Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.
Los blogs de Religión en Libertad
                    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Accede a nuestros RSS
Inicio / Blog

18 horas del 6 de agosto, en el Triunfo de Antequera

Jorge López Teulón

6 agosto 2011

Recordamos hoy a los siete Capuchinos mártires de Antequera. A estas horas los cuerpos de cinco de los siete capuchinos del Convento de Antequera yacen por el suelo ante las puertas de su propia casa. Podéis conocer la historia entrando en el blog:
Fray Alfonso Ramírez Peralbo nos explica los sucesos ocurridos hace 75 años. La causa de canonización de los mártires capuchinos de Antequera se halla en Roma desde 1997. Estos son los nombres de los Siervos de Dios:
·         Fray Ángel de Cañete (José González Campos)
·         Fray Gil del Puerto de Santa María (Andrés Soto Carrera)
·         Fray Ignacio de Galdácano (José Mª Recalde Maguregui)
·         Fray José de Chauchina (Alejandro Casares Menéndez)
·         Fray Crispín de las Cuevas de San Marcos (Juan Pérez Ruano)
 
·         Fray Luis María de Valencina (Jerónimo Limón Márquez), fue asesinado el 3 de agosto en el Callejón de los Urbina de Antequera.
·         Fray Pacífico de Ronda (Rafael Rodríguez Navarro), fue fusilado el 7 de agosto. Detenido en el calabozo de la Comisaría de Policía municipal de los Remedios de Antequera, le hace creer que ha sido puesto en libertad y le disparan nada más salir.

Relato del martirio
Dentro del convento, los religiosos tenían la consigna de reunirse en la iglesia apenas notaran algún signo externo de peligro. En la mañana del día 6 de agosto se oyeron disparos en la proximidad del convento, los religiosos corrieron a la iglesia y el P. Gil del Puerto consumió las Sagradas Especies. Poco después, el P. Ángel de Cañete, que era el Padre Guardián se asomó a la explanada, por la ventana del coro, y tranquilizó a sus compañeros ya que aquellos disparos que se habían oído no habían ido dirigidos al convento y pidió que todos encomendaran al Señor a aquellas personas que en esos momentos habían sido asesinadas.
A las cinco de la tarde llamaron fuertemente a la puerta. Doce escopeteros, bien armados, pedían a grandes voces la salida rápida de los religiosos. El P. Guardián comprendió inmediatamente de qué se trataba y salió el primero. Los demás religiosos, aferrados fuertemente a su crucifijo, y, vestidos con el hábito capuchino, se pusieron en fila junto a la puerta del convento.
El P. Guardián, arrodillado ante ellos, les recordaba las muchas limosnas que, en aquella misma portería, se habían repartido, diariamente, a los pobres; la inmensa caridad que siempre se había tenido allí mismo con los obreros y los necesitados y que eran inocentes de los crímenes por los que querían quitarles la vida. Varias veces repitió ante ellos aquella súplica tratando de convencerles, pero ellos, insensibles a todo ruego, no se conmovieron.
Bastaba haber conocido un poco al P. Ángel de Cañete para comprender con cuánta razón les dirigía aquellas súplicas, ya que por todas partes, era conocido como el padre de los pobres y de los más necesitados. Precisamente él era el que buscaba trabajo a los parados, o ayudaba con generosas limosnas a los más pobres.
Los revolucionarios -escribió el Diario La Unión, de Sevilla, el 29 de agosto de 1.936 en su edición de la tarde- al asesinarlo despiadadamente, han estado una vez más en contradicción con ellos mismos. Porque el P. Ángel era un verdadero padre de los pobres. Su celda era una agencia de colocaciones: su maquinilla, antigua y desvencijada, escribía sin cesar docenas de cartas, con­testación a las peticiones de favores, trabajo y limosnas, importu­nando a sus amigos y poniendo al servicio de los obreros su actividad prodigiosa. Nada para sí, ni por su propio medro o interés, sino que su lema era: todo para obras de caridad y socorro de los necesitados. Salir el P. Ángel a la calle y recibir continuas muestras de agradecimiento de sus protegidos, era una misma cosa. Lo mismo ocurría en las fábricas, en los tranvías, estaciones del ferrocarril y donde quiera que posara sus plantas, dejaba una colonia de obreros, a los que él desinteresadamente les había proporcionado un decoroso bienestar.
Apóstol de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús y del Amor Misericordioso, su ideal más ferviente fue la implantación del Reinado Social del Corazón de Jesús en España, que viene a reinar pisando la alfombra roja de su sangre”.
“-Y, ¿por cuál de todos estos servicios me queréis fusilar?”, continuó diciendo el P. Ángel arrodillado ante sus verdugos.
Su comportamiento estaba claro. Aquellos corazones endurecidos,  y por un momento indecisos, se quedaron pensativos ante las tiernas súplicas del religioso. Y dicen que uno de aquellos escopeteros al oír aquellas palabras tan llenas de amor y de bondad, se echó sobre él y lo abrazó prorrumpiendo en un gran llanto...
“-¡Ya está bien de palabras de ese tipo!”, dijo uno. “¡Salid, todos!”, añadió. Y acompañó esta orden con malas palabras llamándolos cobardes y afeminados. Una gran multitud los esperaba en la explanada del convento, y ante la aparición de los religiosos, prorrumpió en obscenas exclamaciones y vociferando y gritando los acompañó hasta el Triunfo, monumento levantado en el centro de la explanada, y que la piedad de los antiguos padres había erigido en honor de la Inmaculada. Sobre una airosa columna estaba colocada la imagen de la Virgen María que en ese preciso momento parecía sonreír como una promesa, mientras que sobre la fachada de la iglesia, la estatua del Seráfico Padre S. Francisco, se levantaba gigantesca como una bendición…
El P. Guardián, teniendo entre los labios un pequeño crucifijo, llegó hasta la verja que rodea el monumento, y allí se apoyó como para pedir la ayuda de la Virgen siendo abatido por el fuego de las balas. Al caer herido de muerte salpicó con su sangre el monumento de la Virgen. El cadáver del nuevo mártir dirigía su mirada, sonriente, al cielo, estrechando y apretando fuertemente con sus labios el pequeño crucifijo.
 
