Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familiaOtras noticias Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeos
  Viernes, 19 de septiembre de 2014 | 4:57 Suscríbete a ReLRegala ReLDifúndenosContactoHemerotecaAYUDA A REL 
Buscar
Actualizado 7 noviembre 2010
Temas de conversación

           No voy a descubrir la pólvora, diciendo que el ser humano necesita relacionarse. El es un ser social, y la conversación es el medio más genéricamente extendido, para satisfacer esa necesidad de comunicación, que todo el mundo tiene. Aunque hay que reconocer que existen almas elegidas del Señor, que sacrifican el poco o mucho deseo que se tenga de relacionarse socialmente y buscan la soledad y el silencio para que su necesidad de relación social, sea dirigida y satisfecha, única y exclusivamente con el amor del Señor.

 

Pero no todo el mundo está llamado a una vida eremítica, estos solo son un pequeño y reducido número de elegidos del Señor, a los que Él les ha regalado el don eremítico y han sabido o podido aprovecharlo. Digo esto porque también hay almas que disponiendo de ese deseo de vida eremítica, el Señor no considera oportuno darles facilidades para alcanzar un eremitorio y así por ejemplo, tenemos el caso del Santo Cura de Ars, que se pasó su vida suspirando por entrar en una cartuja, y encontrar la soledad y el silencio que deseaba ofrecerle al Señor, y el Señor estimó, que mejor servicio le prestaría el santo cura en su parroquia de Ars, que en la soledad de una cartuja.

 

            Pero no va esta glosa dirigida al tema de la soledad y el silencio, sino que va por otros cauces. La conversación, tal como antes decíamos es el medio más empleado para crear y fomentarla la relación humana, pero en el ejercicio de esa relación, en la conversación, hay que tener mucho cuidado en lo que se dice y como se dice y tratar de evitar que nos cataloguen como un “bocazas”, o lo que es peor produzcamos heridas, al que nos escucha o a terceras personas difamándolas. Los temas que escojamos para conversar y relacionarnos son muy importantes y trascendentes, pues ellos están dando fe de nuestras ideas, de nuestras convicciones, de nuestra forma de ser, de nuestra seriedad o trapacería, de muchas cosas más, en resumen de nuestra personalidad. Y sobre todo no seamos charlatanes, porque el que es charlatán generalmente es un imprudente. Los sefardíes, tiene un refrán que dice: Dios te dio el doble de posibilidades para escuchar que para hablar, porque te dio dos orejas y una sola lengua. También es conocido el refrán español, que dice que: Quien mucho habla mucho yerra.

 

            En relación a este tema de lo que decimos y los que conversamos, el Señor nos dejó dicho: "Raza de víboras, ¿cómo podéis vosotros hablar cosas buenas siendo malos? Porque de lo que rebosa el corazón habla  la boca. El hombre bueno, del buen tesoro saca cosas buenas y el hombre malo, del tesoro malo saca cosas malas. Os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres darán cuenta en el día del Juicio. Porque por tus palabras serás declarado justo y por tus palabras serás condenado”. (Mt 12,34-37). El texto da de sí, a muchos comentarios en su análisis por lo que solamente haremos unas breves consideraciones.

 

            La expresión: Porque de lo que rebosa el corazón habla  la boca, es una afirmación tremendamente importante y que nos cataloga a cada uno de nosotros. Observemos en las personas que nos rodean, en  sus temas de conversación y observaremos que cada persona tiene unas fuentes de suministro de información, de carácter específico y otras generales. Con respecto a las fuentes específicas vemos que todo el mundo tiene como tema central de su conversación, aquello que más le ocupa y le preocupa, así si tiene confianza nos habla de sus problemas familiares y laborales y generalmente sin darse cuenta, no piensa en que los demás también tienen sus propios problemas, pues nadie está libre de ellos y resulta más caritativo y fraternal, escuchar los problemas ajenos y no interrumpir con los propios, ya sabemos que en la mayoría de los casos nada podemos hacer, pero el hecho de escuchar, crea hermandad y consuela al que sufre.

