bien, esta división no se obró por la creación de Dios, sino con base en la propia libertad de la naturaleza espiritual de cada uno de ellos... Los espíritus puros han sido sometidos a una prueba de carácter moral. Fue una opción decisiva.... La opción realizada sobre la base de la verdad de Dios, conocida de forma superior dada la lucidez de sus inteligencias, ha dividido también el mundo de los espíritus puros en buenos y malos. Los buenos han elegido a Dios como Bien supremo y definitivo... Los otros, en cambio, han vuelto la espalda a Dios... Han hecho una elección contra la revelación del misterio de Dios, contra su gracia... Basándose en su libertad creada, han realizado una opción radical e irreversible, al igual que la de los ángeles buenos, pero diametralmente opuesta: en lugar de una aceptación de Dios, plena de amor, le han opuesto un rechazo inspirado por un falso sentido de autosuficiencia, de aversión y hasta de odio, que se ha convertido en rebelión”.

 

          Ante nosotros este tema de la rebelión de los ángeles aparece como una decisión de ellos, inexplicable, aparece como incomprensible que un numeroso grupo de ángeles se revelara contra Dios después de haber tenido, si no la visión beatífica definitiva, sí una experiencia sobrenatural de la Divinidad, innegable y bellísima, y que decidieran romper con el Altísimo con aquel famoso “Non serviam”, no te serviré.

 

          En nuestra lucha espiritual o ascética, siempre al final tenemos que enfrentarnos a una disyuntiva, o amamos al Señor, o nos amamos a nosotros mismos. Explica el Papa Wojtyla: “¿Cómo comprender esta oposición y rebelión a Dios en seres dotados de unas inteligencias tan vivas y enriquecidas con tanta luz? ¿Cuál puede ser el motivo de esta radical e irreversible opción contra Dios, de un odio tan profundo que puede aparecer como fruto de la locura? Los Padres de la Iglesia y los teólogos no dudan en hablar de “ceguera”,  producida por la supervaloración de la perfección del propio ser, impulsada hasta el punto develar la supremacía de Dios que exigía, en cambio, un acto de dócil y obediente sumisión. Todo esto parece expresado de modo conciso en las palabras “No te serviré” (Jer 2,20), que manifiestan el radical e irreversible rechazo de tomar parte en la edificación del Reino de Dios en el mundo creado. Satanás, el espíritu rebelde, quiere su propio reino, no el de Dios, y se yergue como el primer adversario del Creador,  como antagonista de la amorosa sabiduría de Dios. De la rebelión y del pecado de satanás, como también del pecado del hombre, debemos concluir acogiendo la sabia experiencia de la Escritura que afirma: “En el orgullo está la perdición” (Tob 4,14)”.

 

          Su amor propio les hizo mirarse solo a sí mismos y de ahí les llegó su perdición. Solo Dios es increado, todos los demás ángeles y humanos hemos sido creados por Dios y cuando el objeto de la creación divina, sean ángeles o personas, lo son con plena libertad tienen la capacidad regalada por Dios de escoger entre el Amor que Dios nos ofrece, o el amor solo a nosotros mismos. Mientras el amor a Dios genera humildad y fortaleza, el amor a uno mismos, el amor propio genera soberbia y debilidad adobada con odio. El que voluntariamente renuncia al Reino de Dios, renuncia al amor, pues solo Dios que es amor (Jn 4,16) es el que genera todo el amor. El que renuncia al amor de Dios, escoge el reino del odio que es la antítesis del amor.  Y el que se integra en el reino del odio, ese mismo odio le impide su posible arrepentimiento, para poder dar el salto al reino del amor.