En el Triunfo de la Inmaculada
Tras fusilar al Padre Guardián, P. Ángel de Cañete, salió a continuación el P. Gil del Puerto de Santa María, prefecto de estudios del Colegio. “Caminaba, refiere el cronista, detrás de su P. Guardián recitando el breviario, cuando una fuerte descarga de fusil lo derribó antes de llegar a la verja”.
Y siguió el P. Ignacio de Galdácano. Un disparo de escopeta le destrozó el hombro. Al sentirse herido alzó los brazos al cielo, miró a la Virgen, vitoreó a Cristo Rey, mientras que una segunda descarga lo derribó cayendo bañado en su propia sangre. Fray José de Chauchina, religioso clérigo, diácono, con Fray Crispín de Cuevas, cayeron cerca de sus hermanos, apretando entre sus manos el santo Rosario.
En el horizonte el sol, primero, se puso rojo, después, negras nubes amenazadoras lo ocultaron. El sol había perdido su brillo. Sus últimos rayos orlaban de gloria aquella sangre, derramada como la de Cristo, el mártir del Calvario. Eran como cinco rosas rojas, inmoladas en el ara de la cruz, a los pies de la Virgen Inmaculada, reina de los mártires, que venían a engrosar la larga lista del martirologio franciscano-capuchino... Tarde de gloria en la fiesta de la Transfiguración del Señor, aquel 6 de agosto de 1936.
ReL te regala todos los días un trozo de Cielo… pero necesitamos tu ayuda para seguir haciéndolo
Volver arriba
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
¡No te pierdas las mejores historias de hoy!
Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria
1 COMENTARIO
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Clave (obligatorio)
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado. Para registrarse pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
  
  REGISTRO PARA COMENTARIOS
Para comentar las noticias y artículos de Religión en Libertad es preciso registrarse. Para ello sólo es necesario dar un nombre o apodo ("nick"), una dirección real de correo electrónico y una clave. El usuario recibirá en su cuenta de correo electrónico una petición de confirmación. Una vez confirmado el registro, ya podrá introducir los comentarios que desee, sin más que teclear su clave. El nombre o "nick" se mostrará, no así la dirección de correo electrónico.

Religión en Libertad eliminará del registro a todos los usuarios que reiteradamente introduzcan comentarios inapropiados u ofensivos, que en cualquier caso serán eliminados.

CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de religionenlibertad.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Religionenlibertad.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.

Comentarios

manu
10/08/2011
Autentica memoria historica.
GraciasJjorge por estos testimonios de autentica memoria historica, seguro que no hacen peliculas con estos relato,s faltaria más que al demonio se le escapara esa diligencia.
RSS   Añádenos a igoogle  Añádenos a Yahoo  Añádenos a Windows Live  Añádenos a Netvibes  Añádenos a Wikio  Añádenos a Bloglines
Jorge López Teulón
Jorge López Teulón (Madrid 1970). Tras cursar los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Ildefonso, recibe la ordenación sacerdotal, el 25 de junio 1995. Sus años de ministerio sacerdotal los ha desarrollado en la ciudad de Talavera de la Reina (Toledo). Delegado de Medios de Comunicación Social en la Vicaría de Talavera (1996-2005). Se le encargó durante un quinquenio (1998-2002) la retransmisión para el territorio nacional de la Misa dominical retransmitida por la Cadena COPE. Desde 1996 es el Capellán del Colegio Compañía de María de la Orden de Hijas de María Nuestra Señora en Talavera.

En el año 2002 fue nombrado Postulador de una Causa de más de 900 mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939, para la Provincia eclesiástica de Toledo y la diócesis de Ávila.

Ha creado la página www.persecucionreligiosa.es , primera página en lengua española dedicada exclusivamente a este tema.