 

            En las otras clases de temas de conversación, los que podríamos denominar de carácter genérico, las fuentes de suministro de estos temas, se encuentra en general en lo que nos dicen o leemos en los medios de comunicación. En esta clase de temas, todo el mundo se siente capacitado para opinar y estos temas generalmente van referidos a las noticias de carácter político. Casi todas la TV tienen montadas unas tertulias, que el “personal”, como diría uno de pueblo, se bebe el programa. En estos casos la mayoría de los contertulios, no tienen elementos directos de juicio sino solo lo que leen en los periódicos, escuchan en la radio o ven en la televisión, que son las tres grandes máquinas de fabricar interesadas opiniones, que nos las tragamos como si fuesen la Biblia y las difundimos como propias, es decir las metemos en nuestro corazón y de ellas habla nuestra boca como un papagayo.

 

            Hay otro tipo de personas, generalmente más féminas que hombres, que se pirran por otra clase de programas, cuales son los llamados “programas rosa o del corazón”, es de suponer que la palabra corazón hace referencia a los intentos que hacen los periodistas de estos programas, para descuartizar el corazón de la víctima Vip, que cada día presentan para su sacrificio.  En estos programas, un grupo de leones y leonas, siendo ellas más agresivas, que ellos, y que se titulan periodistas, despiadadamente se ensañan en sacarle a la víctima sus intimidades, siendo la victima un pobre o una pobre desgraciada Vip, que necesita dinero para mantener su imagen de fatuidad, y se presta a que las leonas, con un león en jefe les despedacen.  Verdaderamente pienso que los espectáculos de los circos romanos, aunque eran  cruentos, eran mucho más nobles que estos incruentos, que tanto daño están haciendo en la mente de los espectadores. Aquí lo que se contempla son corazones rebosantes de malas ideas y nulo amor a Dios.

 

            Las normas que son aconsejables, para nuestros temas de conversación, están maravillosamente recogidas en las anteriores palabras del Señor. Hay que ser parco en el hablar, ser lo más recatado posible pues es el Señor, el que nos llama la atención sobre las palabras ociosas, y hay que ver cuántas de ellas emitimos sin necesidad alguna. Luís de Bloís, -Blosio- escribía hace ya más de 500 años: “En el hablar has de ser muy recatado, honesto, irreprensible y muy comedido…, en el día del juicio han de dar cuenta los hombres de toda palabra ociosa que hablaren (Mt 12,36). Prudente en las afirmaciones.

 

Evitar confrontaciones que a ninguna parte nos llevan. Escribía San Josemaría Escrivá en su libro Camino, que: “De la discusión no nace la luz, porque la apaga el soplo de la pasión”. Sobre todo en temas de nuestra fe. A este respecto escribía Garcia Morente: “Cuando encontréis alguna vez doctrinas o sistemas filosóficos que contradigan un dogma de nuestra santa fe, estad seguros de que algún vicio oculto mina sus entrañas intelectuales”.  

 

No hablar mal de nadie, El aposto Santiago dice en su epístola: “No habléis mal unos de otros, hermanos. El que habla mal de un hermano o juzga a su hermano, habla mal de la Ley y juzga a la Ley; y si juzgas a la Ley, ya no eres un cumplidor de la Ley, sino un juez”. (Sant 4,11). Habla siempre bien de todo el mundo y si no puedes cállate. Y si es de uno mismo de quien hablan mal, cállate también hasta que quede desangrado tu amor propio, pues la humillación soportada te hará más humilde. Ten en cuenta que hablen bien o mal de ti, tú sigues siendo a los ojos del Señor el mismo que eres.

 

            Y sobre todo sé veraz, porque siendo veraz estas amando la Verdad que es el Señor. No confundas nunca la objetividad con la veracidad. Lo objetivo solo es bueno cuando sus raíces están en la Verdad, la mayoría de las objetivaciones que se nos presentan en la mayoría de los medios de comunicación está, prostituidas por la lacra del relativismo y no tiene raíz alguna en la única y auténtica Verdad que es el Señor.

 

            Mi más cordial saludo lector y el deseo de que Dios te bendiga.

 

Otras glosas o libros del autor relacionados con este tema.

-        Libro. AMAR A DIOS. Isbn 978-84-611-6450-9.