 

En referencia al carácter eterno del castigo del demonio, y de las almas de los hombres condenados, el papa Virgilio promulgó contra Orígenes el siguiente canon dogmático: “Si alguno dice o siente que el castigo del demonio o de los hombres impíos es temporal y que en algún momento tendrá fin, o que se dará la integración de los demonios o de los hombres impíos sea anatema”. El infierno amén de tener una existencia eterna, al igual que el cielo, nunca se acabará y se encuentra estructurado jerárquicamente. Las penas de los condenados no son todas iguales. El P. Gabriele Amorth, exorcista de la diócesis de Roma, y gran especialista en el tema escribe: “El Apocalipsis nos dice que los demonios fueron precipitados sobre la tierra: su condena definitiva aún no se ha producido, si bien la selección efectuada en su momento que distinguió a los ángeles de los demonios, es irreversible. Los demonios, todavía conservan por tanto, un poder permitido por Dios, aunque “por poco tiempo”’. Por eso apostrofan a Jesús: “¿Has venido aquí a atormentarnos antes de tiempo?”. (Mt 8,29)”.

 

Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

 

Otras glosas o libros del autor relacionados con este tema.

-        Libro BUSCAR A DIOS.- Isbn. 978-84-611-6451-6.

-        Libro MOSAICO ESPIRITUAL.- Isbn. 978-84-612-2059-5.

-        Actuaciones demoniacas. Glosa del 20-05-09

-        Demonio y demonios Glosa del 11-02-10

-        El mal y su instigador Glosa del 19-02-10

-        Las armas del enemigo. Glosa del 08-10-10

 

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 6
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Manuel de María
09/12/2010
Veritas, libera nos..
Aunque lo repitan mil trillones de veces los anatematizados que quieren enseñarnos a los católicos, no pasará a ser verdad que el demonio no existe. Pero en querer hacer pasar la mentira como verdad tiene mucha experiencia el padre de la mentira, ese que trata de hacer creer que no existe, y le obedecen tercamente sus esclavos.
avizor
09/12/2010
cuidadin con las bobaditas esas....
Conozco algún exorcista y, personalmente, no puedo dudar, por mi propia experiencia, de la existencia de Satanás; pero, aunque no lo supiera por mi propia experiencia, me basta la palabra de Cristo. También recomiendo que baste la palabra de Cristo para creerlo y, así tener cuidado con la ouija, las adivinaciones, los espiritismos y las invocaciones a ´´alguien´´..y así no tener que saberlo por propia experiencia y conocer a un exorcista.(¡benditos sean!) Satanás no es un payasete en mallas rojas. Eso es solo un disfraz, burdo, además. Ahora utiliza más el traje invisible. Ojito.
mari
09/12/2010
Desde mi modestia..
Cristo lo vencio en la cruz, pero nosotros no. todos los dias somos tentados por Lucifer. Yo lo veo un articulo bastante acertado y acercado. Muchas gracias don Juan del Carmelo. La verdad que suele hacer usted articulos bastante interesantes. Yo por lo menos los veo asi.
mari
09/12/2010
Desde mi modestia..
Cristo lo vencio en la cruz, pero nosotros no. todos los dias somos tentados por Lucifer. Yo lo veo un articulo bastante acertado y acercado. Muchas gracias don Juan del Carmelo. La verdad que suele hacer usted articulos bastante interesantes. Yo por lo menos los veo asi.
Hypatia ¿Habrá que decirlo más veces?
09/12/2010
Cristo lo venció en la Cruz. Sólo está en la mente de algunas personas a título de síntoma.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan del Carmelo
Juan del Carmelo no es quien dice ser. O mejor dicho, es quien es, pero prefiere presentarse en su alter ego Juan del Carmelo que no es más que un seglar que, a finales de los años 80, experimentó la llamada de Dios y se vinculó al Carmelo Teresiano. Ha publicado libros de espiritualidad como «Mosaico espiritual», «Santidad en el Pontificado», o «En las manos de Dios» Como lo cortés no quita lo valiente es, además, un empresario de éxito. Y nos acompaña, con sencillez y hondura, desde «El blog de Juan del Carmelo».