También ha creado la página www.cardenaldonmarcelo.es

Jorge López Teulón, jorgelteulon@gmail.com, es autor, editor y responsable del Blog Victor in vínculis, alojado en el espacio web de www.religionenlibertad.com
ARCHIVO
SEPTIEMBRE 2017

Virgen de Nuria: sacrílego robo en 1967

Virgen de Nuria, el exilio de 1936

Concurso nacional de dibujo. BARBASTRO 2017

V Jornadas Martiriales: 27-29 de octubre

¿Qué hacía Pío XI en 1936? (y 2)

¿Qué hacía Pío XI en 1936? (1)

Domingo 24 T.O. (A) y pincelada martirial

¿Qué hacía el beato Anselmo Polanco en 1936?

¿Qué hacía el beato Álvaro del Portillo en 1936?

¿Qué hacía San Josemaría en 1936?

¿Qué hacía Santa Faustina en 1936?

Domingo 23 T.O. (A) y pincelada martirial

¿Qué hacía el Hno. Rafael en 1936?

¿Qué hacía Don Manuel en 1936?

¿Qué hacía M. Maravillas en 1936?

Burlas y sacrilegios fotografiados

Domingo 22 T.O. (A) y pincelada martirial

Fátima y los Mártires de España (y 2)

Fátima y los Mártires de España (1)
AGOSTO 2017

La Cruz, el Perdón y la Gloria

Domingo 21 T.O. (A) y pincelada martirial

Nostre Senyor Robat de Onil

Domingo 20 T.O. (A) y pincelada martirial

El Cardenal Sarah en La Vendée

Los niños "mártires" de Fátima (y 3)

La Asunción de la Virgen (A) y pincelada martirial

Domingo 19 T.O. (A) y pincelada martirial

Los niños "mártires" de Fátima (2)

Los niños "mártires" de Fátima (1)

Raguer & Cárcel Ortí (sobre la Carta Colectiva)

La Transfiguración explicada por un mártir (2)

La Transfiguración explicada por un mártir (1)

La "Carta Colectiva" por Guerra Campos

El Mártir de la "Carta Colectiva"

Ayudadnos a difundir la verdad (Carta Colectiva)

Ver posts de otros meses

JULIO 2017 (19 artículos)

JUNIO 2017 (14 artículos)

MAYO 2017 (18 artículos)

ABRIL 2017 (23 artículos)

MARZO 2017 (24 artículos)

FEBRERO 2017 (19 artículos)

ENERO 2017 (18 artículos)

DICIEMBRE 2016 (15 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (18 artículos)

OCTUBRE 2016 (24 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (11 artículos)

AGOSTO 2016 (13 artículos)

JULIO 2016 (17 artículos)

JUNIO 2016 (30 artículos)

MAYO 2016 (31 artículos)

ABRIL 2016 (23 artículos)

MARZO 2016 (12 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (14 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (20 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (13 artículos)

MAYO 2015 (13 artículos)

ABRIL 2015 (13 artículos)

MARZO 2015 (10 artículos)

FEBRERO 2015 (8 artículos)

ENERO 2015 (14 artículos)

DICIEMBRE 2014 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (13 artículos)

OCTUBRE 2014 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (12 artículos)

AGOSTO 2014 (15 artículos)

JULIO 2014 (10 artículos)

JUNIO 2014 (12 artículos)

MAYO 2014 (20 artículos)

ABRIL 2014 (26 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (9 artículos)

ENERO 2014 (10 artículos)

DICIEMBRE 2013 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (12 artículos)

OCTUBRE 2013 (13 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (11 artículos)

AGOSTO 2013 (10 artículos)

JULIO 2013 (9 artículos)

JUNIO 2013 (8 artículos)

MAYO 2013 (11 artículos)

ABRIL 2013 (9 artículos)

MARZO 2013 (8 artículos)

FEBRERO 2013 (9 artículos)

ENERO 2013 (14 artículos)

DICIEMBRE 2012 (18 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (17 artículos)

OCTUBRE 2012 (16 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (10 artículos)

AGOSTO 2012 (12 artículos)

JULIO 2012 (8 artículos)

JUNIO 2012 (11 artículos)

MAYO 2012 (6 artículos)

ABRIL 2012 (9 artículos)

MARZO 2012 (9 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

ENERO 2012 (9 artículos)

DICIEMBRE 2011 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (36 artículos)

OCTUBRE 2011 (32 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (35 artículos)

AGOSTO 2011 (47 artículos)

JULIO 2011 (23 artículos)

JUNIO 2011 (8 artículos)

MAYO 2011 (7 artículos)

ABRIL 2011 (8 artículos)

MARZO 2011 (9 artículos)

FEBRERO 2011 (9 artículos)

ENERO 2011 (9 artículos)

DICIEMBRE 2010 (11 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (12 artículos)

OCTUBRE 2010 (8 artículos)

PortadaVaticanoEspañaAmérica LatinaVida y familia Historias de conversiónHistorias de evangelizaciónOpiniónBlogsVídeosHEMEROTECA
Sobre Nosotros Servicios Legal Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Accede a nuestros RSS
Accede a nuestros RSS