-        No admito el diálogo. Glosa del 08-07-09

-        ¿Es buena la objetividad?  Glosa del 12-10-10

-        Buscar a Dios en el Yermo o en el Desierto. Glosa del 12-08-09

-        Camino, Verdad y vida. Glosa del 13-04-10

-        Servir a los demás para servir al Señor. Glosa del 01-08-10

-        Conducta humana y caridad. 11-03-00

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Comentario (máx. 1000 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Juan del Carmelo
Juan del Carmelo no es quien dice ser. O mejor dicho, es quien es, pero prefiere presentarse en su alter ego Juan del Carmelo que no es más que un seglar que, a finales de los años 80, experimentó la llamada de Dios y se vinculó al Carmelo Teresiano. Ha publicado libros de espiritualidad como «Mosaico espiritual», «Santidad en el Pontificado», o «En las manos de Dios» Como lo cortés no quita lo valiente es, además, un empresario de éxito. Y nos acompaña, con sencillez y hondura, desde «El blog de Juan del Carmelo».

Juan del Carmelo, es autor, editor y responsable del Blog El Blog de Juan del Carmelo, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2010

Amar en el gozo, amar en la tristeza

Entrada en el más allá

Perfección espiritual

¿Es bueno ironizar?

Deseos de semejanza

Lo que no es posible

¡Tu paciencia, Señor!

Semejanza

Historia de una ranita

A vueltas con San Pío de Pieltrecina

Voluntad de entrega

Temas de conversación

San Pío de Pieltracina, un santo milagrero.

Castillo interior

¡Mi vocación es el amor!

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2014 (9 artículos)

AGOSTO 2014 (16 artículos)

JULIO 2014 (15 artículos)

JUNIO 2014 (15 artículos)

MAYO 2014 (16 artículos)

ABRIL 2014 (15 artículos)

MARZO 2014 (15 artículos)

FEBRERO 2014 (14 artículos)

ENERO 2014 (16 artículos)

DICIEMBRE 2013 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (15 artículos)

OCTUBRE 2013 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (15 artículos)

AGOSTO 2013 (15 artículos)

JULIO 2013 (16 artículos)

JUNIO 2013 (15 artículos)

MAYO 2013 (15 artículos)

ABRIL 2013 (15 artículos)

MARZO 2013 (16 artículos)

FEBRERO 2013 (14 artículos)

ENERO 2013 (16 artículos)

DICIEMBRE 2012 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (15 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (15 artículos)

AGOSTO 2012 (15 artículos)

JULIO 2012 (16 artículos)

JUNIO 2012 (15 artículos)

MAYO 2012 (15 artículos)

ABRIL 2012 (15 artículos)

MARZO 2012 (16 artículos)

FEBRERO 2012 (14 artículos)

ENERO 2012 (16 artículos)

DICIEMBRE 2011 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (15 artículos)

OCTUBRE 2011 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (15 artículos)

AGOSTO 2011 (15 artículos)

JULIO 2011 (16 artículos)

JUNIO 2011 (15 artículos)

MAYO 2011 (15 artículos)

ABRIL 2011 (15 artículos)

MARZO 2011 (16 artículos)

FEBRERO 2011 (14 artículos)

ENERO 2011 (15 artículos)

DICIEMBRE 2010 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (15 artículos)

OCTUBRE 2010 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (15 artículos)

AGOSTO 2010 (16 artículos)

JULIO 2010 (15 artículos)

JUNIO 2010 (15 artículos)

MAYO 2010 (16 artículos)

ABRIL 2010 (15 artículos)

MARZO 2010 (16 artículos)

FEBRERO 2010 (14 artículos)

ENERO 2010 (15 artículos)

DICIEMBRE 2009 (16 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (15 artículos)

OCTUBRE 2009 (15 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (14 artículos)

AGOSTO 2009 (13 artículos)

JULIO 2009 (14 artículos)

JUNIO 2009 (12 artículos)

MAYO 2009 (7 artículos)

Lo más leído
1 De ese fraile gracias al cual el Quijote pudo ver la luz
2 ¿Influyen los escoceses católicos de la serie «Outlander» –con escenas de sexo– en el referéndum?
3 El cura veloz: trepa 11 km en una hora, gana medallas de oro y atiende sus cuatro parroquias
4 Católicos y budistas unidos en Saigón contra un plan para derruir templos y crear un barrio sin Dios
5 Oponerse al aborto, incluye…
6 De la Evangelii Gaudium del Papa Francisco y la unidad de España
7 Antes que pelear o tolerar, hay que dialogar.
8 La valentía de las monjas …
9 Jaime González desmonta al PP sobre el aborto: «¿Los votos cuentan más que los principios?»
10 Irán condena a muerte a blogger por insultar a Muhammad