Juan del Carmelo, es autor, editor y responsable del Blog El Blog de Juan del Carmelo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
OCTUBRE 2014

Intransigencia católica. Depósito de la fe

Gobierno de Dios, gobierno del pueblo

Me estoy haciendo viejo

Necesidad de la mortificación

En medio de nuestra guerra

Inmutabilidad divina y relativismo

Manso y humilde

Iluminación divina de la mente humana

¿Tengo yo el alma limpia?

Hambre de amor a Dios

Voluntad de Dios, fuente de bienes

Errores al querer conocer a Dios
SEPTIEMBRE 2014

Fuerza de la humildad

Fuerza del amor

Tres anuncios del Señor

Enamorados de María ,nuestra Madre celestial

Misterio Eucaristico

Visión humana en la búsqueda de Dios

Una categoria absoluta

Carmelo teresiano

Nuestra gran desconocida

Equilbro de las potencias del alma

Fuerza espiritual del pecado

Simplicidad y atributos divinos

Nuestra famila espiritual

Apreciar la singularidad divina

Vivir en la carne, vivir en el Espíritu

Ver posts de otros meses

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (15 artículos)

JUNIO 2014 (15 artículos)

MAYO 2014 (16 artículos)

ABRIL 2014 (15 artículos)

MARZO 2014 (15 artículos)

FEBRERO 2014 (14 artículos)

ENERO 2014 (16 artículos)

DICIEMBRE 2013 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (15 artículos)

OCTUBRE 2013 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (15 artículos)

AGOSTO 2013 (15 artículos)

JULIO 2013 (16 artículos)

JUNIO 2013 (15 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (16 artículos)

FEBRERO 2013 (14 artículos)

ENERO 2013 (16 artículos)

DICIEMBRE 2012 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (15 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (15 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (16 artículos)

JUNIO 2012 (15 artículos)

MAYO 2012 (15 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (16 artículos)

FEBRERO 2012 (14 artículos)

ENERO 2012 (16 artículos)

DICIEMBRE 2011 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (15 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (15 artículos)

AGOSTO 2011 (15 artículos)

JULIO 2011 (16 artículos)

JUNIO 2011 (15 artículos)

MAYO 2011 (15 artículos)

ABRIL 2011 (15 artículos)

MARZO 2011 (16 artículos)

FEBRERO 2011 (14 artículos)

ENERO 2011 (15 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (15 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (15 artículos)

AGOSTO 2010 (16 artículos)

JULIO 2010 (15 artículos)

JUNIO 2010 (15 artículos)

MAYO 2010 (16 artículos)

ABRIL 2010 (15 artículos)

MARZO 2010 (16 artículos)

FEBRERO 2010 (14 artículos)

ENERO 2010 (15 artículos)

DICIEMBRE 2009 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (15 artículos)

OCTUBRE 2009 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (13 artículos)

JULIO 2009 (14 artículos)

JUNIO 2009 (12 artículos)

MAYO 2009 (7 artículos)

Lo más leído
1 Era protestante y se alejaba de Dios, su padre le compró «Mero Cristianismo» y ahora es dominico
2 El nuevo arzobispo de Madrid usa whatsapp, come con palillos con chinos, y bocatas Pans and Company
3 Insulta al Papa (pero dice que no es insulto), le pagan con la misma moneda y se va. VIDEO
4 En Francia 30 conversos llegados del Islam piden a la Iglesia acoger y evangelizar a los musulmanes
5 Intransigencia católica. Depósito de la fe
6 «¿Por qué decidí financiar Cristiada? Para que la gente aprenda a combatir», dice su productor
7 Benedicto XVI: No evangelizamos para ganar fieles, sino para transmitir la alegría que nos han dado
8 Benedicto enseña de nuevo
9 De cómo llega hasta nosotros la Biblia Alfonsina, primera biblia en español
10 «Para sopesar los indicios de Dios hay que leer libros, no basta con consultar Wikipedia o un blog»